No sé si les pasó que cuando eran pequeños querían vivir a toda hora descalzos. Yo era feliz andando sin zapatos. Sin embargo, mi tía no me dejaba, aunque mi madre era un poco más liberal en el asunto, pero como mantenía más tiempo con mi tía, ni modos. Un día me enterré una puntilla en la planta del pie (por andar descalza a escondidas) y tuve que andar un tiempo con una venda y zapatos, para que no se infectara y no sé que mas cosas. El problema fue que mi tía aprovechó para decirme lo peligroso que era andar a «pata pelada» y sobre todo lo terrible que se me volverían las piernas cuando me salieran venas varices por andar descalza: «¿Acaso quieres tener las piernas de tu abuelita cuando seas grande?»
Diana descalzaCuando uno tiene 7 u 8 años y te dicen que si andas a pie limpio vas a tener las piernas de tu abuelita cuando grande ¿Qué harías?. No sé ustedes, pero yo era una niña muy obediente y desde pequeña sabía varias cosas:
1. No quería tener venas varices a los 20
2. No quería tener un hijo antes de los 25 y mucho menos antes de los 18
3. No quería vivir en Sevilla (mi pueblo) el resto de mi vida. Primero quería conocer el mundo
4. No me quería casar. Los hombres son muy complicados
5. No quería tener una relación con un hombre casado o que tuviera hijos
Zapatos en KL
Siiii siempre fui complicada y antes de los 15 (de dar mi primer beso y de tener un novio) ya tenía todo esto claro. Pero bueno me estoy desviando. Volviendo al tema de los pies descalzos. Hasta que llegó la era de internet, y pude investigar un poco, ande con zapatos siempre. Me los quitaba solamente cuando era necesario, no estaba encima de la cama o era una emergencia. ¿Qué tal llegar a los 20 con las piernas de mi abuelita?… !!!!Deje así!!! Como dicen en mi tierra.
Sin embargo, cuando creces descubres que las cosas no son como te las dicen cuando eres pequeño. Aquellos temores que tienen tus padres, tus tías, tíos, abuelos o abuelas y otros familiares, te la inculcan y el problema es que muchas veces es difícil dejar de creer en ello. No entiendo por qué nos hacen ese mal, pero es «normal» y si te fijas a tu alrededor o profundizas un poco en ti misma (o) descubrirás que efectivamente hay algo que te inculcaron desde peque y que aún crees, o hasta hace muy poco creías.
Pies descalzos
La cosa es que ya siendo grande descubres que no pasa nada si andas descalzo, que las venas varices dan por otras cosas y depende mucho de tu linea familiar, por ejemplo. Sin embargo, ya estas tan condicionado y sobre todo acostumbrado que sigues usando zapatos. <Porque, así lo hace todo el mundo y es lo «normal»>. Pero resulta que luego viajas y descubres culturas y costumbres diferentes. Lugares donde le enseñan a los niños que comer con la mano no es malo, que andar descalzo está bien y que tener lo básico es más que suficiente… (esto da para otros temas y vuelvo a desviarme)…
La cosa, es que en los últimos 30 días he andado más descalza que con zapatos y debo decir que me encanta. Sí he pisado cosas desagradables, he tenido miedo de andar por ciertos lugares de una casa y desde luego que fue difícil al principio. Pero una vez que descubres que el pie no se te cae por pisar cosas «raras» que el agua y el jabón, y a veces un desinfectante, es suficiente para seguir viviendo, dejas de darle tanta importancia a cosas tan insignificantes y disfrutas estando descalzo. Porque la sensación de libertad que esto da, no sabría cómo describírtela.
Lavadero de pies
¿Y por qué he estado andando descalza? pues resulta que por aquí es normal que cuando entras a una casa, un templo y ciertos lugares «públicos» debes dejar los zapatos fuera para no entrar la mugre al lugar. Muchos piensan que es una costumbre japonesa, pero si le preguntas a los hindúes dirán que es cosa de ellos. Lo cierto es que algunos lo hacen por temas religiosos, otros lo hacen por temas místicos y algunos porque les gusta. Dura más la casa limpia y es más cómodo para todos. Yo lo veo como que todos somos iguales y sin zapatos esa realidad es mucho más cierta 🙂
Antes de viajar, leí recomendaciones de personas que decían que era mejor andar con calcetines, así usaras chanclas, porque andar a pie limpio en esos templos tan sucios o por ciertos lugares donde te tocara pasear descalzo, no aguanta. Lo cierto, es que lo intente, pero a la final yo prefiero andar a pie limpio que con medias. Primero resbala uno menos y segundo, cuando sales de un templo hay donde lavarse los pies. Te mojas un poco y listo. Y si tanto fastidio te da, pues luego cuando llegues a casa pones los pies en remojo un rato y te sacas el mugre. O mejor aún pagas por un masaje de pies, que por aquí abundan y no cuestan mayor cosa.
Pies descalzos
Así que en definitiva con medias o sin ellas, aquí se anda descalzo y no se te roban los zapatos, así pases horas en algún sitio. Por mi parte le diré a mi tía: «No te preocupes, si me sale vena varice debe ser por que así tenía que ser. No es el fin del mundo y ya veremos qué hacer cuando llegue el momento. Mientras tanto disfrutaré de estar descalza y conectada con la madre tierra». Algo que a la final vale la pena 🙂

8 comentarios

  1. Que manias eh?mi madre no me dejaba porque decía que me iba a coger un resfrio…aun asi también soy de andar descalza donde pueda, esa sensación de notar los cambios de temperatura y texturas me flipan(debo de ser una persona muy kinestésicaXD)
    Disfruta de ese placer por mi!
    chu!!

    1. Yo soy de Madrid España y ando descalzo por la calle en verano . Aquí no se ve mucha gente descalza pero raramente y alguna vez….Si que es posible. Pero si que se ve corredores descalzos por los parques. Yo no he tenido nunca problemas por hacerlo. Me gusta y me parece divertido llegar a mi casa con mis plantas totalmente negras. Será rebeldía….placer. …gusto.. no lo se….pero aquí la gente se ha vuelto más tolerante y apenas te dicen algo. También tengo unas batefoot sandals…son como la parte de arriba de unas chanclas pero sin suela.
      Saludos y encantado

      1. Angel qué curioso esos gustos. Yo nunca he caminado por una ciudad descalza, no sé si podría la verdad sea dicha, pues pienso en el calor, en la suciedad y esas cosas y no me dan ganas. En un parque sí que lo he hecho. Caminar por la hierba me gusta mucho. Gracias por compartir tu experiencia 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.