El 1 marzo se estrenó en Bogotá: El Insomnio Americano, monólogo cómico musical dirigido por el caleño Leandro Fernández, nominado este año como Mejor Director por la Asociación de Cronistas del Espectáculo de Nueva York.
La obra es el espejo de muchas de las experiencias por las que ha pasado cualquier emigrante latino, ya sea procedente de Colombia, Venezuela, México, República Dominicana o cualquier otro país de esta zona del mundo y que abarca desde la necesidad de hablar inglés, las típicas extraviadas en las grandes ciudades, hasta las entrevistas con inmigración, entre otras.

Saulo García nos da una mirada cómica de la realidad que viven muchas personas que creen que una mejor vida sólo la puede tener en el exterior, lejos de su familia, de su tierra y sus costumbres.

Esta obra es un éxito en Estados Unidos desde el 2004, con presentaciones en diferentes lugares como el restaurante Plaza Garibaldi en Miami y teatros del país.
En 2006 presentó su obra en varias ciudades de Canadá y este mismo años fue invitado al Auditorio de la biblioteca Dag Hammarskjöld en la Sede de Naciones Unidas en Nueva York, donde lo condecoraron por ser el primer espectáculo colombiano que se ha mantenido por tres años en uno de los más importantes teatros OFF Broadway de la gran manzana.
Es una lástima saber que son muchos los colombianos que triunfan en otros país y que en el propio no son reconocidos. Esperamos que esta gira en Colombia haya sido muy enriquecedora y haya tenido el éxito esperado.
Personalmente les cuento que es una obra muy entretenida, donde no paras de reír.
Además cuenta con interacción del público,  anécdotas interesantes sobre el tema migratorio que te pone a pensar y reflexionar sobre lo que realmente es la vida del migrante, no solo del que sale al exterior sino de aquellos que migramos internamente.
Además, nos da una mirada a la vida de las familias de migrantes que quedan en este país, algunos hijos sin padres, algunos padres sin hijos, algunas esposas sin maridos y viceversa, todo por el sueño de un mejor futuro, pero no todos lo sueños son bonitos, algunos se convierten en terribles pesadillas.
Para ver un poco de su espectáculo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *