Hoy tengo una eflexión sobre un tema que me inquieta mucho: esperar y es que siempre me he pregunto ¿Por qué esperamos tanto?
Las personas normalmente esperan a tener X edad, X dinero, X proyectos ejecutados, X pareja, X vida… para ahí sí pensar en hacer algo que lo haga feliz. Seguir su pasión, salir adelante, disfrutar de las pequeñas cosas
Yo me pregunto ¿Por qué esperamos tanto para dar el primer paso hacia el camino de nuestra felicidad? ¿Por qué creemos que hay un momento ideal para cumplir nuestros sueños y vivir la vida que deseamos?

Por qué esperamos tantoLas preguntas continúan…

¿Por qué no podemos ser felices hoy? ¿Por qué elegimos sufrir, vivir una vida esperando «el gran día», el momento ideal para hacer realidad nuestros sueños?
¿Es que no te das cuenta que ese día es hoy, que ha llegado el momento de tomar la responsabilidad y dar ese salto que te saque de esa vida mediocre y triste?
Pues bien, hace un tiempo atrás en que yo también estaba en esa situación.
Una donde no estaba completamente feliz con lo que hacía. Estaba cansada de hacer lo que todos esperaban, siguiendo unos lineamientos que yo no había fijado, simplemente que estaban ahí y que se supone debía seguir.
Sin embargo, me preguntaba ¿Por qué debo seguir así si lo que yo quiero es otra cosa?
La primera vez que descubrí esto, era muy joven. En ese entonces uno no piensa que es valiente, sino que asume que es una etapa de rebeldía y no mira atrás.
En mi adolescencia yo siempre fui diferente. Descubrí que me gustaba ser diferente, porque a pesar de que a veces te sientes mal y casi percibes la discriminación con la que te tratan por no tener lo que otras personas tienen, también descubres una fuerza interior, una que te hace ser rebelde y seguir lineamientos diferentes.
Este no fue el camino que yo conscientemente hubiese elegido, tal vez, si la situación económica de mi casa hubiese sido otra, yo sería diferente.
Agradezco que mis experiencias se hayan fijado gracias a la falta de muchas comodidades, porque eso ha hecho que valore cada momento y cada nueva situación que enfrento en mi camino.
Eso ha hecho que sea más feliz hoy con poco y sobre todo ha hecho que no me de miedo seguir un camino que yo misma he trazado, aunque no sea el que todos esperan que siga.
Ser diferente no es algo malo, no creo que el querer otras cosas para tu vida, el aspirar a seguir un camino diferente al fijado por tu familia sea ir en contra de todos, es más bien ir a favor de ti, de tus creencias y tus sueños y ese siempre será el mejor camino, mejor que cualquier otro que quieras seguir.
Nadie dice que el camino diferente sea el más sencillo, de hecho puede ser el más difícil de todos, porque demostrar que vales, que tu sueño y tu elección es lo mejor, hace que muchos se desmoralicen, que prefieran rendirse y seguir el camino trazado por la sociedad, porque al menos es conocido, es fácil y ya muchos otros lo han caminado, así que equivocarte no sería una opción.
[piopialo vcboxed=»1″]Seguir tus sueños es lo mejor que puedes hacer. Aprende a defenderlos, identificarlos y a ir tras ellos cueste lo que cueste[/piopialo]
No esperes el momento ideal para seguir tus sueños, ese momento nunca llegará. El mejor momento para perseguir tus sueños es este, es hoy.
No busques, ni esperes que te caiga del cielo la señal, porque si eso es lo que andas esperando, a la final terminarás decepcionada, triste y lo peor tu sueño se irá apocando con las responsabilidades y con la «vida normal» que te tocará vivir para seguir adelante.
No tengas miedo de tus sueños, por el contrario acéptalos y enfréntalos, es la mejor estrategia a la que puedes recurrir si de verdad es el camino que quieres seguir.

¿Qué estás esperando a dar el paso hacia tus sueños? ¿Qué te detiene para ir tras ellos? ¿No crees que nos gastemos la vida esperando?

Si necesitas ayuda para descubrir tu talento, ese plus apasionante que te llevará por el camino que realmente quieres recorrer y hará tu vida más feliz, te recomiendo el curso realizado por Álvaro López de Autorrealizarte, que te ayudará con ejercicios prácticos a decubrir tu misma cómo llegar a ello.
Curso: Descubre tu talento

22 comentarios

  1. Diana no sé te podría decir que quizá es que somos unos inconformes, que estamos mejorando día a día y queremos más de lo que tenemos…Yo me incluyo y trato de disfrutar mucho de lo que tengo y lo que he logrado pero siempre quiero ir a por más.
    Quizá también es que nos ponemos expectativas demasiado altas y cuando ocurren estas cosas pues nos damos un bajonazo brutal y es que idealizamos los momentos claves de nuestra vida cómo si fueran lo más grande y resulta que no es así.
    Gracias por esta reflexión, me has dejado pensando 😉 El curso me interesa un montón, lo voy a programar para enero-febrero 😀

    1. Guapa, me alegra que este artículo te haya hecho reflexionar, la verdad es que somos inconformistas por naturaleza, lo que no es malo, desde luego, siempre que podamos reflexionar y sacar lo mejor de cada experiencia 🙂 Un abrazo guapa 🙂

  2. Qué fantástica reflexión, Diana.
    Le he dado muchas vueltas (tal vez demasiadas, como siempre… ¿Pero qué hay de malo en tener inquietudes? -nota para mí misma-) a lo que compartes en este post y he llegado a la conclusión de que realmente todos somos diferentes.
    Hay quien pone más esfuerzo en esconder su verdadero interior y también hay quien no nos permite descubrir a la persona que hay detrás por miedo a sentirse demasiado vulnerable. Pero, sea como sea, todos somos diferentes, aunque irremediablemente conectados por unos intereses y unas necesidades que conforman una línea circular que nos abraza inexplicablemente.
    Durante años yo no he esperado, simplemente vivía sumida en un bloqueo tan profundo que, como sabes, me mantenía anclada al pasado mientras no me daba la oportunidad a mí misma de disfrutar más del momento presente.
    No sé si te lo había dicho alguna vez, pero, en ese sentido, tú has sido una de mis mayores maestras, tú eres una de las personas que más me inspira y más me motiva a darme la oportunidad de disfrutar plenamente de todo lo que me rodea. Te estoy tremendamente agradecida por ello.
    Un abrazo muy grande, guapa.
    Ali

    1. Qué linda, gracias por tu palabra, no lo sabía y te agradezco mucho que me lo digas. Hay momentos en la vida en que paramos, simplemente dejamos que esta siga su curso y nosotras comos simples observadora, no es que dejemos pasar la vida es que simplemente no encontramos la motivación, el empuje o la energía para seguir adelante. Claro que respiramos, caminamos, sentimos y pensamos, pero es como un estado zombie. Luego pasa algo que nos sacude, si estamos atentas a ello, claro y es ahí cuando despertamos, cuando aprendemos y cuando volvemos a la vida a enriquecerla con todo lo que hemos aprendido.
      Tú eres una gran observadora de la vida, tienes un don maravilloso, así que sigue trabajando en él, sigue siendo tu misma y la vida seguirá dándote grandes aprendizajes para seguir creciendo.
      Un gran abrazo guapa y muchas gracias a ti por todo lo que nos has dado 🙂

  3. Leerte es alimentar mi filosofía de vida. Esperar y esperar es lo que muchos hoy en día viven. Esperamos porque muchas veces tenemos la vida llena de excusas, la excusas son las limitaciones que tenemos para no alcanzar nuestros sueños.
    Lo haré mañana porque tendré x cosas, pero el mañana es tan inseguro que ni tenemos idea de cuanto tiempo tenemos para disfrutar el ahora.
    Saludos.

    1. Uhmmm qué bonito te ha salido, me encanta: «el mañana es tan inseguro que ni tenemos idea de cuanto tiempo tenemos para disfrutar el ahora.» es de esas frases que vale la pena guardar. Gracias guapa 🙂

  4. ¡Hola Diana!
    ¡Que gran post! me ha gustado mucho! Es muy cierto lo que dices que nos pasamos la vida esperando el momento adecuado para perseguir nuestros sueños, esperamos a que pase X o Y y mientras pensamos que en ese momento sí lo haremos…pero luego tenemos que hacer Z y seguimos esperando y esperando y mientras seguimos en una vida que no es como quisiéramos, que no nos llena. Esperamos demasiado y mientras malgastamos nuestra vida. No nos damos cuenta de que sólo tenemos una vida, y que esta vida es muy corta y que encima da muchas vueltas, y que si esperamos demasiado quizás nunca podamos hacer realidad nuestros sueños.
    ¡Un abrazo enorme!

    1. Hay muchas afirmaciones en tu comentario que me gustan, aunque no estoy de acuerdo con algunas. Para mi por ejemplo esta no es la única vida que tenemos, pero sí es la única que vamos a vivir en este tiempo. NO sé si me explico jajaja soy rara, ya sabes. Soy partidaría de vivir intensamente porque este momento no volverá a pasar, salgo que tengamos la capacidad de regresar en el tiempo y así y todo no podremos cambiar nada porque lo que ha de ser será. El asunto está en que nos estancamos esperando la perfección para avanzar en nuestros sueños creo más por miedo que por otra cosa 🙁

  5. Hola guapa! Pues a lo mejor esperamos tanto porque estamos programados para hacer las cosas siguiendo unas pautas y todo lo que se salga de ahí se mira y se considera mal. Quien va a contracorriente no suele gustar en este mundo lleno de etiquetas y estereotipos. Besos!!

    1. Esa es una gran verdad querida Maria y una muy triste si te lo confieso. Me parece muy fuerte saber que las etiquetas siguen marcando nuestra vida y lo peor de ello que seguimos permitiendo que así sea 🙁

  6. Hola, Diana: miedo, baja autoestima, costumbre, autoexigencia de perfección, falta de imaginación, justificaciones, confusiones (entre lo que es pasión y lo que es amor), creencias erróneas (hay que ser buena, la Virgen lo ve todo, te ganas el cielo sufriendo), falta de entrenamiento de la voluntad, etc., etc, son los ingredientes de ese cóctel mortífero al que se añade el predicamento que sufrir tiene en nuestra cultura.
    «No tengas miedo a tus sueños», dices, pero a veces tememos toda esa grandeza de la que somos capaces. ¿Cómo decir a la mujer maltratada que lo suyo no es amor sino apego y falta de amor a sí misma, que si lo tuviera no permitiría que un tipo así estuviera en su vida?
    Poco más puedo añadir. Solo ¡gracias! Y un abrazo.

    1. Guapa, cómo se lo dices eso a una mujer maltratada que no es amor sino apego, diciéndoselo. Porque sino lo haces lo que estás haciendo es dejándola morir en su ignorancia. No digo que te hará caso, puede que ni te pida ayuda, pero creéme cuando te digo que así tu lo sueltes como quien no quiere la cosa esa afirmación que tú haces se le queda porque le llega de alguna manera, ya sea para renegar o para decir «tiene razón».
      Una mujer maltratada pocas veces pide ayuda y no deberíamos darsela sino quiere, pero otra cosa es que tú puedes hablar y opinar de lo que te de la gana, y entre esos temas está el apego y la fanta de amor propio 🙂

  7. Diana esperamos mucho porque estamos llenos de expectativas, abarrotados de mensajes que te indican siempre que la felicidad apunta hacia otra parte. Por supuesto que hay épocas de tanta carencia que es propio vestirse un rato de esperanza y esperar (valga la redundancia) tiempos mejores. Me gusta eso que dices que siempre te sentiste diferente, y que bien que hayas tenido la valentía de aceptarte así desde muy joven, porque el mundo está abarrotado de personas que saben que son distintas, y sin embargo, siguen detrás de los demás aceptando realidades que no le pertenecen.
    ¡Un gran abrazo!

    1. Guapa, creo que me quedo con ser diferente antes de aceptar realidades de otros, una cosa es que lo intente, no te diré que no, pero otra que si no me gusta realmente me quede allí para siempre, no me veo siendo una martir, pero bueno, todo se andará ¿no?

  8. Excelente reflexión, Diana. La vida no es mañana, ni dentro de diez años.
    Es como aquella historia de un hombre que por el día calzaba unos zapatos 2 tallas más pequeños para quitárselos al llegar a casa y sentir alivio.
    ¿Por qué postergamos? Porque no ponemos conciencia. Porque dejamos que los demás, la vida, decida por nosotros y así acomodarnos, que la vida nos lleve y si algo no nos gusta, nos quejamos.
    Lo difícil es tomar la determinación y adelante con ella. Lo difícil es tomar decisiones y sacarlas adelante.
    Sabemos que nuestro paso por aquí tiene fecha de caducidad. Siento ser yo la que lo diga, pero es cierto. Nuestro tiempo es limitado y nos atrevemos a postergar, como si no hubiera un fin para nosotros.
    Sin ser kamikazes y siempre con prudencia, si quieres algo, ¡ ve a por ello! El tiempo no espera a nadie y se nos escurre de las manos.

  9. Gran reflexión Diana. Esperamos toda la vida pensando que tendremos miles de oportunidades para hacer lo que nos gusta, y cuando queremos darnos cuenta esas oportunidades ya han pasado. El momento para el cambio es AHORA

  10. Pero Ana no va detrás de un sueño sino de su peor pesadilla, tiene que haber muy poquito amor propio para estar detrás de un hombre que la trata con la punta del pie, lo malo es que así quiere que trate a su hijo, eso es ser egoísta por partida doble y creerse tan poco que no será capaz salir adelante sin un tipo que los esté azotando, eso es buscar la muerte de a poquitos y en finisimas cuotas de tortura.

  11. me junte con un muchacho casado y q pasa pension a su niño de 4 años, hace un año nos juntamos y planeamos tener nuestro bebe. quede embarazada. pero en el transcurso del embarazo tuvimos detalles, tomado m corrio de la casa y m tiro la ropa al patio. otra vez tomando con su prima y primo fumo mariguana yo lo regañe le dije q era la primer y ultima vez q lo hacia en la casa. y el m dijo q el puede hacer lo q el quiera q no lo tengo q andar cuidando como niño. y m dio dos cachetadas en seco. y m forzo a q saliera a platicar con sus primos como si nada hubiera pasado. luego otra vez en casa d mis papas m pego con el cinturon estando embarazada. mis papas lo corrieron pero el pidio perdon y volvimos pero ya vivimos en casa d mis papas. pero el casi no s relaciona con ellos,. s encierra en el cuarto. duerme mucho. y ahora el decidio irse d la casa. no importandole dejarnos solos a mi y al bebe. s fue a vivir solo. y ahora ya quiere q volvamos con el. y fue abuscarnos a casa d mis papas. pero mis papas ya no quieren q volvamos. lo corrieron porq dicen q no m ama. q q vida m espera cn el. q es flojo. pero yo lo amo. yo habia decidido irme con el. pero mi papa bien molesto m dio una cachetada y m dijo q si m voy con el m v a dar una madriza. no s q hacer siento q aun lo amo. y pues es el papa de mi bebe. no quiero separarlo d otro de sus hijos. q hago. si m voy mis papas no m lo van a perdonar y otra cosa q la gente sabe como es el… van a decir q m gusta ser masoquista… q hago…??????????ayuda…..

    1. Ana la gran pregunta es ¿Eres masoquista? Se nota por lo que dices que el tipo es un irresponsable ¿Por qué seguir ahí? Piensa en tu pequeño ¿Es esa la clase de vida que quieres para él? Si crees que el amor que sientes por ese tipo es más fuerte que el amor propio y el amor por tu bebé, ve y soporta con la cabeza en alto sus agresiones y su vicio y no pienses luego en volver a casa de tus padres, porque seguro te darán la espalda (al menos al principio) por ser igual de irresponsable que él.
      Solamente tú, en el fondo de tu corazón, sabes lo que te conviene a ti y al bebé. La gente puede vivir sin «el amor de su vida», pero nunca podrá vivir sin amor propio 🙂
      Un abrazo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.