Me considero una persona con pensamientos positivos, sin embargo no te negaré que en algún momento he tenido pensamientos que contaminan, de esos tan negativos, pesimistas y oscuros que asustarían al más Santo. Porque resulta que soy humana y es normal que dependiendo de ciertas situaciones que viva llegue a mi mente pensamientos que contaminen mi estado de ánimo y el de las personas que tengo al rededor, haciendo con esto que no disfrute el aquí y el ahora.
¿A qué se debe esto? ¿Podemos controlar esos pensamientos? ¿Es bueno expresarlos? ¿Sirven para algo?
Pensamientos que Contaminan
Te voy a poner en un contexto para que entiendas mejor lo que quiero expresar. En mis viajes me he topado con muchos tipos de personas y la mayoría que viene de Sur América a Europa no pueden evitar decir cosas como: «tanta opulencia se debe a lo que nos robaron» o «todo esto debería ser nuestro y no estar en un museo»… En fin
Si dejamos de disfrutar lo que observamos y estamos viviendo ahora pensando en cosas que no vivimos, ni mucho menos pudimos cambiar ¿Qué nos ganamos con eso? ¿Pasar un mal momento? ¿Dejar de apreciar la hermosura del mundo por un pasado oscuro o violento que no pudimos evitar? ¿Llenarnos de odio y resentimiento sobre algo que está totalmente fuera de nuestro control? ¿Por qué hacemos eso? ¿Qué sentido tiene envenenarnos de esa manera?
La verdad es algo que no comprendo, que no comparto y sí, lo he pensado alguna vez, pero así como lo pienso lo dejo ir, porque ¿Qué sentido tiene darle mente a esos pensamientos? ¿Para qué me enveneno yo misma y a las personas alrededor con esas ideas? ¿Qué me gano al hacerlo?

¿Lo que dices contamina?

Este es un ejemplo extremista de un pensamiento que contamina y es que así como ese ejemplo hay otros que decimos muchas veces sin ser realmente consciente de ello. Tal vez nunca has conocido una persona así, pero no te sorprendas si tal vez has conocido a demasiadas, porque este mundo, lamentablemente, está lleno de personas que tienen pensamientos que contaminan consciente o inconscientemente.
Soy una convencida de que hay que decir lo que pensamos y no quedarnos con ello atragantado, puede que nadie esté de acuerdo o puede que haya más como nosotros y piensen igual, eso a la final no importa. Somos personas únicas, diferentes y esa diferencia es la que nos hace especiales.
No te de miedo decir lo que piensas, nunca. Sin embargo, lo que si me gustaría invitarte es a que no alimentas ese tipo de pensamientos porque, poco a poco y paso a paso, vas envenenando tu alma y a las personas que te rodean. ¿Y quién pierde con ello?

Pensamientos que contaminan

Hablando de los pensamientos que contaminan y sobre todo cuando los compartes con un grupo de personas te pregunto: ¿Estás cambiando el pasado? ¿Haces que el oro nos sea devuelto o que los muertos revivan? ¿Cómo reaccionan los demás cuando compartes ese pensamiento?
Dime sinceramente ¿Qué ganas con ello salvo indisponerte, indisponer a otros, generar una discusión sin sentido, quejarte y sobre todo no disfrutar de la belleza que nos puede brindar lugares históricos, momentos mágicos que tienes la oportunidad de ver y vivir?
Yo la verdad, te invito a que reflexiones, porque te estás perdiendo un montón de cosas maravillosas pensando de esta manera y estás generando una guerra de pensamientos y palabras sin sentido mezclado con odio, rabia y resentimiento que hoy en día no debería existir en el mundo. El pasado ya fue bastante duro ¿No crees que deberíamos tener un futuro mejor?
Recuerda lo que dicen por ahí:
[piopialo vcboxed=»1″]Que de tu boca solamente salgan palabras de amor y sabiduría, no de odio y resentimiento»[/piopialo]
Y si aún tienes dudas sobre esto que te planteo, te sugiero que utilices el filtro de Sócrates cada que hables: Verdad, Bondad y Utilidad.
[su_spoiler title=»Si quieres conocer la historia, da clic en el +»]
Cuentan que un día un conocido se encontró con Sócrates y le dijo:
—Sócrates, ¿sabes lo que acabo de oír acerca de un amigo tuyo?
—Espera un momento —replicó Sócrates—. Antes de continuar me gustaría que pasaras un pequeño test a lo que vas a decir. Lo llamo el triple filtro.
—¿El triple filtro?
—Eso es. Antes de que digas nada sobre mi amigo puede ser una buena idea tomar un momento y filtrar lo que me vas a decir. El primer filtro es el de la verdad. ¿Estás completamente seguro de que lo que me vas a decir es verdad?
—No —respondió el otro—. Solamente acabo de escucharlo…
—Está bien —dijo Sócrates—. Entonces no sabes si es cierto o no. Ahora el segundo filtro, el de la bondad. ¿Es acaso bueno lo que vas a decir sobre mi amigo?
—No, más bien todo lo contrario.
—Así que lo que me vas a decir es malo, y realmente no sabes si es cierto. Bien, todavía queda el filtro de la utilidad. Lo que me vas a contar sobre mi amigo, ¿es útil para mí?
—No, probablemente no.
—Bien —continuó Sócrates—. Desconoces la veracidad de lo que me quieres decir. Además es malo e inútil. ¿Entonces para qué quieres contármelo?
[/su_spoiler]
Y volviendo al ejemplo del principio, no digo que la historia esté para ser olvidada, es bueno conocerla, pero no es bueno vivir con odio, resentimiento y aprensión por algo que nosotros no vivimos. No podemos cambiar algo que pasó hace cientos de años, por eso vuelvo y pregunto ¿Qué nos ganamos con quejarnos, cada que vemos un lugar bonito en Europa, por lo que «nos robaron»?
[su_heading size=»17″]»La historia es historia y ya nada podemos cambiar, pero el futuro es otra cosa y ese sí está en nuestras manos» [/su_heading]
Con estos pensamientos que contaminan, amigo mío, lamentablemente nunca cambiarás el mundo, tu mundo 🙂

¿Qué tantos pensamientos que contaminan tienes al día o a la semana? ¿Puedes distinguirlos y eliminarlos cuando llegan? ¿Crees que está bien expresarlos y contaminar a las personas con ellos?

26 comentarios

  1. Ay Diana este post me llega como un mensaje, todos tenemos a diario miles de pensamientos, unos buenos y otros no tanto. Evitarlo, anestesiarnos o callar nuestra mente no lo veo como una buena opción.
    Yo acepto con amor los pensamientos que me lleguen pero con mi energía positiva y perspectiva optimista trato de darle un manejo a cada pensamiento, buscando una reflexión y encontrando respuestas a muchas cosas, a como soy en realidad, a los errores que quizá cometo a mi relación con los demás…muchas cosas.
    Saludos !

  2. La historia es y será injusta para muchos, es parte de la vida y debería ser del aprendizaje pero esos pensamientos no llevan a nada, sólo al resentimiento. Quizás Europa arrebató cosas antiguamente pero ha ayudado a muchas familias a seguir adelante vengan de donde vengan así que esto es un hoy por ti mañana por mí..
    Un beso

  3. El dicho popular que dice de que todo esta en la mente, lo estas confirmando con tu publicación y es que realmente es un realidad, quien sabe dominar su mente, tiene todo el poder para lograr lo que se proponga mas rápido de lo que cree. Me gusta el análisis y los aportes que nos hacen , aunque una cosa es leer y otra aplicar, se que será de gran utilidad para muchos, incluyéndome.

    1. Andre, es verdad, el poder lo tenemos todos, sin embargo saber utilizarlo es algo que requiere entrenamiento, paciencia y tiempo. Hay que ir poco a poco y a nuestro ritmo, pero a la final lo conseguiremos, hay que buscar también la fórmula que nos funciona a todos 🙂
      Un abrazo guapa 🙂

  4. Cuanta verdad hay en lo que comentas, es verdad que debemos cambiar nuestra manera negativa de pensar y ser más positivos, aix y lo que cuesta! Intentaré tener un futuro mejor!

  5. Algunas personas viven atadas al pasado y no se dan cuenta que así no disfrutan el ahora, esto me recuerda un poco a ese de ver el vaso medio lleno o medio vacío, cuando me invaden pensamientos negativos, ya sea porque hice cólera, estoy triste o tuve una mala experiencia durante el día trato de enfocarme siempre en cosas que me ayuden a sentirme mejor, para no caer en la angustia y depresión!

    1. Rebeca esa es una excelente estrategia la que utilizas. Creo que es importante tener una técnica o ancla que te saque del poso porque a veces cuando uno entra es que no sale por más que lo intente 🙁 Un abrazo guapa 🙂

  6. HOLAAAAAAAAAAA
    Obviamente como lo habeis mencionado al principio, somos humanos, es inevitable tener en algunos momentos de nuestras vidas pensamientos negativos.. Forma parte de nuestro chip, pero considero que podemos lograr modificar eso con el paso de los años, no eliminarlos, sino que nos enfrasquemos menos y pensemos menos en ellos.. Esto me recuerda a una cancion que se llama «human» es una cancion preciosa :)..
    Gran post, saludos

    1. Gracias guapa, la canción es de «Christina Perri»? imagino porque es la que encontré en la web y si es está preciosa, sino pues ahí tenemos otra 😀
      Gracias por tu aporte mujer, es verdad hay que ir cambiando nuestro chip, que no es fácil, pero tampoco es imposible 🙂

  7. Creo que no todos los suramericanos pensamos así ni tenemos pensamientos negativos con respeto a lo que paso hace muchos siglos y que como tu dices no podemos cambiar.
    Yo vivo mi hoy y mi ahora de forma espontánea y positiva. Muy buenos consejos, gracias!

  8. Hola! Me gusto mucho tu post 🙂 Yo soy una persona extremadamente optimista y cuando estoy con mis amigas siempre cuando se quejan de algo o dicen sus pensamientos negativos termino dándoles la vuelta así se quedan contentas jaja eso si, algunas veces, las personas que expresan sus pensamientos en voz alta lo hacen para que vos pienses lo mismo y si no estas de acuerdo, se enojan. Gracias por este post tan reflexivo, un besote!

    1. Ara es verdad no sé porqué la gente se enoja si piensas diferente, es como un «pero qué pasa, tolerancia ante todo» jajaja pero bueno, hay gente para todo, algunos aceptan tu optimismo y tu punto de vista diferente, dejándoles pensar y aceptar que hay gente que no piensa igual y para los que no, la puerta está abierta 😀 Un abrazo 🙂

  9. Que bonita reflexión Diana. En efecto, a nuestro alrededor, y por desgracia, hay muchas personas que hacen comentarios que nos roban en cierta forma nuestra energía vital, pues nos hacen sentir mal. Son comentarios que no llevan a nada, pues como tu bien dices, no podemos volver el tiempo atrás, ninguno de esos comentarios va a devolverle a nadie su oro o su pasado.
    Además, al estar constantemente quejándose por algo, es como si llamase aún más a la negatividad, lo he comprobado en cierta forma. Todos podemos tener un mal día, pero este se suaviza un poco con algo de positivismo, una sonrisa, un elogio, un abrazo, o un comentario que ayude o valore a alguien.
    Muchísimas gracias por tu entrada, me ha gustado muchísimo. Besos 🙂

    1. Margarita gracias a ti por tu grandioso aporte, me ha encantado como lo describes todo. A la vida hay que verle el lado amable, sino tendríamos una existencia muy triste porque cosas malas pasan todo el tiempo. Un abrazo 🙂

  10. A veces estos estos pensamientos negativos pueden incluso dominar sobre los positivos pero es parte de la naturaleza humana, no todo en la vida es color de rosa pero personalmente si trato de potenciar lo positivo y sacar lo mejor de lo negativo.
    Buen post! Saludos

  11. No.
    Quejarnos de cosas que ocurrieron en un pasado y ni se pueden cambiar, ni estuvieron en nuestra mano que ocurrieran, no conseguimos absolutamente nada más que amargarnos y vivir con rencores. Es más sano aceptar que las cosas ocurren, nos guste o no, y que la única utilidad que tiene tener presente esa historia es la de aprender y no repetir esos errores.
    Por otro lado, y ya que el lenguaje tiene la capacidad de altear la percepción de las cosas porque pensamos mediante palabras, es muy util cambiar el registro mental focalizandonos en todas esas historias sanas o bonitas, que han contribuido a mejorar el mundo y nos han ayudado a evolucionar, en vez de centrarnos en esas cosas que nos hacen daño y no nos aportan nada más que dolor.
    Un beso
    Silvia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.