Ayer descubrí que tengo una gran debilidad y como toda debilidad no es algo que me enorgullezca, y más aún que quiera compartir con el mundo. Sin embargo, identificarlo creo que es el primer paso para una recuperación.
Al menos yo quiero recuperarme y no sentir esa impotencia que sentí, ese dolor, tristeza y soledad al saber que algo me hace débil, pero sobre todo me hace muy infeliz y eso es algo que no me gusta sentir, que no quiero tener en mi mente, en mi corazón y sobre todo en mi vida.
Esto último fue lo que me hizo abrir los ojos y buscar la manera de hacer algo para que esa impotencia se convierta en una fortaleza.
No se si a ustedes les habrá pasado alguna vez, yo confieso que a mi sí, casi no me recupero la primera vez. Fue difícil y pensé que la tenía dominada. Sin embargo, es la misma debilidad de antes, con unos atenuantes diferentes, pero en el fondo es la misma y eso me da aún mucha más impotencia, porque creía que ya lo había superado, que no existía.
Pero que va, ayer me agarro con fuerza y me hizo sentir miserable y completamente desamparada y sola, que es la ironía de todo. Estoy en Colombia, carajo, en mi casa, con mi familia y nunca me había sentido tan sola (ni siquiera en estos casi 4 años fuera de mi país y lejos de todo el mundo) y lo que más me duele es que estoy segura que no va a ser la primera vez que me vaya a pasar, no hasta que no me quite esta debilidad.
Ya veremos como me va, pero he dado los primeros pasos que son:

  • Identificar que tengo un problema,
  • que necesito ayuda,
  • que quiero trabajar en ello.

Luego vendrá lo difícil, empezar un nuevo camino e ir descubriendo poco a poco las mejores rutas que me lleven a ser más feliz, sin esta debilidad.
Porque una cosa tengo clara, no quiero sentirme como me siento en este momento.

8 comentarios

  1. Pingback: Hoy – Lactómeda
  2. Yo he sufrido mucho desde el mes de julio por una mujer casada veinte años mayor que yo, descubri que no quiere saber nada de mi, ahora ya lo tengo superado. Lo que no me explico es como alguien a quien ya no veia ni tenia contacto me enamora locamente y me hace tanto daño, fue una compañera de trabajo a la que hace mas de un años que ni veo ni se nada de ella ni quiero saberlo por el daño que me ha hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.