Algunos hemos disfrutado de los trasteos o cambios de residencia en nuestro país de origen.
Personalmente viví algunos en mi juventud mientras residía en Sevilla, luego cuando viví en Cali, cuando me fui a Bogotá y por último el regreso a Sevilla.
Además de eso he ayudado en otros tantos y sé lo que todos sabemos de un trasteo: hay que empacar muy bien, guardar con cuidado las cosas que puedan romperse, tratar de botar lo que más se pueda y no se utilice mucho, pues a veces guardamos tanta basura y cargamos con ella a donde quiera que vayamos…
Contratar un buen carro de mudanzas y llevar las cosas delicadas en coche o a la mano.

Qué llevar cuando vas a vivir por mucho tiempo en otro país

Pero ¿Qué pasa cuando el trasteo te limita a un tope de peso y este cambio es a otro país donde no sabes si lo que tienes en tu casa te va a servir en el nuevo lugar de residencia?
Bueno la verdad es que allí la cosa se pone un poco más difícil. Lo importante es tener claro que las aerolíneas permiten (hoy en día) para viajes internacionales llevar dos piezas de 23 kilos cada una.
Adicional a ello una maleta de mano con ciertas medidas básicas (para que quepan en los compartimientos del avión).
Con esto puedes darte una idea de qué puedes empezar a meter en las maletas.
Averigua en que época del año están en el país de destino, no te vayas a poner a llevar 20 blusas escotadas y pantalonetas si vas a Europa después de octubre. Estas prendas no te servirán de nada hasta junio del año siguiente.
Así que sería innecesario llevar esto. Igualmente para qué vas a llevar un poco de chaquetas o buzos si vas entre abril y septiembre, cuando son épocas del año más calientitas.
Estas prendas te van a servir después de octubre y de seguro en el país que vayas vas a conseguir ropa económica (pues cuando es pasada la temporada la conseguís a muy buen precio).
Así que en la medida de lo posible no te encartes, igualmente no lleves aquel vestido que llevas años guardando esperando que te sirva, pues se dice que uno tiende a engordar en otro país, ya sea por la depresión o por la buena comida que se ve allí.
Así que no cargues con cosas esperando un milagro… Eso no quiere decir que no lleves ni un buzo o una blusa escotada, no exageremos las cosas, simplemente no abusemos llevando cosas innecesarias.
Lo mismo pasa con los zapatos. Deberías llevar los más cómodos y sobre todo los que te sirvan según la estación.
Igualmente trata de lleva ropa interior cómoda y en buen estado. Recuerda que es posible que en el aeropuerto te esculquen todo.
En cuanto a tus objetos escoge solo aquellos que pueda serte útiles. No lleves la licuadora, la olla arrocera o cosas por el estilo, pues en otro país cambia mucho lo que es los conectores y tal vez lo que lleves no te sirva.

Aunque quieras llevarte la casa entera, escoge sólo lo esencial

Lleva para empezar algunas cosas como sabanas, toallas, de pronto un pocillo, un plato (ojalá plástico para que no se te dañen), y cubiertos, todo esto para iniciar. Si viajan dos, de a dos, si vas solo pues un juego de cada cosa.
Eso sí intenta llevar cosas livianas, si vas a empacar libros que sean los favoritos, los demás los puedes conseguir luego o te los pueden hacer llegar.
Lo otro es que los bajes / compres en Internet y te ahorras un resto de dinero y espacio.
Como recomendación te tengo que averigües el voltaje del país al que vas a ir, para que consigas un convertidor de ser necesario para que puedas conectar el secador o lo que sea que vayas a cargar que necesite energía. En nuestro caso los portátiles.

Qué llevar en la maleta de mano

Igualmente intenta llevar en la maleta de mano una o dos mudas, pues no sabes lo que pueda pasar con tu equipaje y en caso de demora en la llegada o se pierda, por lo menos tienes algo que ponerte mientras esperas. Esto puede pasar con más frecuencia de la que uno se imagina.
En la maleta de mano lleva tus documentos: pasaporte, cédula, pasado judicial, vacuna contra la fiebre amarilla, registro civil actualizado… Mejor dicho lo que puedas (de documentación tuya), pues uno no sabe que pueda necesitar.
Igualmente trata de sacarle fotocopia a tu pasaporte, en caso de pérdida una copia te puede ser muy útil. Lleva datos de direcciones de interés, como aerolíneas, hospitales, policía, migración.
En casa deja una foto actualizada y copia de tus documentos, en caso de que te pase algo puede serles muy útil.
Deja los datos de la aerolínea, horarios de vuelo, escalas, información del lugar donde llegas (si tienes teléfonos, direcciones), para que puedan llamarte y saber cómo estás.

No olvides cuando llegues

Recuerda registrarte en el Consulado de tu país de origen más cercano a tu lugar de residencia, si vas a un país que hable otra lengua procura aprender este idioma, esto te permitirá integrarte mejor a esta nueva sociedad.

21 comentarios

  1. Excelentes consejos Diana, al momento de irse pueden ser muchas las cosas que queremos llevarnos, pero como dices hay que tener solo lo esencial, sobre todo cuando está la intención de volver.
    Un saludo y gracias por compartir.

  2. Conociéndome, yo dejaría mucho mucho atrás, y allí partiría de lo que hubiera. Pero cualquiera sabe si un día me toca vivirlo qué haré.

  3. Pues nunca se me hubiese ocurrido llevar platos y tazas, yo creo que solo llevaría la ropa y luego eso lo compraría allí, aunque me acabo de dar cuenta de que es buena idea para tener algo el día que llegas por lo menos jeje.
    Gracias por los consejos 🙂

    1. jajajaj si es una cosa curiosa, a nosotros nos sirvió para la llegada, pero la verdad que hoy en día y por aquí que alquilas amueblado es que no lo necesitas. Para nosotros como era nuestra primera vez fuera exageramos un poco, pero yo hoy en día no lo llevaría 🙂 Un abrazo guapa 🙂

  4. La verdad que es un trote esto de mudarte, y soy de las que piensan que debes llevarte lo esencial porque al final también compras cosas en ese país, mi caso jeje.

    1. Siii Ismary así es, llena uno la maleta de cosas que a veces no le sirven donde va, algo muy típico e igual terminas comprando cosas donde llegues, así que es peso muerto y más gastos. Una bobada 🙂 Un abrazo guapa 🙂

  5. Madre mía que complicado es para mi hacer una maleta, siempre me falta algo y soy un verdadero lió, y si tuviera que irme a vivir por mucho tiempo, creo que terminaría llevándome una pequeña maleta y comprando el resto en donde viviera jeje

  6. A mi se me complica tanto porque yo me quiero llevar absolutamente todo, en ese momento todo me sirve jejeje recorde la vez que me vine a vivir a Cali, mero trateo jejejeje estan muy buenos los tic, los tendré en cuenta!

  7. Es verdad, es un cosa que se debe planear con inteligencia. Me ha sorprendido lo de que se engorda, no habia caído en eso, pero es verdad que a casi todos los Erasmus les ha pasado.

  8. Esto de viajar fuera del país es una cosa muy dura, más cuando sabes que con sudor y esmero has conseguido las cosas para tu casa, y solo tenes que limitarte a la ropa y eso que no ha toda la que has conseguido, y que dices de tus objetos de valor, así sea no económicos si no personales, es duro pensar algo así, pero cuando toca toca.

    1. Guapa esto es algo que deberíamos hacer con más frecuencia, no solamente cuando viajamos, porque uno se llena de tanta cosita sin sentido en su casa que a veces no vale la pena 🙂 Un abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.