Despedirse de la familia nunca es una tarea sencilla. Seguir un estilo de vida como el que nosotros llevamos tiene sus situaciones buenas y otras malas, que desde luego cada uno vive desde una perspectiva diferente.
Para nosotros la despedida significa un nuevo comienzo y por ende nos da mucha alegría y felicidad, pero entiendo que para nuestra familia y algunos amigos sea un momento triste y lleno de un ¿Por qué buscar afuera algo que aquí lo pueden tener perfectamente?
Esta pregunta es difícil contestarla cuando disfrutas de conocer nuevos lugares. Cuando la aventura por no saber qué te depara el mañana te hace hervir la sangre y soñar con cientos de posibilidades. Desde luego que en nuestro hogar tenemos mucho y en casa nos sentimos bien amados y aceptados, sin embargo, seguimos en nuestra propia búsqueda y en la necesidad constante de querer más.
Hoy nuevamente, volvemos a despedirnos. Decimos: “hasta pronto” y aunque sigue siendo triste y no deja de causar cierta sensación de vacío la despedida, la verdad es que estamos felices de emprender una nueva aventura, una que nos llevará a sitios nuevos y que seguro nos deparará nuevas enseñanzas.
Porque puede ser difícil de entender, pero la verdad es que viajar a nosotros nos encanta. A mí personalmente me llena de esperanza, me motiva y me inspira. No sé porque el hecho de estar quieta (durante tanto tiempo) me empieza a generar ansiedad y puedo decir, con el corazón, que disfruté mucho de mis 6 meses y unos días en Colombia. De la estabilidad que generara estar en mi vieja casa o con mis suegros, pero también puedo decirte que ya sentía que era hora de salir y emprender un nuevo camino.
Puedo que mañana quiera estar de nuevo en Colombia, no digo que no, disfruto mucho de mi familia y aunque a veces quiero salir corriendo, la verdad es que la mayoría de las veces la paso genial y me encanta sentirme amada y poder dar amor y compañía a las personas que quiero y significan tanto para mi.
Me voy hoy con mucha ilusión, con muchos sueños por cumplir y con una nueva aventura en mi equipaje. Con nuevos compañeros de viaje, con mucha alegría en mi corazón, con gratitud por el tiempo que pasé con mis amigos y con mi familia y con la esperanza de que pronto volveré y seguiremos recopilando más momentos para disfrutar.
Quiero agradecer a todas las personas que vi esta temporada en Colombia. A las que no tuve la fortuna de ver y con las que no pude disfrutar, espero la oportunidad se repita en un futuro y que pronto podamos volvernos a encontrar. Por mi parte seguiré atenta a vuestros triunfos, aciertos y errores porque de ellos aprendo y enriquecen mi vida.
Un gran abrazo a todos y todas. Hasta una nueva oportunidad!!!
Les dejo fotos de mis últimos días en Cali, Colombia, con imágenes de aquellas personas con las que pude compartir en el último momento 🙂

Despedida Familia día de la madre
La primera imagen de la despedida es esta: celebrando el día de la madre en familia

Despedida con mi Hermano
Unos días después tuvimos una cena con mi hermano y su novia en Crepes

Despedida con Carito
Luego tuvimos una charla en casa con mi querida amiga Carito

Despedida con Giuseppe y Johanna
Los últimos días tuvimos una cena con una de nuestras parejas favoritos Giuseppe y Joha donde charlamos y disfrutamos una noche maravillosa

Despedida con mi Prima Claudia
Mi querida Claudia pasó el viernes en la mañana por casa para despedirse. Gracias a ella tengo un nuevo compañero de viaje

Nuevo Compañero De Viaje
Les presento a mi nuevo compañeros de viaje, cortesía de mi prima Claudia

Despedida donde la Tia Edith
El viernes pasamos a despedirnos de mi Tía Edith y compartimos una tarde llena de risas

Último día Despedida Suegros
El último día a pocos minutos de salir de casa, nos despedimos de mi familia política y mi madre

Así damos por concluído 6 meses y 10 días en Colombia. Con muchas risas, buena compañía y mucho amor.
Hasta pronto 🙂

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *