Es posible que cuando viajes tengas retrasos en los vuelos. Es normal, suele ocurrir y puede ser una putada. El asunto está en lo que puedes hacer para que esto no sea algo traumático que afecte no solamente tu día sino también tu salud mental y emocional.
¿A qué viene el cuento? Hace poco viajé a Madrid desde Barcelona.
Estaba muy contenta porque encontré billetes de avión súper económicos, y aunque toca pasar los controles de seguridad y estar una hora antes, la comodidad de llegar en una hora mola un montón, y más si te ahorras unos euros en cada trayecto.

Demora de un vuelo
Imagen de: Shutterstock

Pues bien, me he ido a pasar 6 días a Madrid, aprovechando el evento de Bloggers que organizaba María Mikhailova en su casa. Ella muy amablemente me invitó a quedarme en su casa, así que aproveché para ir conocer algunas personas y reunirme luego con algunos viajeros también.
El vuelo de ida salió sin retraso alguno. A pesar de que fue justo un día después de lo ocurrido en las Ramblas de BCN y que el tema de seguridad estaba un poco tocado.
De hecho, me fui con una gran ventaja de tiempo, una hora y media antes del vuelo, previniendo el tema del paso de seguridad y esas cosas.
Pues bien, los buses y trenes pasaron súper puntuales. Llegué efectivamente 1 hora 45 minutos antes del vuelo y aquí tuve mi primer problema.
No por la seguridad que había montada, ni por la larga espera. El problema fue que me equivoqué de terminal.
Hice una cola de 10 minutos para llegar al control y descubrir que estaba en la T2 y tenía que ir a la T1. Por lo menos tenía mucho tiempo, porque la otra terminal está a un bus de distancia jajaja
Bueno, no pasa nada. Salí de la fila y me fui a tomar el bus. Llegué a la otra terminal, pasé seguridad y luego tocó esperar la salida del avión que partió sin problema a la hora prevista.
En Madrid me esperaba una amiga que amablemente me recogía en su coche y me llevaba a la casa de Masha que estaba a 20 minutos de la ciudad.
Súper afortunada yo que me evité varios viajes en metro y luego uno en tren para llegar a donde me iba a quedar. Todo porque estuvo en mi casa y se le quedaron unos zapatos, para entregárselos ella decidió ir por mí y hacerme el favor de llevar hasta allí 🙂
Retiro Bloggers 2017
Retiro Bloggers 2017 casa de Masha

El fin de semana pasó entre charlas, risas, juegos, piscinas, buena comida y diversión. Hablamos de proyectos, sueños, viajes y muchas cosas más.
Lo cierto es que fue un fin de semana divertido y aunque todos éramos bloggers y teníamos proyectos online, compartimos más como personas que como marcas, y eso siempre viene bien.
El lunes me fui para Madrid, me quedé en un Aribnb y disfruté el día con amigos nuevos.
Eclipse en Madrid 2017
Eclipse en Madrid 2017

Vi el eclipse en el Templo de Debod, fue un día y noche genial para reír un poco y compartir con buenos amigos en Madrid.
El martes nos reunimos de nuevo con Masha, Alejo y sus respectivas parejas, nos fuimos a comer a un japonés de verdad. De esos donde comes en una mesa baja. Una pasada, además de delicioso. ¿Qué más le pide uno a la vida? Ahhh siii una buena conversación, y la tuvimos 🙂
El miércoles, mientras esperaba la salida de mi vuelo, que era en la tardecita, me la pasé en el Campus de Madrid. Un coworking genial gratuito que es una pasada. Luego tomé el tren y al aeropuerto a esperar mi salida a BCN que sería a eso de las 7pm.
La sorpresa llegó cuando eran las 6:30 nada que se anunciaba la puerta de embarque. A las 6:40 avisaron que había una demora de 4 horas y media y nuestro vuelo saldría a las 11:35pm
Eso era una putada, porque resulta que era miércoles y el último tren a Sabadell sale de Plaza Cataluña a las 12 de la noche. Eso significaba coger bus y hacer un recorrido mucho más largo. ¿pero qué puede hacer uno cuando esto pasa?
Nada amigos, toca buscar conectores de energía y ponerse a trabajar un rato.
Lo bueno es que ahora muchos aeropuertos tienen conexión a Internet ¡¡¡siiii!!!, así que si encuentras un lugar cómodo y lo tomas con calma, algo podrás hacer para aprovechar el tiempo.
Eso es precisamente lo que aprendí este día mientras esperaba a que mi vuelo saliera.
Tenía dos opciones: enojarme por la mala suerte, maldecir y pasar las siguientes 4 horas con la gente que estaba súper enojada armando revuelo, o podía sentarme y hacer algo interesante como escribir, leer un poco revistas virtuales como la nueva Hogarus, hablar con otras personas o sencillamente observar mi alrededor sin que la situación me afectara del todo.
La vida es un momento y x mi parte he decidido vivirlo y no enojarme por cosas que no puedo manejar.
¿Saben qué fue lo mejor de la experiencia? que cuando llegué a BCN y fui a tomar el bus a la 1:05 am. Sabía que tenía que esperar hasta la 1:45 que llegará el bus barato, de 2,50€ porque el que salía a la 1:10 era de 5,90€.
El más barato da más vueltas y se demora más, pero no pensaba gastar más dinero en eso. Sin embargo, cuando iba hacia el bus un señor que llevaba allí desde las 12:40 se me acercó a regalarme su billete, porque no podía tomar el bus, tenía que irse en taxi.
Así, sin más. Solamente porque me acerqué a la máquina y cuando el señor me habló le sonreí y la hablé bien.
Luego cuando llegué a Plaza Cataluña a esperar el bus que me llevaría a Sabadell, tuve que esperar 30 minutos y un chico borracho empezó a molestarme.
Pues mi Ángel fue un chico gay que estaba allí, que se me acercó y me lo quitó de encima, me reí un montón con él haciendo bromas y jugando cartas mientras llegaba mi bus, fue súper divertido el momento.
Llegué a casa una hora y media antes de lo pensado y tan feliz porque la experiencia fue mejor de lo que esperaba. Como publiqué lo que había ocurrido dos personas me ofrecieron su casa en BCN para pasar la noche, gracias y algunas estuvieron pendientes de mí por el WS para estar acompañada en el camino.
y Aunque llegué 6 horas después de lo esperado, no pasó nada. El mundo no se acabó y por el contrario me pasaron cosas geniales y tuve charlas súper entretenidas.
Así que sí, de una demora de vuelo se pueden aprender muchas cosas.
Yo dejaré que tú decidas si te enfurruñas o mejor te lo tomas con calma. Porque al fin y al cabo la vida es un momento y es tu decisión si será un momento feliz o triste.

¿Qué actitud vas a tomar la próxima vez que algo no sale como esperas?

18 comentarios

  1. Diana, no hay nada cómo aceptar que hay cosas que nosotros no podemos solucionar y que no debemos permitir que nos arruinen un fin de semana tan bueno como el que tú pasaste, y que yo tuve la suerte de disfrutar un ratito contigo jeje
    Estoy totalmente de acuerdo contigo y con tu forma de tomarte las cosas. La comparto y la practico, a veces a diario 😉
    Un abrazo super fuerte desde Canadá!

    1. Guapa, tienes toda la razón, no vale la pena ponerse mal y pasar un mal rato por una tontería, más aún cuando la has pasado tan bien en tan buena compañía 🙂 Un gran abrazo para ti mujer y que volvamos a coincidir en algún momento del camino 🙂

  2. A veces en la vida nos encontamos con situaciones como la que tu viviste con la demora de tu vuelo de regreso de Madrid, son situaciones en las que no podemos hacer nada para cambiarlas. Y sólo nos queda o bien enfadarnos y pasar unas horas de mal humor o bien intentar aprovechar el tiempo e intentar disfrutar de esas horas tanto como sea posible. Yo, como tu, escojo la segunda opción ya que te da la oportunidad de leer, de trabajar, de conocer otras personas, charlar, descansar…hay mil opciones y simplemente debemos elegir estar abiertas y receptivas para vivirlas.

    1. Tal cual guapa, si nos ponemos a la defensiva a la final las cosas se complican y pueden ir a peor. Lo mejor es estar tranquila, llevar la fiesta en paz y tratar de disfrutar lo que la vida tiene para darte. Gracias por tu comentario preciosa, un abrazo 🙂

  3. Bueno he leído toda tu entrada y mira, muy buena tu actitud, el haber emprendido esa aventura en Madrid seguro que te llenó de nuevas ideas para el blog, el tiempo que luego aprovechaste por el retraso, luego la buena suerte con el señor que te dio el billete… todo eso es karma no? o sea, a veces creo que la alegría que desprendemos es lo que hace que nos pasen luego cosas buenas, no sé, igual si hubieras estado enfadadísima por el retraso, no hubieras aprovechado el tiempo y le hubieras contestado diferente al hombre y ni billete ni nada… en fin, karma y como dices, actitud!

    1. Resi es verdad, si hubiese estado mal humorada tal vez la historia sería otra. A la final si queremos buen karma tenemos que hacer un poco las cosas diferentes. Es así 🙂 Un abrazo guapa y gracias por tu comentario 🙂

  4. Waoo, es impresionante como sacas una sonrisa después de una situación así. Una demora de 2 horas ya es mucho no me imagino 4. Pero me encanta cuando dices que son final la vida sigue y que todo al final radica desde nuestra actitud.
    El universo siempre nos pone ángeles en el camino. Y que rico ir a un japonés de verdad.
    Saludos guapa.

  5. Diana me encantó este viaje que hiciste de varios días a Madrid, te leí como si hubiese estado contigo acompañándote en este traslado, además que bien ese encuentro de blogueros, me parece fascinante que estos encuentros se den más allá de lo virtual. Con relación al retraso del avión y a toda la travesía que tuviste que pasar para regresar a casa, yo pienso que fue tu actitud la que te hizo disfrutar de los obstáculos, supiste aprovechar de las personas y los escenarios al máximo, además te diste cuenta que lo que ocurría escapaba de tu control y simplemente te dejaste llevar y por eso fluiste con lo que iba pasando, creo que la próxima vez que un vuelo se retrase, recordaré tus palabras y aprovecharé lo que la demora tenga para ofrecerme.
    Un abrazo.

    1. Gracias guapa, viajar acompañada siempre es mejor. Pues mira que sí, a la final la actitud lo es todo y si tienes una buena actitud tu vida cambia y las situaciones más chungas se llevan fácilmente. Así que a cambiar actitudes antes de tener malas experiencias, a la final es así la vida. Un abrazo preciosa 🙂

  6. Hola: te comentó, me ha resultado muy entretenido leer, los detalles de tu viaje a Madrid. Durante seis días para el evento de bloggers. Del cual más allá del contratiempo de la equivocación de la fila. Lo disfrutaste ampliamente. 🙂

  7. Relajarme y disfrutar, cosas parecidas hago cuando se retrasan los viajes, si no tiene solución para que enojarse, con enojarnos no hacemos que el reloj corra mas rápido, en cambio si lo tomamos con calma, pasan cosas cheveres que nos hacen olvidar el mal momento.

  8. Diana, eres una pequeña maestra de vida. Te leo, veo como has ido, y venido por aeropuertos y ciudades, con retrasos, con líos y sin perder ni la calma ni el humor, antes bien, sabiendo aprovechar esos momentos y te admiro. ¿Sabes lo que habría hecho yo? Jurar en arameo, maldecir a la compañía áerea, irme al mostrador a montar un lío y, en general, cogerme un berrinche que es lo menos productivo que hay. La próxima vez que me pille caminando a zancadas para organizar un follón porque algo no ha salido como quiero, me acordaré de tí por los aeropuertos. Igual eso me hace un poco más simpática en los mostradores de atención al público. 🙂

    1. Ahiii María eres tan bella y me tienes en tan buen consejo por estas experiencias. La verdad es que quizás han sido muchas experiencias en los aeropuertos que hacen que aprenda a relajarme un poco, no lo sé. Pero a la final me alegro de que ahora antes de armar lío, pienses en mí, te rías y pases a otra cosa guapa, que no viene mal. Un abrazo preciosa 🙂

  9. Que aventura tuviste Diana ! Me alegro que todo en Madrid saliera bien, como dices nosotros decidimos que cada dar al mal tiempo, yo siempre traigo un libro en el bolso porque nunca sabes cuando te puedes retrasar. Ese señor y el chico que te ayudó definitivamente fueron unos ángeles, me alegro que volvieras bien !

    1. Eliza la verdad es que sí, las cosas pasan por una razón y un motivo y la cara que pongamos depende de nosotros, de nadie más. Así que intentar que sea siempre la mejor 🙂 la vida es bella y debemos estar agradecidas por ello 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.