Hablar de nuestros fallos no es un tema sencillo y la verdad, por más que sepas que son muchos, que seguro tendrías mucho que contar y qué explicar a otros, las palabras pueden no salirte tan fácilmente.
Bueno, hay personas que se les da más fácil hablar sobre sus fallos que a otras, yo particularmente como siempre veo lo positivo en cada situación me es complicado hablar de cosas malas, pues soy del pensar que nunca pasan cosas malas, simplemente la vida es así.
Nos da alegrías, tristezas, pero siempre nos da aprendizajes y cosas que podamos manejar, por más difíciles que sean. Así que ya ves, para mí lo negativo es positivo y por eso las metidas de patas son aprendizajes, son momentos de reflexión, pero sobre todo son momentos para hacer un alto en el camino, reír, llorar, gritar y seguir adelante.
Como te había dicho en «¿Qué es un blog? Descúbrelo en 9 puntos» la idea con estos artículos es conmemorar mis 9 años en la Red, pienso contarte muchas cosas en el camino y hoy te hablaré de las metidas de pata que he cometido en estos 9 años.
Sin embargo, para llegar a ello debo hablarte un poco de cómo empezó esto de los blogs. De porqué un día me desperté y quise montar uno.
Pues bien, lo cierto es que llevaba ya un año trabajando para la Fundación ESPERANZA y allí estaba administrando sus portales Web. Empecé a aprender mucho sobre Internet, hacer búsquedas, a construir información y eso me gustaba mucho. Además mi buena amiga Ewa Kulak tenía un blog genial donde hablaba de Colombia, costumbres, sucesos y experiencias, todo visto desde los ojos de una polaca.
[piopialo vcboxed=»1″]El blog de @EwaKulak fue el primero de cientos que sigo y una inspiración para yo querer crear el mío.[/piopialo]

Los inicios

Pues bien, como lo que manejaba y conocía era el administrador de contenidos que la Fundación utilizaba, decidí crear mi blog con un administrador de contenidos llamado Mambo. En cuanto al nombre, la verdad no tuve que pensarlo mucho, me gusta mi nombre y como era un blog personal, pensé que Diana Garcés estaría bien y así cree mi primer blog.
Sabía manejar los módulos en Mambo, así que arranqué. Ese tal vez fue mi primer error:
1) No revisar el mercado y las ofertas que tenía
En cuanto a administradores de contenido. WordPress ya existía, también se encontraba en el mercado Blogger, Drupal y otras herramientas, pero me empeciné en que conocía Mambo y que era lo mejor.
Con Mambo estuve un par de años, hasta que cambió a Joomla. Hice el cambio y seguí con un CMS demasiado grande para mi pequeño blog, pero como no sabía cómo migrar todo a otro administrador decidí quedarme allí.
Mi segundo blog Mi Blog de Cine y TV estuvo solamente uno o dos años en Joomla, lo pude pasar a WordPress sin problema y aunque todo el cambio fue manual, era más sencillo porque habían pocas entradas, mientras que Diana Garcés ya pasaba 50 artículos y muchos comentarios y eso era demasiado trabajo.
Sin embargo, cansada de ese tema en el 2009 decidí hacer la inversión y pagar a alguien para que hiciera la migración de todo mi blog de Joomla a WordPress y ese ha sido el dinero mejor gastado en mis 9 años con el blog. Porque la verdad nunca le he metido dinero a nada: diseño, administración, artículos y demás… Cero inversión, salvo el costo del dominio y hosting 🙂
Así que mi primer consejo es, si quieres crear un blog, un portal, un centro de servicios virtual o lo que sea, revisa bien la oferta que hay en el momento y elige lo mejor y lo que se acomode a tus necesidades.
Nada te ganas con tener lo último en guaracha, cuando tu lo que necesitas es algo sencillo que te solucione la vida y te de en poco mucho. Así que elige bien, pregunta, métete a Foros donde puedan ayudarte con estas dudas como Comunidad Hosting por ejemplo.
[piopialo vcboxed=»1″]Los Foros son fuentes de información que aún hoy funcionan y ayudan a muchas personas.[/piopialo]
2) No definir objetivos y sobre todo el para qué
Cuando yo empecé, no pensaba en nada salvo que quería un espacio para expresarme, compartir y sobre todo aprender a escribir. Porque eso era lo que quería principalmente, aprender a elegir las palabras, a compartir una idea, opinión, pensamiento.
Mi cabeza siempre ha sido un lío y pensé que teniendo un blog podría ayudarme a estructurarme y organizarme, para poder expresarme mejor. Por eso también cambié de carrera, porque quería algo que me generara un reto, pero que sobre todo a la final me enseñara y creo que poco a poco ahí voy.
Sin embargo, el gran problema es que no definí objetivos, ni un para qué. Yo simplemente quería escribir, si alguien me leía y comentaba genial, pero no era mi finalidad y por eso nunca definí nada de esto que creo es importante, por más que sea un blog personal lo que estés creando.
Con mi blog de sexo, fue muy gracioso, pues ya tenía mi blog personal y el de Cine y un día le dije a Jaime (que es mi financiador principal en mis locuras): «quiero un blog nuevo para hablar de sexo»
Él me mira y me dice: «¿otro blog?» y yo «sí, otro blog» y me dice: «pues si lo quieres, en una hoja dime el para qué lo quieres y qué piensas escribir en él, además de un plan de trabajo. Todo muy cortito y si me convences te doy el hosting».
Esa fue la primera vez que me senté a pensar en un blog como un proyecto y creo que es lo que uno debe hacer al principio.
Uno debería crear un blog, por más hobbie que sea, de manera profesional. Porque al fin y al cabo, Internet es una ventana al mundo y es importante venderse bien.
Como conclusión si vas a crear un blog, por favor, siéntate un día y define porqué quieres crearlo, para qué lo quieres hacer, qué escribirías, a quién quieres llegar, con qué personas te gustaría compartir tus artículos… En fin, definir objetivos reales, concretos y claros que te ayuden a encaminarte cuando antes perdida o como dice Isabel de Enredando por la Red 

«uno de esos días en los que piensas que tal vez lo que aportas a tus lectores no sea nada nuevo, especial o que pueda aportar un valor añadido

Cuando esos días llegan, que siempre llegarán, es necesario recordar para qué has creado tu blog y estos apuntes iniciales te ayudarán a encaminarte de nuevo 🙂

Abandonos con nuestro nuevo hijo

3) Descuidar el blog – Hice un resumen de la cantidad de artículos que he hecho por año en este blog y esto es lo que me sale:

  • 2005 (20)
  • 2006 (19)
  • 2007 (20)
  • 2008 (11)
  • 2009 (36)
  • 2010 (113)
  • 2011 (122)
  • 2012 (45)
  • 2013 (129)
  • 2014 (142)

Son cifras que me entristecen si te digo la verdad, no puedo creer que en 5 años solamente haya escrito 106 artículos. Eso no es nada. No da ni siquiera un artículo por semana y creo que como mínimo eso es lo que uno debería escribir, ojalá pudiera escribir más.
Cuando vayas a empezar un blog, por favor ponte la meta de escribir por lo menos una vez a la semana. Descuidar mi blog es la metida de pata más grande que he cometido en estos nueve años. No hay justificación alguna, salvo que al no tener claro lo que quería y para qué lo quería, hacían muy difícil inspirarme y compartir.
Por eso el punto anterior es tan necesario, porque él te ayudará y te encaminará cuando te pase como me pasó a mi y descuides tu blog.
Metidas de pata en mi blog
4) No tener la opción de registro
Lo confieso, no tenía la opción de registro en mi blog. No desde el principio y no los primeros 8 años de vida del blog y esto es un gran error. Porque debería estar siempre.
Yo he perdido cantidad de contactos en 9 años por no tenerlo. Lo instalé en febrero de este año cuando leyendo el blog de Víctor Campuzano comentaba la importancia de tener la opción de registro en tu blog y fue ahí donde me animé a instalarlo en todos mis blogs.
Un poco tarde, es verdad, pero como dice el dicho: «mejor tarde que nunca». Así que si estás pensando en crear un blog, lo mejor es tener primero que todo la opción de registro. Te recomendaría Mailchimp porque a mí me ha funcionado bien y me parece una herramienta genial.
5) No estar pendiente de las estadísticas
Otra confesión, nunca me doy cuenta de las estadísticas. No sé cuantas personas me visitan al mes, al día, al año. No sé cuáles son los temas más visitados, por dónde llegan mis visitantes y demás…
No lo sé, nunca me ha interesado ese tema y nunca le he parado bolas. Lo cual creo que ha sido una falla, porque tras nueve años, era para que fuera una experta en el tema y lo digo cuando me la pasé 9 años analizando datos en la Fundación usuarios, visitantes, personas que consultaban y me encantaba hacer esos informes y dar esos datos.
Entonces la pregunta es ¿Por qué no me llama la atención revisar mis propios datos? A veces pienso que puede ser miedo a que no me gusten las cifras o a que no sea capaz de interpretar lo que veo.
En fin, que para mi esto, aunque sigue sin ser una prioridad, creo que es necesario meterlo entre las cosas que hay que hacer. Porque si lo hubiese hecho desde el principio, tal vez cuando llegaron los momentos de bajón, esos momentos donde no hay nada que escribir, nada que decir y mucha pereza de continuar, habría tenido inspiración y un motivo para seguir adelante.
6) No hacer una buena promoción de los artículos que he realizado en las Redes Sociales
Pues bien creo que es muy importante para aquellos que tenemos blogs darnos una mojada por las Redes Sociales. Yo la verdad hasta hace poco le he caminado al asunto, antes no quería «invadir» a mis «amigos» en Facebook con mis artículos. Haciéndome auto promoción, me parecía «maluco» y me abstuve.
Un gran fallo y una completa estupidez. Las Redes Sociales están para eso y es necesario auto promocionarte tanto como quieras, sin ser cansino y convertirte en un sutil spammer.
Hay que saber medir las cosas, pero es importante hacerlo, porque las Redes Sociales son fuentes de tráfico importante y sobre todo porque por allí están tus «amigos», conocidos, familiares y compañeros de trabajo o estudio que bien pueden darte una manito, orientarte, ayudarte o enriquecer tus publicaciones con sus valiosos comentarios.
Así que ya sabes, si tienes un blog o vas a crear uno, es necesario promocionarte en las Redes Sociales, deja la pena y lánzate porque es necesario que te des a conocer tu misma. Si tu no lo haces, nadie más lo hará por ti.
7) Escribir poco y sin frecuencia
Un blog se alimenta de contenido, de tus escritos, de tus reflexiones, análisis y comentarios. Por ello es importante escribir con frecuencia y como lo dije antes, si quiera una vez a la semana como mínimo, si puedes hacerlo día de por medio o todos los días sería aún mejor. Al menos mientras vas tomando la costumbre de escribir y de crear una rutina.
Te diré que cuando empecé yo no escribía diariamente y no hablo de publicar, hablo de escribir. Yo pensaba un tema, me sentaba un día lo escribía y lo publicaba. Si se me ocurría escribir sobre varias cosas el mismo día, pues mejor porque tenía varios artículos para otros días, pero nunca me lo impuse como una tarea.
Era algo que hacía cuando me salía y cuando no, pues ya ven la cantidad de huecos que tengo en los años que llevo con el blog 🙁
He tenido momentos de responsabilidad, momentos en que me he animado a escribir y compartir con más frecuencia. Sin embargo siempre ha sido de: «si hoy quiero escribo y sino, pues no pasa nada» y me parece bien, me funciona y no tengo problema con ello. Lo único que ha cambiado es que me he puesto la tarea de escribir todos los días, así no publique.
De enero a mayo lo hice publicando todos los días en este blog y me gustó, me fue bien. Pero luego, por muchos cambios y cosas no seguí, pero sigo escribiendo todos los días así no publique.
A veces escribo artículos enteros, a veces ideas sueltas que dejo aquí y allá. Pero siempre escribo, porque lo he puesto como una tarea, como algo que debo hacer cada día y eso me ayudará para cuando lleguen los momentos de baja inspiración.
Mi consejo es: escribe todos los días, ponlo como una tarea y cuando menos pienses, será un hábito, un gran placer y algo que querrás hacer todos los días en algún momento del día.
8) No comentar otros blogs
9 años es mucho tiempo y aunque al principio visitaba pocos blogs, desde el 2009 visito muchos. De todos los temas que te puedas imaginar: literatura, sexualidad, psicología, personales, informática, Comunicación, Periodismo, Madres, Mujeres, Viajeros, Soñadores, frikis, temas exotéricos, cine y televisión…
En fin, tengo una gran variedad, el problema es que al principio leía y no comentaba, porque me daba pena comentar. No sabía si lo que tenía para opinar era relevante, si podía aportar algo y nunca me animé a hacerlo. A no ser que lo viera como algo realmente importante.
Creo que ha sido un gran error, porque aunque no tiene que ver directamente con mi blog, lo cierto es que indirectamente tiene mucho que ver, porque a estas alturas tendría muchos más amigos virtuales de los que tengo actualmente. Tendría cientos de comentarios en muchos blogs interesantes y tal vez muchos de ellos no hubiesen muerto si yo hubiese comentado y sí, puede parecer presuntuoso pero cuando tengas tu blog descubrirás el poder de un comentario.
[piopialo vcboxed=»1″]Muchos blogs se salvarían si hubiese gente que comentara lo que lee.[/piopialo]
Así que el consejo es, si vas a crear un blog, visita blogs semejantes y comenta. Comentar te ayudará a practicar la escritura, el análisis, además te inspirará, pero también te permitirá conocer gente que luego podrá visitar tu blog porque se sentirá agradecida contigo.
Claro que ese no debería ser el objetivo principal de comentar otros blogs. Sin embargo, es un buen ejercicio que te invito a hacer 🙂
9) Instalar todos los plugins que encuentro
Soy súper intensa y me encanta probar cosas nuevas en mis blogs, así que le he instalado muchos plugins y creo que es necesario aprender a medirse. La he cagado muchas veces. En varias he petado mi blog de eso de instalarle cosas que no debía y tener que pedir que me instalen el último backup porque la he cagado.
Así que esas metidas de pata me enseñaron a tener un backup del blog. Ya he tenido hackers que se han metido a mi blog en varias ocasiones (gracias a Dios hace años no me visitan, así que no hablemos muy duro). También he perdido información. Por eso aprendí la importancia del backup tanto en mi ordenador como en mis blogs.
Además instalar cuanta cosa o aplicación encuentres no es lo mejor para tu blog. Es necesario identificar bien qué es lo que necesitas, para qué y si definitivamente es algo necesario o puedes pasar de ello.
Te recomendaría hacer una vez cada seis meses limpieza de plugins, porque normalmente uno se llena de cantidad de basura con ellos y de una carga innecesaria para tu blog.
[su_divider text=»Subir» divider_color=»#aa38b5″]
Lo siento, estas confesiones me han salido bastante largas, espero no haberte aburrido y haberte dado algunas ideas que te puedan ayudar con tu nuevo blog o proyecto.

Si tienes un blog y quieres compartir tus cagadas iniciales sería genial. Eso hará que me sienta menos mal 😀

36 comentarios

  1. Acabo de entrar en «depresión», cometo todos los errores… pero muchos porque un blog lleva tiempo, y aunque me encanta lo hago cuando tengo tiempo o pienso que voy a tenerlo y luego; se me lía la cosa. La verdad que no tengo planificado un objetivo ( es hobby, por eso lo empecé) y no tengo constancia. En el fondo, no estoy orgullosa porque es algo que me encanta pero por desgracia no es lo que me da de comer y tengo que priorizar. Nunca lo hago con mala intención, aunque eso no suele apreciarse ni valorarse.
    besos

    1. Guapa, no te desanimes, busca un objetivo y por más hobbie que sea tu blog encontrarás la manera de inspirarte y hacerlo mejor. No renuncies guapa y no te disculpes, lo haces lo mejor que puedes. Un abrazo 🙂

  2. Diana, me he leido con detenimiento tu post y me ha encantado su contenido, tristemente también como autora de un blog me duele aceptar que he cometidos 8 de los 9 errores que mencionas…gracias por tan útil información

  3. Pues si la verdad es de que en el camino se comenten cientos de errores, sobre todo cuando iniciamos este camino empíricamente, pero es un gran aprendizaje, todo tiene un costo, es por eso que cuando no se tiene un Coach que nos guié el costo puede ser un poco mas elevado con el prueba y error. O y quien decide pagar una asesoria desde el inicio, el camino es con menos errores.

    1. Así es Andre, por eso en la vida todo se paga con tiempo o dinero. Si tienes tiempo aprendes a tu ritmo y a tu manera, sino toca invertir contratando a alguien que te ayude. Sea como sea tendrás que invertir y esa es la palabra clave 🙂 Un abrazo guapa 🙂

  4. Caray 9 años , madre mía cuanto tiempo , cuantas experiencias, y sobre todo cuantos momentos de errores y de éxitos, hay dos pautas que aun no estoy tomando conciencia, y me pondré ^.^ Gracias por tus consejos y por evitar que el resto cometa descuidos y si los hace los llegue a remediar.

  5. Yo la verdad es que salvo lo de escribir con periodicidad y con constancia, y lo de comentar no sigo ninguno de esos parámetros pero es que lo mio es un hobby y no puedo dedicarle más tiempo, ni tengo la necesidad de profesionalizarlo pero reconozco que tienes razón en todo lo que dices, la experiencia es un grado jajaja

  6. No te preocupes no se nace sabiendo como programar y hacer un blog ni tampoco se nace siendo blogger errar es humano

  7. De los errores se aprende y creo que todo lo que cuentas nos ha pasado a todas y nos sigue pasando…
    Poco a poco vamos aprendiendo y es lo divertido que al final siempre salen cosas nuevas para mejorar el problema es que el que conoce esas cosas no las cuenta, solo habla por encima y tienes que dedicarte a averiguar como poner las cosas que ves en otros blogs y el tiempo se echa encima.

    1. Siii eso es verdad guapa, a veces no compartimos tanto como quisiéramos o deberíamos, para evitar que otros cometan los mismos errores. No sé si es un tema de que no sabemos cómo contarlo o porque queremos que todos piensen que este mundo es perfecto, cuando realmente no lo es 🙂

  8. Hay que ser riguroso y constante, me ha costado bastante tomar el ritmo semanal por mis actividades en la red pero lo estoy logrando paso a paso. Mi blog es muy jovencito, tiene poco más de un año y me encanta, porque antes de tenerlo comentaba en el muro de facebook y finalmente, todos esos comentarios se perdieron.
    Leer y escribir es una afición que tengo de muy pequeña, desde que mi madre, con paciencia de santa, me ayudaba a redactar las composiciones para el colegio, desde entonces me aficioné a escribir y aprender el significado de las cosas que decía, a los 8 años se tiene un vocabulario muy escaso, eso mismo me ha permitido a día de hoy, entre otras cosas, comentar para que todo el mundo lo entienda, independientemente del lugar físico del mundo en el que me encuentre.
    Meter la pata, hasta el infinito y más allá, pero es necesario para crecer y mejorar.
    Me ha encantado la entrada, bueno es raro que no me guste lo que escribes…

    1. Ohhh María que linda que eres conmigo, muchas gracias por tus palabras y a seguir ese camino de escritura. No es sencillo ser constante, pero es la clave para el éxito, pero sobre todo para amar lo que haces y no perder el ritmo. Un abrazo guapa y nos seguiremos viendo por aquí 🙂

  9. Muy buen artículo. Entretenido y de interés. Piensa que son esos errores no tendrías hoy la experiencia que tienes. La vida se basa un poco en eso.
    Sigue trabajando así

  10. También me declaro culpable del 3,6,7 y 8.
    Y tampoco he configurado los backups, incluso lo tengo instalado, pero sin configurar, que desastre jeje.
    Casualmente hoy publiqué un post acerca de las cosas que me frenaban, y quería saber que pensaban otros bloggers y vine aquí.
    ¡Buen artículo Diana!

  11. Diana, eres un poco dura contigo, hace 9 años tu incursionabas en esto del blog y yo, con mis 2 bb de 8meses apenas dormia y ni enterada de este mundillo. Hace 9 años todavia no habia tanto donde preguntar, ni donde investigar, ni te ibas a imaginar que podia ser el complemento laboral que es hoy en día, donde hay personas utilizandolo como «escaparate» y otras directamente como negocio. Las cosas van muy rapido y haz evolucionado bien!!! felicitate que lo mereces, jejejeje

    1. Laura muchas gracias por tu comentario… 2 bbs por Diosss mujer, pues me alegro porque ahora ya están más grandes e imagino que te dejan dormir un poquito más 🙂
      Un abrazo y gracias por esa felicitación, me alegra el día 🙂

  12. Yo no paro de cometer errores. Y lo que más me preocupa, es que mi posicionamiento es fantástico (o era), pero sigo fallando. Ya estoy trabajando en ello.
    Me hizo mucha gracia esa lista de las 9 metidas de patas que has cometido con tu blog, porque sé que no eres la única (ni yo tampoco). Todo blogger pasa por eso, pero debemos solucionarlo, y son cosas que se aprenden con la experiencia.

  13. Hola Diana,
    Gracias por compartir tus cgadas como blogger novel. Creo que mis mayores fallos por el momento son 2:
    1. No comentar tanto como debería en otros blogs.
    2. Este es del que más me arrepiento. Haber publicado un round up post sobre bloggers con una gran audiencia que sigo la primera semana de empezar a publicar. Si hubiese esperado a tener más contenido, quizá me hubiesen ayudado a difundir mi blog recién nacido, pero no fue así por mi ignorancia de novato.
    Añadiría una cosa más. Antes de aventurarte pide consejo a bloggers experimentados. Te ahorrarás cometer más de un error (aunque a veces estos son necesarios).
    ¡Un abrazo!
    Javier

    1. Ahhh Javier son fallos que puedes solventar con facilidad, no son cosas graves y en este mundillo hay que cometerlos para poder aprender de ellos 😀
      Lo de pedir consejos, creo que es un buen consejo, muchos tenemos miedo de pedir opiniones o más aún de lo que puedan decirnos 😉 Ese miedo hay que dejarlo a un lado y es necesario, si se requiere, pedir ayuda 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.