Apego

Apego a las cosas materiales

Para algunas personas desapegarse de los objetos materiales puede ser más difícil que hacerlo de las personas. Yo no digo que sea la mejor desapegándome, pero creo que soy bastante práctica en ese sentido y puedo dejar las cosas que no necesito, si no me son útiles o necesarias. No por eso es más fácil, simplemente se hace menos complicado.

Se dice que el apego a la gente, los objetos o animales puede llegar a ser un problema Psicológico, una falta o carencia de algo y la necesidad de sentirnos queridos, protegidos o que hacemos parte de un todo. Hay varias teorías al respecto, sin embargo lo que me interesa en este momento es el apego a los objetos materiales, de cualquier tipo, desde papeles; muñecos; ropa; zapatos; bolsos; lociones; películas; música; libros; cuadros; enseres; entre muchas otras cosas.

Sin embargo, cuando viajas o cambias de vivienda te das cuenta de la cantidad de basura que acumulas, de tantos objetos sin sentido que te “llenan” por un momento, pero que a la final lo único que hacen es recibir polvo o estar almacenadas en espera de ser usadas, pero que difícilmente podrán tener la oportunidad de ello, pues el tiempo es demasiado corto y a veces no alcanza para que volvamos a disfrutar de ciertas cosas que seguimos guardando y guardando y guardando a través de los años.

Así que dejemos de acaparar, almacenar y retener los objetos, de trasladar nuestra felicidad, tristeza o esperanza en cosas materiales creyendo que no podremos vivir sin esas cosas y sufriendo ante la ausencia de las mismas. Aprendamos a desprendernos y valorar cosas mucho más importantes como el crecimiento espiritual, la familia, los amigos, las relaciones. No olvidemos que cargar muchos objetos llena nuestras maletas físicas y mentales y todo esto nos detiene y hace mucho más lento nuestro camino por esta vida.

No digo, con esto, que salgas y vendas todo, que te conviertas y dejes las cosas materiales. Para nada, todos necesitamos cierta “comodidad”, lo que te digo es que no le des más importancia de la que tiene, si el día de mañana tienes que salir de algo que no te duela, que no signifique tristeza o dolor, por el contrario que sea una forma de empezar nuevamente, de buscar cosas nuevas, experiencias, emociones, personas, sin sentimientos negativos en tu interior, tan solo alegría y optimismo en tu corazón.

Te dejo la siguiente reflexión:

Se cuenta que un turista americano fue a la ciudad de El Cairo, en Egipto, con la finalidad de visitar a un famoso sabio. El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno únicamente de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.

- ¿Dónde están sus muebles? -preguntó el turista.
- ¿Y dónde están los suyos…? -respondió rápidamente el sabio
- ¿Los míos? -se sorprendió el turista- …¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!-
- Yo también… -concluyó el sabio-. La vida en la tierra es solamente temporal… Sin embargo, algunos viven acaparando como si fueran a quedarse aquí eternamente.”

#FraseDelDia “Yo necesito pocas cosas y las pocas que necesito, las necesito poco” San Francisco de Asís

Sígueme en:

Diana Garcés

Soy viajera, curiosa, positiva, amante de la vida, la naturaleza y con ganas constantes de aprender y conocer cosas nuevas. Me gusta expresar mis pensamientos, dudas, inquietudes y descubrimientos por medio de mis blogs: dianagarces.com - hablandodesexo.com y miblogdecineytv.com
Sígueme en:

Latest posts by Diana Garcés (see all)

Si quieres seguir por aquí, tal vez te animes a leer:

Posted in Pensamientos and tagged .

Comenta y participa de la discusión

5 Comments

  1. Pues la frase está muy inclusive, es verdad eso de apegarse a cosas y más cosas, lo ideal sería andar ligeros de equipaje en todos los sentidos.

    • Sin embargo, es más difícil para algunas personas, no sé por qué o a qué se debe, pero el apego es como una enfermedad, a veces duele tanto dejar ciertas cosas que hace que la vida no sea tan feliz como debería ser :)

  2. Totalmente de acuerdo contigo. Y de esto solo te das cuenta cuando haces mudanzas y no entran las cosas en el coche o en la maleta :S.
    Gracias a estas mudanzas soy mucho menos consumista. Me pienso mucho mucho el comprarme algo nuevo e intento no comprarme nada si no es porque realmente lo necesite.
    Muy buena la foto! ¿De donde la sacaste?

    • Jajaja sí la imagen es genial, la saqué de alguna Web, ni idea, no lo recuerdo si te digo la verdad fue hace muchooo tiempo :D

      Genial eso de que ahora seas más consciente de lo que vas a comprar, creo que eso es importante :)

  3. Pingback: Cómo resulté un día en Angkor Wat | Diana Milena Garcés

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
  1. […] es que la aventura me sirvió para muchas cosas, pero sobre todo para descubrir que cada vez estoy menos apegada, que aunque me da algo de rabia que Jaime no cumpla alguna de las cosas que me promete, entiendo […]