Las personas que esconden barriga, y no me refiero a los gorditos, la bananera o los conejos. Me refiero a las barrigas de embarazo y no porque no quieran al bebé o porque no piensen tenerlo, simplemente porque se encuentran en negación y aún quieren llevar una vida “normal” sin que esa presencia en su estomago dañe dicha imagen en sus vidas.
Aunque claro, la negación a veces va a un punto más elevado y hay personas que lo ocultan o niegan hasta el último momento. Como si el pequeño critter que crece en la panza nunca fuera a conocer la luz.

Cigüena BebeViendo una serie de televisión, la protagonista trata de llevar una vida normal, sin querer que nadie sepa lo que ocurre realmente, como si con eso lograra que las cosas no hubiesen dado como resultado un bebé.
Esta situación, me hizo recordar de una conocida, que en mi época de juventud, negó a todo el mundo que estaba embarazada.
Lo más chistoso de todo, es que era de esas chicas que no dejaban salir sola. Nunca. Pero como todas aquellas personas a las que prohíben cosas, encontró la manera de escaparse y de ese impulso de “libertad” ahora tiene un niño casi adolescente.
El cuento va, a que el padre del susodicho, era amigo mío y llegó feliz contando su hazaña.
No sólo el hecho de que se haya coronado a la chica, porque estaba enamorado de ella. Sino que con su semilla habían creado un lindo retoño.
La chica lo negaba a más no poder. Sus padres se volvieron más protectores y no la dejaban salir sino al colegio y cuando un ex de ella, también amigo mío apareció de vacaciones y se enteró de “la última”, porque todo el mundo hablaba de ello.
Él se puso de su parte diciendo: “no creo, ella jamás haría eso con ese tipo, si yo no pude llegar a primera base, no es posible” y fue y valientemente la encaró y le preguntó. ¿Qué creen que paso? Que lo negó en su cara y 5 meses después por ahí había una criatura lo más de linda que después de unos meses le decía “mamá”…
Ahhh pueblo chiquito infierno grande, dicen por ahí.
Sin embargo, creo que el infierno se lo arma uno mismo… La chica pensó que podía ocultarlo ¿Qué, de por vida? Es de esas cosas que no logro entender, pero que pasan con más frecuencia de la que uno puede imaginarse…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.