Ancient Siam (también conocida como Ancient City) es un parque museo construido por Lek Viriyaphant en el año 1963. Ocupa más o menos 320 hectáreas y se encuentra ubicado cerca de la ciudad de Bangkok, en Tailandia.
Este lugar también es conocido como el museo al aire libre más grande del mundo, ya que presenta 117 estructuras (y algunas otras que están en construcción), de famosos monumentos y atracciones arquitectónicas de Tailandia, recopilando así una gran historia de este país, que era una de las ideas que tenía su creador cuando empezó con este proyecto.

Como dato curioso, los terrenos de la ciudad corresponden aproximadamente a la forma del reino de Tailandia, con los monumentos ubicados geográficamente en sus lugares correctos.
Algunos de los edificios son réplicas a tamaño real de sitios existentes o antiguos, mientras que otros se han replicado completamente e incluso algunos se han reducido.
Cada una de las réplicas se ha construido con la asistencia de expertos del Museo Nacional para garantizar la precisión histórica.
Entre las muchas obras destacadas que puedes encontrar en este museo al aire libre se incluyen el antiguo Gran Palacio de Ayutthaya (que fue destruido en la invasión Birmana de 1767), el Santuario Phimai en Nakhon Ratchasima y Wat Khao Phra Viharn en la frontera con Camboya.

Cómo llegar a Ancient City

Deduzco que ya estarás en Tailandia o que si lo estás incluyendo en tu ruta es porque vas a viajar a Tailandia pronto y quieres descubrir si vale la pena o no visitar este lugar.
Partiendo de estos supuestos, lo primero es tener presente que debes estar en la ciudad de Bangkok o sus alrededores para que te quede mejor la ida a este museo al aire libre. Si vas al sur de Tailandia o demasiado al norte, estarás muy lejos y sería un incordio total.
Por eso lo primero es estar en Tailandia, luego en la ciudad de Bangkok. Después puedes llegar a Ancient City en transporte público: bus o taxi y en tren hasta cierta parte. También puedes pagar a un moto taxi e incluso ir en bus turístico o coche particular.
Algunas personas llegaban allí en su propia bicicleta o moto.
Nosotros desde Bearing (que es la zona donde nos estábamos alojando) tomamos el bus 511 y le dijimos a dónde queríamos ir. No hay bus que vaya directo, pero si los hay que te acercan un poco y luego tendrás que tomar otro medio de transporte.
Son exactamente 28 minutos en bus, unas 19 paradas hasta el lugar donde te deja el bus para tomar otro que sí te dejará en la entrada. La señora, ayudante del bus, te avisa dónde debes bajarte.
Al bajarnos tomamos un Pickup, que es una especie de carro que lleva pasajeros y nos deja justo en la entrada del parque. También podrías tomar un moto taxi.
Este viaje nos ha costado, por persona: 20 BTH el bus y 8 BTH el Pickup (octubre del 2019).

Valor de la entrada y servicios que incluye

Lo primero es encontrar la entrada, que es fácil pero no está cerca. Y te diré por qué.
El Pickup te deja en una parada señalada. Debes pasar un puente adornado con serpientes de varias cabezas, y ahí ya ves el nombre del lugar: «Ancient Siam”. Luego debes pasar la zona de parqueadero (que no es pequeño) y al final llegas a la zona donde venden los tickets.
A la entrada se te hará más lejos porque vas mirando todo y ves coches, motos, carritos de golf y nada que ves la entrada.
Pero bueno, llegas sin problema, siguiendo las indicaciones.
Después haces una cola, sea que lo hayas comprado por Internet o no. Pagas: 700 THB por persona, precio para turistas, y 400 THB para residentes (octubre 2019).
La entrada incluye un mapa del parque y dos opciones gratis de hacer la ruta: en bus compartido o tomando una bicicleta (si eres más deportista).
Si te va la aventura y te gusta caminar, también puedes hacerlo a pata… Aunque no veo yo como recorrer ese lugar caminando. Debe ser mortal, ya te digo. ¡Es muy grande!
Si deseas algo más sofisticado, puedes hacerlo alquilando un carrito que tú mismo conduces, que son como los carros de golf, y cuesta como 350 THB por unas horas. Los hay de 4 y 6 plazas, para que lo tengas en cuenta.

Cómo transportarte dentro del parque Ancient City

  • Bicicleta – es la mejor forma para meterte por todas partes. El parque es grande y solamente tiene una cuesta que es fácil de pasar.

Lo que más me gustó de la bicicleta es que hay caminos en que solamente puedes pasar o caminando o en ella. Y eso es muy exclusivo. 😉

  • Moto: vimos algunas personas en moto, pero no es muy común. De hecho creemos que más que turistas eran trabajadores del parque.

Si quieres entrar tu moto, tendrás que decirlo cuando compres tu entrada, imagino que allí te explicarán cómo hacerlo y cuánto pagar por ella.

  • Carros de golf: estos son cómodos y prácticos, te cansas menos, pero también te limita un poco ir a ver ciertos lugares. Creo que depende del tiempo que tengas y de la energía que quieras invertir en pedalear.
  • Coche particular: vimos varios por el parque y para entrar hay que pedir un permiso especial. Según la temporada debes hacerlo con al menos dos semanas de antelación, según averiguamos.
  • Bus turístico: a la entrada del parque hay unas empresas de turismo, esas son las que tienen buses autorizados para recorrer el parque. Imagino que algunos vendrán de Bangkok o de otras ciudades también.

Para mí no es la mejor manera, pero claro, eso depende del tipo de viaje y el recorrido que quieras hacer, ya que si el carrito de golf no puede ir a todas partes, el bus está más limitado aún. De hecho, hay zonas donde ni siquiera puede pasar.

Qué servicios hay en el parque

Cuando ya estás dentro del parque, hay muchos servicios que harán tu paseo mucho más tranquilo y divertido. Empecemos:

  • Encontrarás una vía exclusiva para bicicletas
  • Señalizaciones con información sobre el límite permitido para vehículos e información sobre lugares para ver (según el mapa). También se indica muy bien las vías cerradas, en construcción, las zonas de servicio y las salidas.
  • Zonas de servicio: hay baños en muchos puntos estratégicos del lugar, muy modernos y limpios. También hay lugares para comer comida local, desde los más sencillos y rústicos, hasta algunos más exclusivos, con aire acondicionado y todo.
  • También hay tienditas para tomar bebidas, mecato y coco.
  • Encontrarás tiendas de souvenirs y venta de ropa, como pantalones, faldas largas y hasta blusas, sombreros y zapatos.
  • También, así hayas entrado al parque caminando, hay un lugar (al menos vi uno) donde puedes tomar una bicicleta para hacer el recorrido, si quieres.

Ten presente que en estos lugares hay alguna persona que te pide la entrada y te da información sobre la bicicleta. Algunos incluso en un inglés muy básico, aunque no lo esperes mucho.
En serio, el lugar merece mucho la pena. Es muy bonito todo.
Si te gusta la historia y tienes algo de tiempo en Bangkok, no te arrepentirás de disfrutar de este lugar, porque es un museo diferente, que te muestra mucho más allá de esculturas y pinturas, te presenta la historia de este país como si la estuvieras viviendo en ese momento. ¡Es genial!
Este museo puede venir bien si no te gusta ver muchas ruinas, porque han intentado reconstruir muchas cosas perdidas o devastadas. Y aunque hay algunas exposiciones que están arreglando o remodelando, la verdad es que en general el sitio está para verlo y disfrutarlo como si estuvieras en otra época.
Y si no te gustan las replicas y prefieres ver las cosas en persona, ten presente que mucho de lo que verás ya no existe o será solo ruinas. Aquí al menos tendrás la posibilidad de ver más allá de una simple imagen o una maqueta que te muestren en el antiguo emplazamiento del templo real.
No sé, a mí me dejó con un buen sabor de boca este lugar. Es un poco costosa la entrada, es verdad, pero si sirve para que lo siguen manteniendo todo tan bonito y limpio, merece la pena.
Porque eso sí, las carreteras, los parques y las construcciones las mantienen en muy buen estado y al menos, el turirmo no ha hecho sus estragos en el lugar, y eso se agradece.

Cómo regresar a casa

El regreso lo puedes hacer como la llegada, o puedes probar algo diferente.
Nosotros tomamos un Pickup hasta la parada de tren más cercana y luego probamos a ver qué tal nos iba. Porque Google y Maps.me no se aclaraban, así que digamos si es el mismo sitio donde pasa el bus, pues vamos a probar.
¡Y vaya sorpresa nos llevamos!
Resulta que están abriendo nuevas rutas y ahora el tren nos dejaba en la estación de Bearing, cerca del condominio donde nos alojamos.
Así que aprovechamos para hacer esta ruta, que a la venida no nos apareció en el mapa. Y nos llevamos una sorpresa más: nos dieron el trayecto gratis. No tuvimos que pagar el pasaje. ¡Mejor aún!
Porque como te digo, están estrenando ruta y para la gente que va en este trayendo justo hasta Bearing van gratis. Desde noviembre de 2018 hasta nueva orden. 🙂
Llegamos un poquito más pronto a la vuelta. Aunque también con el camino conocido todo es mucho más sencillo.
Y bueno, además de las imágenes y las stories que te compartí de este lugar en mi Instagram, espero hayas disfrutado de esta reseña y que si te animas a ir por Bangkok, te pases a visitar este museo que es simplemente genial. Para nosotros ha sido una sorpresa que merece mucho la pena.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.