Esta bien concentrarse en la meta, pero nunca pierdas de vista el camino a recorrer. Si lo haces, te puede pasar lo que a nuestro amigo… Aunque a él solo le pasa los lunes 😉

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.