Tras una larga conversación con un amigo esta semana, me ha dejado con esta inquietud y por ello hoy voy a reflexionar sobre las cosas o las personas indispensables, imprescindibles y necesarias en nuestra vida.
No va dirigido a ti, ni a nadie en especial. Es una reflexión personal que hago según mis propias experiencias. Si te sientes identificada (o) genial.
Si opinas que no tengo ni idea del tema, debe ser cierto y me encantaría debatir contigo y sobre todo aprender. Si te animas a comentar al final encantada de leerte luego. Así que aquí vamos.
Cuándo dejas de ser indispensableLa primera vez que escuché la expresión «soy indispensable/imprescindible y necesaria» fue hace algunos años en mi anterior trabajo.
Tal vez antes la haya escuchado, pero nunca había pensado en ella hasta ese momento.
Cuando esa persona decía que no la podían echar del trabajo porque sin ella las cosas no funcionarían, ya que era indispensable. En ese momento yo pensaba:
«De qué hablará. Profesionales con su mismo perfil hay un millón de personas, muchas de ellas cobrarían menos y harían más de lo que hace»…
Pero quien le dice eso en la cara a su jefe. Yo soy muy sincera, pero decidí quedarme callada y esperar. [piopialo]Porque solamente el tiempo es el que te dice que tanta razón tienen las personas[/piopialo] cuando hacen afirmaciones como esta.

El tiempo pasó…

Un tiempo después, por cosas de la vida, salió de la empresa y ¿a qué no adivinas qué paso? Estoy segura que no se te pasa por la cabeza…
Pues sí, el mundo siguió girando. El trabajo se siguió haciendo y fue posible sobrevivir sin esa persona.
De indispensable nada. La mayoría celebró su retiro, porque cuando te crees indispensable olvidas ciertas cosas y te vuelves chocante para la gente. Eso le pasó a esta persona.
Así que cuando se fue nadie la extraño, ni la lloró. Todo el mundo era feliz trabajando horas extras, haciendo cosas que no tenían que hacer, porque se había ido al fin «la persona imprescindible«.
Todo para demostrar que no era necesaria y que el cambio era lo que se necesitaba. Una historia triste y cruel, ¿No te parece?

Mi historia con el tema de los indispensables y necesarios

Hace poco cuando decidí dejar mi trabajo. Varias personas me decían que las cosas no funcionarían sin mí, que no podía irme porque era un activo de la empresa.
A mí eso me daba mucha risa y cuando decidí irme, lo hice con la convicción y seguridad de que todo seguiría su curso, de que nada cambiaría. De hecho, estaba segura que las cosas iban a mejorar con mi retiro.
Porque no me gusta ser indispensable para nada, ni para nadie. Si muriera hoy, estoy convencida de que no paro el mundo de nadie, de que la vida seguirá girando para todos los que me rodean.
Eso sí, no serán tan felices como son conmigo a su lado, pero aprenderán un montón y volverán a sonreír con el tiempo. Porque así es la vida 🙂
Snuggles
Así que ya ves para dónde va mi reflexión. Si hoy alguien me dice:
«No puedo dejar mi trabajo porque soy imprescindible, indispensable o necesaria» creo que me reiré en su cara y le diría algo así: «
¡¡¡Venga ya!!! (a lo español, sí señor) no lo quieres dejar porque eres una cobarde que se escuda en una excusa débil para no salir de la zona de confort que te proporciona un trabajo». Porque así es.

Realiza este ejercicio, si piensas que eres indispensable

Para un segundo, imagina / visualiza un mundo sin ti y comprueba que no se va a paralizar porque te vas.
No dejarán las personas de hacer lo que hacen porque tú decidiste hacer otra cosa, irte del trabajo, de la universidad, de la casa de tus padres, de la ciudad o país.
Las cosas siguen su curso y su camino. Lo único diferente es que no estarás ahí, pero alguien contestará el teléfono, alguien responderá los e-mail, alguien hará tu «maravilloso» trabajo, incluso mejor de lo que tú lo haces.
Así que si estas pensando dejar un trabajo, una situación, alguien o algo y te excusas en que eres imprescindible, indispensable o necesaria. Dilo y luego ríete de ti mismo (a) por pensar algo tan estúpido y  replantéatelo mejor:
¿Por qué me da tanto miedo dejarlo?, ¿Por qué no quiero buscar otras alternativas, otras oportunidades? O si tan a gusto esáas, disfruta de tu trabajo y de la vida que tienes, pero no creas que eres indispensable.
Pensamientos como ese lo único que generan es que te creas más de lo que eres, que te separes de las personas (aunque no lo creas) y que el día de mañana cuando el mundo te de una patada en el culo, te sientas a llorar diciendo:

«pero por qué me pasa esto si yo era indispensable»

Cuándo dejas de ser indispensable
Por pendejo es que te pasa lo que te pasa. Por que en vez de decidir ser más activo, proactivo, ingenioso, amable, atento, servicial, honesto, etc., etc., etc. Has decidido ser imprescindible, indispensable o necesario y los imprescindibles no hacen más que jactarse de lo que supuestamente pueden hacer y otros no pueden.
Amiga, abre los ojos, el mundo esta inundado de personas que hacen lo que tú haces mucho mejor y más barato. Así que se persona, mira al rededor y bájate de esa nube, que por estar allá lo único que conseguirás es que cuando se te desinfle o evapore te darás un golpe del que te demorarás en recuperar.
Así que respondiendo la pregunta inicial del post ¿Cuándo dejas de ser imprescindible, indispensable o necesario? la respuesta es aquí, ahora, en este momento no eres imprescindible, indispensable o necesario para nada, ni para nadie.
Despréndete de ese sentimiento, deja que los demás también se desprendan de esa creencia de que sin ti no son nada. Una creencia que tú has permitido alimentar.
Vive, ¡¡¡por favor!!! que ese pensamiento lo único que hace es atarte un cordón en el cu..ello y limitar tus alas, limitar tus sueños, tus esperanzas y no te permite ser lo que realmente quieres ser.
[su_divider text=»Subir» divider_color=»#aa38b5″]
Uhhhh Me ha salido de un tirón si les digo la verdad. Espero que al final no me odies mucho.
No olvides que el que no estés de acuerdo conmigo no significa que no podamos ser amigas 😀
Recuerda que estamos en la búsqueda de la felicidad, así que te dejo esta frase para que reflexiones: «
[piopialo vcboxed=»1″]Si dejas que una persona o situación consiga ser indispensable en tu vida nunca serás feliz del todo[/piopialo]

35 comentarios

  1. wuao cierto aveces uno siente que es indispensable, y uno cre que con complacer a otros se olvida de uno muy cierto lo que dices de verdad. Vive, ¡¡¡por favor!!! que ese pensamiento lo único que hace es atarte un cordón en el cu..ello y limitar tus alas, limitar tus sueños, tus esperanzas y no te permite ser lo que realmente quieres ser.
    bella gracias

  2. También está la versión contraria, la de que valoren o no tu trabajo como indispensable, que es algo que se agradece muchísimo y que anima a seguir trabajando más y más, y con más ganas. En mi actual trabajo mi superior no valora absolutamente nada y sí siento que se hundirá cuando se le vaya la buena suerte de empleadas que tiene, pero vamos, que en cuanto pueda yo sí me largo por eso mismo jajajaja
    Besinos

    1. jajaja guapa, que no me río de ti, sino de lo que dices. Es verdad muchos jefes no valoran a sus empleados como debe ser y pierden grandes personas que podrían dar mucho más si se les dice alguna palabra agradable o al menos se les da a entender que hacen las cosas bien. Una pena que sea así, pero bueno ser jefe no es sencillo y cada quien lo hace desde la experiencia que tenga, todos aprendemos a los golpes al fin y al cabo. Un abrazo guapa 🙂

  3. Hace muy poco fui a la presentación de un libro, el escritor nos enseñaba a aprender a decir que NO, a que no teníamos que gustar a nadie, solo a nosotros mismos, que si alguien le ofendía que se le dijera No, significaba que era mejor pasar de esas personas, que nadie depende de uno para hacer sus vidas y que nadie es necesario en tu vida para lograr tus propósitos.

    1. Kat y es que así es, lo que pasa es que estamos tan apegados a las personas, a la vida y las situaciones que nos cuesta darnos cuenta que en nosotros está el poder de ser felices o no… Cuesta, pero bueno vamos por el camino. Súper interesante ese autor, ya me contarás el nombre. Un abrazo guapa 🙂

      1. Pero no crees que hay una diferencia entre ser indispensable y ser dependiente ,es decir ya de por si el ser humano es todo un caso y su formaa de ser va creando uno u el otro de lo dicho arriba ,pero que pasa con las grandes corporaciones a veces el que esta a la cabeza tiene las ideas correctas con el giro del negocio y estas para colmo le funciionan , dudo mucho que las ideas de el se comparen con las sus subordinados quizas son peores o mejores pero el tio va con la empresa ,alli ya entra un tema enseñar a tu gente a delegar para cuando el este viaje que se yo pero que la cosa siga ,pero el siempre seguira siendo el indicado ,ahora en las relaciones humanas si estas se volvieron idispensables para cada una y forman toda una relacion alrededor de ello es malo ?si han decidido pasar su vida ,ahora entra la dependencia creo que aqui ya es un tema de apego cuando esto te hace mal a lo que voy es que todo esto es una eleccion y esta en nosotros saber el poder que le damos ,,,,,,por ejemplo tu madre,tu padre ,tus hijos ,Dios la fe tampoco deben ser indispensables es un tema complicado .

        1. Luís es un tema de opiniones y de experiencias. Yo sí que creo que nadie es indispensable, puedes hacer las cosas diferentes y organizarte mejor que otros, pero a la final si te mueres o te vas a otra parte, la vida debe continuar sin ti. Si eso no pasa, algo has hecho mal, algo ocurre con el tema de apegos y dependencias que no deberías tener y si los demás lo tienen, pues es su problema, no debería ser el tuyo.
          Pero bueno, ahí cada uno con su experiencia. Para mí ni mi padre, ni mi madre, ni mis hermanos, ni mi pareja, ni Dios, son indispensables. Cuando no estén en mi vida, ésta seguirá precisamente a lo que ellos me han enseñado y el porte que han hecho.
          Y sí, seguramente me dirás que madre solamente hay una y es así, pero indispensable es cuando eres un bebé, a los 40 ella es un ejemplo, pero la ley de la vida es que muera primero y por triste que suena, pensar que sin ella no podría vivir es mentir, porque a la final podemos seguir adelante.

  4. Esto lo he podido comprobar con algunas «amistades», de ser como uña y carne a dejar de hablarse de la noche a la mañana, cuando alguna de las partes pensaba que necesitaba a la otra persona en su vida y de repente ya no puede contar con ella.
    Y el otro extremo, más doloroso, eso sí, es cuando un ser querido nos deja, por desgracia tenemos que seguir sin él/ella cuando creíamos que era imprescindible en nuestra vida, pero no nos podemos quedar parados, como bien dices, l mundo sigue…
    Bss.

    1. Paula en esta vida estamos de paso y todos vinimos a cumplir un propósito algunos lo cumplen más rápido que otros y por eso se van antes, pero no quiere decir que dejen de existir realmente, simplemente van a otro lugar donde no podemos verles y eso es lo que más cuesta aceptar, no poder tener contacto con ellos. La vida sigue y a la final nos toca aprender a vivir sin ellos 🙂

    1. Bueno y es que no lo son la verdad, nada que haga tu vida miserable es bueno. Si sientes que te mueres porque no tienes móvil o porque tu pareja te deja mal vamos en la vida. Hemos venido sin nada y deberíamos ser capaces de vivir así y ser felices en nuestra propia piel. Qué cuesta, un montón!!! eso es verdad 🙂

  5. Muchas gracias por tocar este tema, es en particular sensible en mi caso, porque he tenido que trabajarlo mucho y aun lo sigo haciendo.
    Mis padres me han criado con la mayor libertad que se puede criar a un hijo, sin embargo eso no evito que cuando decidi vivir fuera de mi pais, sintiera el corazon partido al medio al momento de la despedida.
    Tenia miedo sobre como iba a ser estar lejos de ellos, como iban a estar ellos conmigo lejos, miedo a no estar si «algo malo ocurria» ( o algo bueno tambien), etc.
    Sin embargo, a medida que paso el tiempo y se sucedian los viajes, reencuentros y despedidas, todo se fue acomodando y nos acostumbramos a esta nueva relacion, con periodos a la distancia pero igual de intensa cargada de amor, que es lo que importa.
    Cada dia trato de pensar si lo que estoy haciendo y donde estoy es realmente lo que quiero, deseo en lo mas profundo de mi corazon ser responsable de mi propia vida.
    Gracias Diana, abrazo!

    1. Guapa, cortar el cordón umbilical cuesta un montón, yo pensé que para mí iba a ser muy complicado también porque soy muy apegada a mi madre. Pero este estar lejos ha hecho de mi algo que me encanta. No te digo que sea fácil cada que nos despedimos, pero aprendimos a comunicarnos de otra manera y ahora los siento más cercanos a mi que cuando estaba allí, porque la distancia hace que seas más creativo y que encuentres formar y muchas maneras de compartir. Yo nunca me siento sola por más lejos que esté, siempre mis padres y mi familia están ahí y eso es genial.
      Dejar de vivir tu vida por estar pegada al culo de tu familia no es lo mejor, somos seres independientes y como tal tenemos que aprender a vivir sin ellos sino, ¿Cuál es la idea de la vida? ¿Qué aprenderías tu si estuvieras bajo su cuidado todavía? Hay que soltar para vivir y sí cuesta y mucha gente no lo hace porque es más cómodo estar allí y es desde ese punto donde tendrán que aprender. Cada uno desde el camino que tenga que recorrer 🙂 Un abrazo guapa y mucho ánimo 🙂

  6. Pingback: No hay que ser indispensable, sino necesario
  7. Todos en cierta medida somos necesarios, más no indispensables, pues si nos ponemos a ver en una casa, la madre es necesaria para hacer el oficio de la casa, mantener la ropa, la comida, la casa limpia, pero si se va, los que quedan harán el trabajo o conseguirán a otra persona que lo haga, igual el padre, es necesario para que entre el sustento, al faltar se buscará una forma de suplir el hueco económico que deja, así que todos somos reemplazables.

  8. Nadie es indispensable en un trabajo. Sobre todo desde que nos educan en habilidades muy específícas para podernos reemplazar como piezas de engranajes por otra persona con habilidades similares.
    Uno puede ser indispensable en su familia, en sus amigos… por lo que aporta y por lo que significa su ausencia. Pero no indispensable, ni imprescindible, sino que aportaba cualidades que no aparecen en el CV, y a veces crear buen ambiente de trabajo, o buen ambiente familiar o entre amigos no tiene precio 😉

    1. Estoy de acuerdo con eso de lo que aportas y lo que puede significar tu ausencia. Pero por más unida que sea tu familia y buenas relaciones tengas con tu grupo de amigos. Si te vas por ejemplo a otro país o si te mueres, las cosas van a cambiar inevitablemente. Antes eras necesario, no sé para contar chistes, pero en tu ausencia otro los contarán mejor o peor, pero con el tiempo eso ya no importará. Si eras el que daba consejos, te los pedirán de otra manera, por otro medio, pero después de un tiempo ya no importará porque tu ausencia se ha mitigado. Igual será para ti donde sea que llegues.
      A donde voy es que puedes creerte o creer que eres importante porque aportas un valor a tu familia, grupo de amigos o trabajo. Pero a la final, eso tan bonito y valioso no es tan grande como puedes creer.
      ¿Estoy como oscura hoy? No que va, el punto es que puedes aportar, ser importante para ellos y ellos para ti, pero el problema radica en el apego y en la creencia errónea de ser irremplazable 😉

    1. Uhmmm interesante lo que dices, me gustaría saber por qué no tienen nada que ver. Para mi son como hermanitas, no significan exactamente lo mismo, pero a la final se trata de lo mismo. Crees que alguien depende de ti (te necesita) para ser o hacer algo y/o crees que necesitas de alguien para ser o hacer algo. No sep… Tendré que pensar más en ello, pero si quieres contarme tu punto de vista para ayudarme a aclarar, me encantaría conocerlo 🙂

      1. Hola… se me ha ido un poco la mano con el comentario y lo he acabado colgando en mi web.
        Pero como resumen: Necesario implica que es importante que esté en el proceso, porque no solo mejora el resultado final, pero más importante todavía, mejora las capacidades y habilidades de las personas que forman parte. Este perfil de personas son las que consiguen plasmar el concepto gestáltico que el todo es más importante que la suma de las partes.

  9. Amén hermana!
    Yo nunca me he considerado necesaria en la vída de nadie,pero si soy de pensar que ciertas personas lo son en mi vida…pero el día que no estén que será de mi? Por eso estoy trabajando duramente en cambiar mis patrones mentales e intentar ser feliz conmigo misma, sin ayudas y apoyos externos…es difícil, pero a cabezona no me gana nadie!XDDD
    Tú si que eres imprescindible para nosotros así que no dejes de escribir e inspirarnos!!
    Chu!!

    1. Amiga, creo que eso es bien complicado el tema de desprenderse de las personas que creemos imprescindibles en nuestra vida. Pero sabes qué, cuando se logra se ama con más libertad y se puede disfrutar mucho más de la persona. No es fácil, eso sí que es cierto, pero es un proceso que se lleva poco a poco, al fin y al cabo nos han enseñado mal y desaprender lo aprendido cuesta montón 😉
      jajjajaja mira que he estado inspirada estos días, cosa rara en mí, pero mientras dure toca aprovechar 😀
      Un abrazo 🙂

  10. Siempre lo he pensado y tratado de reflejar, más que todo en mis hijos, desde pequeños quise que no sintieran que les era necesaria ni indispensable, sin mi, viven hasta mejor, no más felices, pero sobreviven.
    Y es verdad eso de sentirse indispensable en la vida de alguien,cuando se estira la pata, el mundo no se detiene, todo sigue girando, así que entre más rápido nos bajemos de la nube de que sin nosotros no pueden vivir, más rápido encontraremos otras cosas que hacer.

    1. Madre eso es muy pero que muy cierto, nos has enseñado un montón con ese «desapego» que no es falta de amor, sino todo lo contrario. Sin embargo, la sociedad termina enseñándonos unas cosas que son difíciles de olvidar y que a veces cuestan un montón dejar atrás. Pero yo estoy súper agradecida por las bases que aprendí en casa, sino fuera por ellas no sé qué pensaría de la vida en este momento 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.