Poco les he hablado sobre los lugares turísticos que hemos visitado en KL. Aunque no han sido muchos, tal vez te interesará conocer dónde hemos estado. No todo en esta vida es trabajo. Eso sí, no los hemos visto todos, así que no esperes mucho, aunque sí te contaré una anécdotas que te puede hacer reír. Si logro escribirla de una manera que te parezca gracioso. Ya me dirás si he pasado la prueba 😀 Los lugares de los que hablaré hoy están ubicados en un mismo «espacio», por así decirlo. Muy cerca unos de otros. Así que prepárate para irte conmigo de shopping por KL y descubrir desde Little India, La Mezquita Masjid Jamek, el Mercado Central y el famoso Barrio Chino. Empecemos!!!
Barrio chino – Chinatown – en KL
Pase por el Barrio ChinoCreo que ya les he contado mi fascinación por los bazares chinos. Me encanta ir donde los chinos, ver qué cosas tienen y si algo puede serme de utilidad comprarlo. Eso para mi es mucho mejor que pasármela en centros comerciales o ir de tiendas. Yo encuentro más cosas en este tipo de lugares que en cualquier otro sitio. Me encantan. Así que obviamente no podía perder mi visita al Barrio Chino en KL. Se encuentra en todas las guías de viajes y si sigues blogs de viajeros que han estado en KL seguro te hablarán de este lugar. Parece que es una parada obligada para los mochileros, pues los lugares para hospedarse más económicos están en este sector. Aunque eso sí, la recomendación es tener mucho cuidado porque, según dicen los que han dormido por allí, hay bastantes robos (carteristas) en algunos de estos sitios. A parte de baratos hostales, por allí mismo puedes encontrar mezquitas, templos, Little India, el Mercado Central y otras cosas más de interés turístico. Tal vez por eso es tan recomendado.
Nosotros llegamos un día, después de la lluvia y nos dispusimos a recorrerlo de pe a pa. Lo primero que me causó curiosidad es que hay muchos puestos de maletas, bolsos y camisetas, ropa en general, pero hay poca variedad. La verdad esperaba encontrar muchas más cosas, pero no, todo es como lo mismo en todos los puestos. Pasa con el que vende relojes, gorras, blusas, camisetas, calzoncillos y pantalones. No hay variedad, al menos yo no la vi. A mi me pareció bastante monótono y sobre todo, lo que más me sorprendió es que la mayoría de puestos era atendido por hindúes, no por chinos. Así que me pregunto ¿Por qué se llama el Chinatown, si los que atienden son Hindúes? Si les digo la verdad me sentí algo engañada.
Pase por el Barrio ChinoLo otro es que es pequeño, son como 6 cuadras (no manzanas) o menos. Eso no es nada, es más grande el Chinatown en Sidney. Ese sí que era genial recorrer, pero este me pareció súper pequeño y nada interesante. Así que lo único bueno que saco del paseo por allí es que me antoje de unos pantalones hindúes. El vendedor me pedía 60RYM (15€) por uno. En la percha venían dos. Entonces le dije a Jaime que negociara los dos por 60RYM. Como habla ingles le quedaba más fácil, pero a él no le gusta regatear y me decía: «Si lo quieres, cómpralo y ya» yo le decía «no voy a pagar 60RYM por un pantalón». Al final él no quiso ayudarme, así que con mi poco ingles me enfrente al señor y le ofrecí 60RYM por los dos pantalones. Obviamente se puso serio y me decía «los dos cuestan 120, se los dejo los dos en 110» y yo le decía: «No 60RYM por los dos o nada» en inglés era más o menos así: «two to sixty ringins. No more» y ahí empezamos el negocio.
Bajó a 100RYM y me decía: «es que no puedo bajarme más» ponía cara de lamento y todo. Y yo me mantenía en los 60RYM con mi mal inglés. Jaime se hacía el bobo y me miraba como diciendo: «por favor págale y no regatees». Estuvimos un rato así, hasta que al final le dije al señor que dejáramos así. Que a la final solamente tenía 50RYM y quería los dos pantalones. Él ya había bajado a 80RYM en ese momento, pero decía que no podía bajar más. Entonces me despedí, le di las gracias y salí con Jaime del puestico. No habíamos dado dos pasos cuando me llamó y «muy serio» me dice: «Está bien. Es una mujer dura, venga pues, 50RYM por los dos» Riendo me empacó los dos pantalones. Obviamente los revisé antes y le pagué los 50RYM. Me fui toda contentan y hasta con un admirador, porque le decía a Jaime «Una mujer difícil, así son buenas» y se reía. Yo por mi parte me sentí genial, porque a punta de mal inglés hice full negocio.
Pase por el Barrio ChinoJaime no creía que hubiese sacado dos pantalones de 60RYM cada uno, en 50RYM (12,50€). Me decía que era muy mala con el pobre señor. Sin embargo, mi razonamiento es el siguiente: «Si realmente no pudiera rebajar no hubiese empezado a negociar. A la final, tal vez los hubiese podido sacar por menos, pero no soy tan mala» jajaja la verdad es que sí que lo soy, pero estuve a punto de pagarle los 80RYM por los dos (20€). Solamente que los pantalones tampoco es que me hubiese matado. Me gustaban, pero habían otros más bonitos 😀 A la final ganó él y gané yo.
Así que eso fue lo mejor de mi paseo por el Barrio Chino. Ahora entienden por qué me gustan estos lugares… Me encanta regatear cualquier peso y es que con la madre que tengo, he aprendido que la gente le da un valor muy alto a las cosas, precisamente para poder hacer esto (dar descuento). Sobre todo en este tipo de negocios. Uno no regatea en Zara o en Stop, pero en un mercadillo, es lo que hay que hacer… Además [piopialo text=»Twitéalo si te llama la atención»]no olvides que el regateo es una forma de vida en muchos de estos países [/piopialo] y aunque te parezca barato, la verdad puede serlo mucho más. Así es la vida 🙂
El Mercado Central en KL

El Mercado Central se encuentra muy cerca del Barrio Chino. Yo pensaba que era un mercado de comida, como una galería, y resulta que es una especie de centro comercial, con más opciones que en el Barrio Chino, pero un poquitico más costoso y obviamente no se puede regatear o sí, pero no te hacen descuento jajaja. Se consiguen cosas muy baratas también. El edificio tiene aire acondicionado, es limpio y bastante grande, más de 100 tiendas y dos pisos para recorrer. Puedes encontrar puestos de comida, almacenes de ropa, artesanías, curiosidades, cuadros, souvenirs y demás. Me gustó el lugar, aunque esperaba otra cosa. Si te pasas por allí, su horario es de 9am a 10:30pm.
Paso al Mercado CentralLa Mezquita Masjid Jamek
Esta es la Mezquita más antigua de KL, es hermosa, grande y tiene unas grandiosas vistas de fuera. Fue inaugurada en 1909 y fue la más importante de la ciudad hasta el año 1965 que se inauguró la Mezquita Masij Negara (la cual no vimos). No se puede entrar cuando están rezando y no puedes visitar todo el lugar, salvo si eres musulmán. A pesar de ello puedes recorrerla por dentro y disfrutar del lugar, la tranquilidad y el hermoso diseño indio-musulmán que la rodea. Lamentablemente el día que pasamos estaba cerrado para turistas (durante toda una semana. No entendimos por qué motivo. Aunque un señor trató de explicarnos) y no pudimos disfrutar de mayor cosa. Lo que es una lástima porque el sitio se veía genial. Aunque por fuera nos dimos todo un caldo de ojo del lugar.
Como todas las mezquitas para entrar hay que quitarse los zapatos y las mujeres deben estar cubiertas, así como los hombres no pueden entrar con pantalón corto. Eso ya lo sabes y vas preparado para ello 🙂
Mezquita Masjid JamekCómo llegar a esta zona
A esta zona se puede llegar en taxi, tren, autobús o a pie. Este último dependiendo de dónde vengas. Si vienes de ver las Torres Petronas puedes pegarte la caminada. Claro que si es medio día y hace un sol de los buenos, te recomendaría que tomes el tren o un taxi. Está relativamente cerca.
El tren es un excelente medio de transporte en KL, aunque dependiendo de dónde vengas tendrás que hacer o no transbordo y allí el tren no funciona con una misma empresa. Cada línea tiene una empresa diferente. Así que si te toca hacer transbordo, lo más seguro es que tengas que salir de la línea y comprar otro tiquete para seguir el trayecto. No es muy complicado, aunque si tienes prisa puede ser engorroso el proceso. La estación donde debes bajarte es Pasar Seni. Es grandísima, pero no tienes pierde.
El taxi, como siempre, es más cómodo y en ocasiones más rápido. Aunque aquí, no siempre es el medio de transporte más rápido, porque los trancones y atascos no ayudan mucho. Así que a veces, a pesar de la vuelta que te toca dar en el tren, puedes llegar más rápido.
Qué más puedes hacer por aquí
Condominio cerca al Barrio Chino, camino a Torres PetronasCerca a esta zona, también puedes encontrar:
Little India: Un pequeño enclave hindú en el centro de KL, donde puedes encontrar locales, tiendas y almacenes con productos hindúes. El color, la música y la energía se siente en cada paso que das. Es genial. A mi me gustó mucho, aunque este sí que no lo recorrimos todo. Solamente dimos un pazón por un par de cuadras. Aunque tampoco creo que sea muy grande. Bien podría unirse con el Barrio Chino y ser un solo lugar. Y aunque parezca obvio, este sí es atendido por Hindúes (valga la aclaración) 😀
Dataran Merdeka: es conocida como la «Plaza de la Independencia» o Plaza Merdeka, fue el sitio donde se izó por primera vez la bandera de Malasia el 31 de agosto de 1957. La plaza se encuentra rodeada de edificios importantes, la Biblioteca Memorial y el Museo Nacional de Historia. Lamentablemente nosotros no pasamos por allí, pero bien que vale la pena. Al menos en fotografías se ve hermoso.
Edificios en KLOtro sitio que también nos perdimos es el Templo Thean Hou se dice que es el Templo chino más grandes del sureste asiático y en él puedes encontrar elementos del budismo, el taoísmo y el confucianismo. Nos hace falta ver templos de estos, aunque aún nos queda mucha Asia por recorrer, por lo cual no me estreso. Pero si estas por allí y tienes el tiempo y la oportunidad creo que bien valdría la pena darte un paseo por el lugar.
Lo más seguro es que volvamos a Kuala Lumpur en algún momento. La ciudad nos encantó y aunque Malasia tiene menos «atractivo» para los turistas, para nosotros ha sido el mejor lugar para llegar y aclimatarte al cambio de cultura, comida y clima. 

¿Te ha gustado algo de lo que hemos visto? ¿Me he quedado corta en las explicaciones? ¿Te gusta regatear o eres de los que prefiere pagar antes de pasar pena pidiendo un descuento?

8 comentarios

  1. Me gusta leer tus aventuras en Asia, me veo yo hace unos años en las mismas… y regateando! Me pasó lo mismo, en ese entonces iba con un español, y no le gustaba regatear, asi que yo sabiendo inglés, no me sirvió de nada. Los asiáticos no entienden el termino «ñapa», Bendita la calculadora, que fue el mejor recurso de regateo.
    Yo quedé aterrada con la cantidad de centros comerciales en KL, aunque Bogotá no está lejos. Y como tú, prefiero meterme en los chinos, y ver, oler y comer todo lo raro. Recuerdo que me compré dos vestidos que aun los tengo por 2 euros!! No vi nada de fish spa en tu tour, en KL es muy típico, y fue allá donde por primera vez le di mis pies a los pescados glotones. Que bueno!!! Y de acuerdo, seguro nos gustó más KL por su parecido con Colombia, no?

    1. jajaja Andrea, la verdad no hice lo de los pescados glotones, no los vi. Seguramente pasamos por encima, pero ni cuanta nos dimos. Donde te ofrecen masajes y cosas es aquí en Bali, es impresionante… Parece Cartagena, qué estres todo el mundo ofreciéndote cosas… No me gusta 😉
      KL parecido con Colombia… Me dejas pensando. A mi la ciudad me pareció muy organizada, la gente muy amable. No sé si en Cali por ejemplo (con ese caos) pueda hablar de orden. Gente amable, claro que sí en nuestro país, esa es su materia prima. En Colombia vives más prevenido en KL nada de eso, así que no lo compararía. Es diferente y a pesar de la pobreza mucho más seguro KL (la triste realidad) 🙂

  2. jajajajaja te imagino ahí plantada con el vendedor! que graciosa! yo también utilicé esa técnica en Estambul, me iba cuando se ponían cabezones y al final iban en tu busca diciendo que los ibas a arruinar!!XDDD
    Muy buena guia!!
    Chu!!

    1. Ahhh síi y con esa cara de lamento que ponen. Me hubiese encantado grabar el momento, es que provoca andar con unas gafas como James Bond, grabando todo. A veces es para totearse de la risa 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.