Hoy leí un artículo llamado “No quiero ser madre ¿y?” escrito por Adriana Balaguer y lo que me causó más curiosidad fueron los comentarios de las personas.
Dichos comentarios me hicieron pensar en si «ser madre es una opción no una obligación». Hay personas que piensan aún como la era de piedra. Donde las mujeres vinieron al mundo a procrear y a nada más. El que estén trabajando y siendo independientes es ya algo medio aceptable pero imperdonable, ¿Qué les pasó a estas personas? ¿Fueron criadas por quién?

Padres

Igualmente otros comentarios me causaron mucha risa y mucho pesar, porque aún seguimos viviendo en un mundo donde no existe el respeto por la opinión y los deseos de cada quién.
Por más “anormales” que parezcan, cada persona está en su derecho de decidir qué quiere hacer con su vida, su cuerpo y entre esas cosas está el si quieren ser madres o no.
Para resumir creo que algunas quieren ser madres y llenarse de angelitos. Eso «está bien». Otras quieren vivir una vida sola …“egoístas”. Como dijo una persona que comentó en este artículo, pero felices en su mundo.
[piopialo vcboxed=»1″]Para estar completa en la vida no necesariamente tienes que ser madre[/piopialo]
Ese cuento de que “para realizarte tienes que hacer lo que debes como mujer, sino viniste a nada a este mundo” no lo creo.
Estoy de acuerdo en el libre albedrío y si quieres tener mil hijos, está bien por ti, lo importante es que sea tu decisión, tengas el modo y sobre todo puedas criarlos bien, pues ahora se ven unos mal criados, que provoca devolverlos por donde vinieron, porque son terribles y lo único que uno puede pensar es qué pesar, pobres padres, ¿qué ejemplo le dieron, qué hicieron mal para haber tenido esos monstruos?
Entonces la pregunta aquí sería “¿Qué clase de personas estás criando?”

Una invitación a reflexionar

Madre con su hijoAsí que la invitación es que antes de traer chinos al mundo trata de ser una mejor persona tú, porque luego no abra tiempo ni para dormir, porque ya tu vida será la de otro y para otro.
Así digan que no es cierto que los hijos no te quitan identidad, puedes estudiar y seguir siendo una persona individual, etc, etc, mira a tu alrededor y dime, ¿Las personas que conoces con hijos son las mismas? ¿De qué hablan cuando están juntos? ¿Cuáles son sus prioridades y sus nuevos gustos?
Ya no son ellos, son sus hijos (y así tiene que ser…. Como dicen por ahí: «para eso ya viviste tu vida»)

Una decisión de cada persona: ser madre es una opción no una obligación

Es cierto que muchas personas se arrepienten de su decisión, pero eso no quiere decir que aquellas que no tuvieron hijos son infelices e incompletas.
Conozco a muchas que están satisfechas con su vida, sus logros y el camino que decidieron tomar y nunca se han arrepentido de su decisión y no por eso son malas personas, malas mujeres o están “frustradas”. Simplemente piensan diferente y está bien.
Lo otro que también es verdad y lo cual comenta el artículo es el hecho de sentirse cuestionado sobre tu decisión o tus preferencias cada vez que hay una reunión familiar, un matrimonio o alguien va a tener un hijo .
¿Por qué la sociedad es así. Por qué todos piensas que si te casaste o llevas viviendo con tu pareja 5 años es hora de pensar en la familia?
¿Por qué la iglesia y la sociedad lo exigen? Entonces siempre te preguntarán “y para cuándo….”, “se te está yendo el tren”, ”entre más rápido mejor, luego serás abuela (o)” …..
Pero esto se debe a que las personas que te lo dicen tienen una mentalidad cerrada al respecto y nunca los harás cambiar de opinión.
Siempre te verán con lastima y con indiferencia tu decisión, pero se resignarán y les tocará afrontar que por tu lado no conocerán “la pinta” y que estarás sola y disfrutarás la vida más que ellos. Gracias a «esta terrible decisión que tomaste»
PD. Qué risa ese cuento del cáncer… un lector dijo textualmente

a la larga ese órgano que se te fue otorgado desde el nacimiento te puede producir un cáncer por no usarse…

¡Por Dios! es lo más ridículo que he leído por aquí. La ignorancia es atrevida. Entonces dime: Aquellas personas que tienen cáncer y tres hijos, ¿Qué les paso? ¿Lo utilizaron mucho?

¿Qué piensas tú al respecto? Es egoísmo, pensar mucho en la sobre-población. Es vanidad. Es problema de cada quién. Estas personas que no quieren tener hijos están dañando la imagen y el trabajo que las mujeres vinieron a hacer al mundo ¿Qué crees?

9 comentarios

  1. Uf, decisión libre?
    Es muy complicado discernir si la decisión que tomas es libre o no, contando con toda la carga educacional que nos han embutido durante nuestras vidas. Hay que auto- analizarse y auto- diagnosticarse para diferenciar qué es lo que quieres o te va mejor a ti como persona individual (según tu personalidad, tus inetereses…) y qué es aquello que la sociedad quiere que quieras… Es como el tema de publicidad. Quieres realmente esa crema, esos zapatos, ese móvil o solo crees que los deseas por mera manipulación. Esto es muy peligroso porque supongo que hay mucha gente que solo se da cuenta de que aquello no es lo que querían hasta que no están metidos hasta el cuello. Pero ellos no te lo dirán. Puede que su comportamiento sí que les delate. Pero no te preocupes, aunque eso ronde por su fuero más interno, no lo admitirán jamás, a veces incluso no serán ni conscientes de su error.

  2. Como casi todas, tengo una tía que me ve como un útero andante, y nota ella, con suma preocupación, que he pasado un número considerable de abriles sin concebir.
    Comprendo que la concepción de mi tía, como la de muchas otras tías, es un rezago de esa época de prolija descendencia en esta parte del país, en la que tener hijos resultaba un negocio fructífero y hasta capitalista.
    Y es que en aquellas calendas, las mamitas, excluídas del mundo de los negocios y la preparación académica, venían hechas sólo para dar amor, mucho amor, eso sí, en la casa. Y cuando se da tanto amor se corre el riesgo de entregar hasta el amor propio o, de recibir muy poco. Pero volvamos al negocio familiar: Tener muchos hijos varones que ayudasen a crecer la empresa familiar, o muchas hijas que contrajesen matrimonio para mejorar la posición económica, era toda un negocio.
    Lo que no se previó, era que incluso hasta estos pueblos enclavados en las montañas y afortunadamente alejados de las crecientes urbes, también llegaría el fenómeno de la realización personal, de la proyección como persona, del crecimiento integral, de la elección de vida. Aquí también alcanzó a cobrar vida el mito de la caverna, sobre todo en el asunto de la maternidad.
    Hoy, afortunadamente podemos decir a voz en cuello que no queremos hijos por la razón que sea: porque ya no vienen -como decía mi abuelita- «con el pan debajo del brazo»; porque proyectamos otras formas de realización personal como la academia o el amor sin hijos; porque a algunos nos parece mas rico pasear, rumbear, leer, dejarse amar, mejor dicho, opciones es lo que hay.

    1. Jinneth tienes razón la vida ha cambiado mucho, las mujeres y la sociedad también, pero eso no ha sido un cambio total y en muchas sociedades se piensa que la mujer tiene un papel importante y casi intransferible y si no tiene hijos ha perdido su tiempo en el mundo, lo cual es un pensamiento muy estricto y muy triste, pero así es la vida. Lo importante pienso yo es que cada quien tome la decisión libremente sin presiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.