Hay días en que es necesario dedicarse un poco de tiempo para uno mismo. Las personas tienden a olvidarse de si mismas por pensar siempre en el trabajo, el estudio, los hijos, las deudas, las responsabilidades, el marido, novio, mozo, o todo lo anterior junto, mezclado y a la décima potencia. Es importante hacer un alto en el camino y consentirse un poco. Cada quien tiene su técnica para ello, algunas personas tal vez nunca lo han hecho y no sabrán qué hacer, ni cómo hacerlo y sobre todo por qué hacerlo.
SentirPues les daré varias ideas, desde las más banales a las más sencillas. Algunas personas pueden creer que mimarse es ir de compras y gastar dinero en cosas lindas para ella (él) o para otras personas. Otras, las (los) más osadas (o), podrán pensar que la mejor forma de mimarse es que su pareja la consienta acariciándole y luego teniendo sexo salvaje y descontrolado. Unas pocas pensarán que un día completo de spa, donde te hagan masajes, te consientan el cuerpo y te mimen sin parar es lo mejor para mimarse.
Ninguna de estas alternativas están mal, sin embargo hay cosas más “simples” que pueden ayudarte mucho más, pues con lo primero gastarás dinero y si tienes problemas económicos esto en vez de darte tranquilidad te darán un dolor de cabeza en el futuro. Con lo segundo, seguro te ayudará a relajarte, sin embargo, quiere decir que necesitas de tu pareja para que te haga sentir bien y esa no es la idea de mimarse, ya que hablamos de algo que puedas hacer tú misma, no esperando que otros te den algo. El día en un spa es fabuloso, poder darte un buen masaje que te aligere el cuerpo es genial, sin embargo deberás mezclar esto con algo más interior, para que de verdad tenga un buen significado y valga la pena, porque sino el primer día estarás regia, pero al día siguiente estarás otra vez como si nada.
Entonces ¿qué puedes hacer para consentirte o mimarte sin que involucre a otra persona? Salir a caminar sola, disfrutar de la naturaleza, de la ciudad, del campo, del mar, de un árbol, de un largo baño, de una comida sana hecha por ti, de leer un buen libro y dedicar tiempo a ti misma, sin pensar en nadie más salvo en estar bien, contenta, tranquila y por un momento sin preocupaciones. Puede parecer imposible y hasta egoísta y con el ajetreo del día a día puede ser casi imposible, pero intenta sacar un espacio cada día para consentirte, si no puedes saca un día al mes para ti. Solo para ti, para encontrarte a ti misma y sobre todo para recargar energías y poder seguir afrontando las duras penurias de la vida.

2 comentarios

  1. Hola Diana. Me ha agradado mucho leer su artículo, el cual ayuda a caer en cuenta que consentirse uno mismo va mucho más allá de lo material y es más fructífero hacerlo desde el interior, sin depender de los demás. Amarse a uno mismo, implica sacar tiempo para el propio disfrute. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.