Hay personas que creen que cuando la muerte llega, es el fin. No hay vuelta de hoja. Esto quiere decir que serás juzgado por tus actos en el cielo y si hiciste las cosas bien, podrás disfrutar de la vida en el paraíso, pero si te equivocaste e hiciste el mal, pagaras por ello: “eternamente”, en el infierno… Suena duro, pero eso dicen.
Yo no creo que la muerte sea el fin. Para nada. Soy de las que piensa que la muerte es solo el final de una etapa y que más allá hay algo que aún debemos hacer.
Creo que lo que sea que hiciste en esta vida, de alguna manera te ayudará, servirá y te guiará en una próxima reencarnación, sea que hayas hecho el bien o el mal.
Me parece mejor pensar que si nos equivocamos ahora, no es el fin del mundo y que tendremos la oportunidad de aprender de nuestros errores y mejorar más adelante.
Tal vez este equivocada, tal vez la muerte es el fin y solo hay una vida para hacer todo bien.
Sin embargo, algo dentro de mí me dice que ya he estado aquí antes, ya he visto algunos lugares y he estado con algunas personas que hoy son importantes en mi vida. Eso es algo a lo que debo ponerle más cuidado, pero al menos a mi me ha pasado y me siento de esa manera.
Para algunos puede ser locura, para otros es una realidad. Esto para mí es mi verdad, puede que este muy equivocada, puede que sea así.
Porque de alguna manera, pienso que tendremos que seguir aprendiendo e intentando ser mejores personas, para que en la próxima vida sigamos evolucionando y no tengamos demasiados karmas que superar.
Porque eso sí, una vez que aprendes de los errores, es mucho más fácil continuar y hacer las cosas mejor para todos…
Puede que sea un pensamiento «optimista», idealista y estúpido. Pero es mi manera de afrontar esta vida y la vida que hay después cuando llegue la muerte.

Y te pregunto ¿Crees tú que la muerte es el fin?

5 comentarios

    1. Feliz cumpleaños jrlbiula gallega, te me adelantaste. Claro que tenemos muchas cosas en comun, ayer fue precisamente el cumpleaños de mi nieto, me lo lleve a la sierra deseo transmitirle mi amor por la naturaleza y lo hermoso de esto, es que ves que no es necesario, la naturaleza se encarga, y, si ademas ves que estos enanos tienen la sensibilidad intacta, pues doble felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *