Nuestra tercera semana en KL estuvo bastante tranquila. Estuvimos en «casa» casi toda la semana, Jaime recuperándose de su «casi gripa» y yo haciendo muchos trabajos de la Universidad, exámenes y tratando de adelantar un poco las cosas. Pero tras el «encierro» y tanto trabajo, el jueves decidimos salir y disfrutar de la vida en la ciudad. Desde donde nos alojábamos, el trayecto era de 20 minutos en tren, pero antes de llegar a la estación era necesario caminar unos 20 minutos. La otra opción era tomar un taxi, pero caminar nos gusta y la tarde no era muy caliente, así que con nuestros bolsitas en el hombro y con todas las ganas de «explorar» emprendimos nuestro camino hacia KLCC que es la estación que queda justo al lado de las Torres Petronas. Nuestro plan era ir a cine para ver Thor: The Dark World. Para mi ir a cine es el mejor plan que existe. Soy una chica fácil de complacer 🙂 Como llegamos temprano, tuvimos tiempo de explorar y eso hicimos.

Normalmente cuando vas a ver las Torres, algunos olvidan que se pueden ver de muchos ángulos o tal vez por las prisas no da tiempo para disfrutar de un poco más y terminan solamente viendo la parte del frente, pero en la parte de atrás es aún mejor. Hay un parque, llamado KLCC Park. Es muy agradable, hay mucho espacio para estar. Tiene un pequeño lago, zona verde, unos árboles impresionares, pista para caminar y hasta una especie de piscina en la que puedes meter los pies y si eres más osado darte un baño. Eso sí con la ropa puesta, no olvides que estamos en un país musulmán, así que respeto ante todo. Además allí mismo se encuentra el Acuario (no lo hemos visitado aún, pero tal vez a la vuelta). El lugar es muy agradable para estar. Además que las torres desde allí se ven, incluso, más espectaculares que de frente. En este lado hay menos turistas, (al menos a la hora que nosotros estuvimos) aunque se ven. Pero sobre todo hay más «locales». Gente que se sienta a disfrutar del día, a jugar con los niños en la «piscina», a contemplar el lago, o aquellos deportistas que corren o caminan por la pista, así como algunos ciclistas y otros más aventureros en carritos de golf.
Completamente recomendable el parque, además para mí, la mezcla de ciudad con algo verde es lo mejor 😀 Ese día no alcanzamos a recorrerlo todo, pues a pesar de que llegamos temprano para nuestra película, no nos dio tiempo a hacer mucha cosa. Ya sabes, eso de pararse observar, tomar fotos, hablar, ver y demás no da para mucho y el tiempo pasa realmente volando cuando disfrutas el recorrido. Así que ni modo, voltear la cola y regresar al centro comercial para comprar las crispetas (palomitas) y entrar al cine. Sí, soy de esas que les gusta comer palomitas en el cine. Para mí, una película sin ellas no es igual. Lo siento, me gusta y disfruto de un buen tazón, el más grande que vendan y a veces se me queda corto. Sin embargo, aquí el más grande es como el medio en España y tal vez un pequeño con extra en Colombia. Muy poquito, si te digo la verdad. Pero qué le vamos a hacer, es lo que hay.
Con las entradas en mano, las crispetas listas y la mantita en el bolso, entramos a ver la película. ¿Para qué una mantita? Bueno, no sé si he olvidado decirles, pero aquí los centros comerciales, locales, trenes y demás tienen el aire acondicionado a toda marcha, o como dicen en España «a toda leche». Los lugares pueden ser bastante fríos, así que la mantita nunca falta y es un gran accesorio que toda chica debe tener en este país. Porque sirve para un montón de cosas, entre ellas para protegerte del frío en el cine 😉
La película, obviamente se encuentra en ingles con subtítulos en malayo y chino (sí al mismo tiempo. La pantalla es grande, da pa todo). Gracias a Dios tenía subtítulos en chino, sino, no hubiese entendido nada 😀 jajaja Lo sé es un mal chiste, pero me gusta jajaja : D La sala del cine, no era la famosa Beani de TGV, ya quisiera yo, pero uno Jaime no quería entrar a esa sala y dos la película no la estaban dando allí. Pero una cosa si les digo: yo sí quiero entrar a esa sala, así que el día menos pensado Jaime se verá allí acostado y no sabrá qué fue lo que pasó 😀 (hoy estoy algo chistonta, lo siento :D)
Por su parte, la sala que nos tocó era bastante normalita. Ni muy cómoda, ni muy incomoda. El sonido y la pantalla estaban bien y había mucha gente. Las crispetas estuvieron deliciosas y la película en sí estuvo buena y aunque mi inglés no es una maravilla, puedo decir que entendí que Thorn fue reemplazado por su hermano Loki, quien ahora es bueno y lo mejor, va a dominar el mundo. O algo así 😀 jajaja
Tras la película salimos a recorrer el centro comercial de KLCC que no habíamos tenido el placer de ver en nuestra primera incursión. Así que visitamos tiendas, sobre todo la de Apple. Disfrutamos viendo escaparates y principalmente tecnología, hasta que nos llamó nuestro amigo Mani (recuerdan, el señor Hindú que conocimos hace unos días en Batu Caves), pues bien nos ha llamado para invitarnos a Malacca el fin de semana. Malacca es una ciudad que queda a unas dos o tres horas de KL en coche. Así que con ese plan en mente y tras pasar una tarde «relajada» nos hemos regresado a casa a trabajar, para así poder disfrutar de un día completo en Malacca 🙂
¿Demasiado normal mi tercera semana en KL? Pues no han leído nada. Mis días son así, normalitos y llenos de trabajo y poca acción 😀 Pero cuéntame algo interesante ¿Viste la película? ¿Te gustó? ¿Sí fueron así las cosas o entendí mal lo que pasó? ¿Te gusta ir a cine o prefieres ver las películas en la comodidad de tu casa? ¿Has estado en una sala como la Beanie? ¿Qué tal la experiencia? ¿Te gustaría repetir o ir por primera vez?

5 comentarios

  1. JAJAJAJAAJAJA
    ¡Me parto con tus chistes!Tenemos el mismo tipo de humor…por eso me encantas!!<3
    Me das una envidia sanota que no veas chica…estoy deseando leer el post sobre Malacca!!yujuuuu!!
    No me destripes la peli, que aun no la ví…pero, ¿no comentas nada de ese-pedazo-de-hombre que es Thor???jajajajajaja
    Chu!!

    1. Por Diosss él se merece toda una entrada dedicada a él, que digo entrada, todo un blog jajajaja y sabes qué me di cuenta haciendo esta nota, que es hermano del también guapo Liam Hemsworth y tiene otro hermano que no es tan «guapo» como ellos, pero que no está nada mal. Al menos tiene los mismos ojos… Vaya que esa madre se los ha currado 😀 jajaja
      No te preocupes no te cuento nada que haya pasado realmente, era por molestar… Aunque bueno, quien quita que así haya sido (tampoco es que haya entendido mucho) jajaja

  2. Pues yo que te veo por ahí, por allí y por el otro lao ¡no sé de donde sacas tanto tiempo! 🙂 Haces un montón de cosas, eres una mente inquieta y al parecer muy activa.
    No he visto la peli de Thor pero si Jaime no quiere ir a la sala Beanie ¡yo me apunto sin dudarlo! Eso sí, con tanta comodidad y mi inglés también flojete lo mismo me duermo.
    A mí también me encanta ir al cine aunque yo soy de los que se concentra en la peli sin palomitas ni nada y, como hagas mucho ruido comiendo, lo mismo te echo un mal de ojo jajaja

    1. jajajaja ya veo Juan eres de los que mira mal a los que comen palomitas y hablan mucho. Definitivamente no podemos ir juntos al cine, yo soy habladora empedernida. Hablo mucho y comento a toda hora. Jaime vive desesperado conmigo, a veces se enoja bastante, pero yo igual es que no aprendo. Así soy, e intento no hablar cuando estamos en cine, pero es que es inevitable. Eso sí trato de comer sin tanto ruido, pero hacer comentarios… No sé cómo no hacerlo (tal vez yendo sola y eso porque si alguien es tan de malas de hacerse a mi lado… jajaja)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.