Si hay un lugar que me gusté en España, ese desde luego es Santiago de Compostela. La ciudad es preciosa, la gente es genial, la comida es deliciosa y el clima… Bueno, el clima es lo que es, pero le da un encanto especial a la ciudad. Lo que a la final lo hace estupendo.

Camino de Santaigo
Foto de Shutterstock

Cuatro años y medio viví en Galicia y tengo unos recuerdos maravillosos de esta parte de España. Desde que salí de allí he ido tres veces y espero volver muchas más, y una de ellas será haciendo una parte del Camino de Santiago o todo, si puedo. Un fabuloso peregrinaje que se hace para llegar hasta esta maravillosa ciudad.
Se dice que el Camino de Santiago es uno de los más grandes lugares de peregrinación para la fe Católica. Así como lo es el Muro de los Lamentos para el judaísmo o la Meca para el Islam. Sin embargo, quién hace el Camino de Santiago no lo hace necesariamente por un tema religioso, de hecho la mayoría lo hace por muchos otros motivos.
Pero bueno, de eso no hablaremos ahora. Actualmente hay muchas rutas que puedes tomar para hacer el Camino de Santiago:

  • Camino Francés
  • Camino Portugués
  • Camino del Norte
  • Camino Finisterre
  • Camino Inglés
  • Camino Primitivo
  • Camino Lebaniego

Si te pones a buscar seguro encuentras muchos más, yo he escuchado de otros como: el Camino Vasco, Vía de la Plata, Camino Sanabrés, Camino Catalán por San Juan de la Peña, Camino Batanes, Camino de San Salvador, Ruta del mar de Arousa y Río Ulla y para finalizar, el Camino de Santiago a Finisterre y Muxía.
El asunto es que hay muchas vías para llegar a Compostela y ver al famoso Apóstol Santiago. A la final es elegir la que mejor se acomode a ti según dos cosas: Tiempo y estado físico
Dirás que el dinero también es importante. Claro que sí. Todos sabemos que al viajar tendrás que invertir algo de dinero en ello, no hay de otra. Siempre te lo puedes montar de muchas maneras para que el presupuesto no se te vaya de madre, por ejemplo contratando una agencia o montándotelo por tu cuenta con mucho mimo.
Te hablaré de ello a continuación, pero te diré que el tema del tiempo en este caso es importante porque si tienes solamente una semana de vacaciones, tendrás que hacer una parte del camino, no todo.
Si cuentas con dos semanas, podrás hacer un camino más largo y si cuentas con más de tres, pues ya hablamos de uno que se salga de España y que venga de Bruselas o Francia por ejemplo.
Así que el tiempo en este caso es sumamente importante. Ahora bien, el estado físico también lo es, porque si no haces ninguna actividad física y no te mueves de casa salvo para ir al trabajo y a la cama. Tal vez te conviene prepararte un poco para que no te vaya a dar demasiado duro el paseo.
Porque una cosa es clara, el Camino de Santiago no es sencillo y así tomes una «ruta fácil”, tendrás que caminar muchas horas y cada día hacer muchos kilómetros.
Bueno, después de tener esto claro, yo te digo que a mí el que más me llama la atención para hacer por primera vez es el Camino Primitivo. Por varias razones:

  • Es el más antiguo de todos los caminos
  • Empieza en una ciudad de España que tengo muchas ganas de conocer: Oviedo
  • Aún no está tan masificado como las otras rutas
  • Su recorrido tiene una historia genial, no solamente porque por allí pasó el Primer Peregrino, sino por las construcciones que se mantienen a pesar de los siglos que han pasado
  • Es un desafío, ya que no es una ruta con un camino fácil (como la vida misma)
  • Los paisajes son impresionantes

El Camino Primitivo no es de los más sencillos de hacer, pero hoy en día todos los caminos cuentan con muy buena infraestructura, lo que garantiza que aunque la ruta sea complicada encontrarás donde comer, dormir y una buena hospitalidad en el camino.
Algo que me parece estupendo, porque una cosa que caracteriza la experiencia de hacer el Camino de Santiago, es las personas que te encontrarás en la ruta.
Cuando viví en Compostela, recibí a muchos peregrinos en casa, más de 60 (mal contados), sin ser un albergue mi hogar, debo decir. Y según las experiencias que vi, todos coincidieron en que lo mejor de todo, además de unos paisajes preciosos, era la gente que te encontrabas. Desde las personas que te atendían en los albergues, hasta las que te cruzabas haciendo la ruta.
No todos lo hacen por un tema religioso, como ya te dije, algunos lo hacen porque les gusta caminar y lo ven como un desafío. Otros lo hacen porque están buscando un momento para estar a solas consigo mismos. Aunque una cosa es cierta, pocas veces se está solo haciendo el Camino de Santiago.
A la final, es que todos terminan encontrando lo que buscan, o descubriendo que precisamente eso que encontraron era lo que andaban buscando y no sabían.
Si te llama la atención, como a mí, vivir una experiencia como esta, no te lo vayas a perder porque merece mucho la pena. Si eres más de viajar acompañado, al menos algunas partes, hay muchas opciones hoy en día.
Conozco una agencia llamada Santiago Ways que hace este recorrido de dos maneras, una desde el principio, ósea Oviedo (11 días), y otra parte desde Lugo (7 días). Si solamente cuentas con dos semanas, este camino te puede venir genial para vivir la experiencia y empezar a empaparte y descubrir las maravillas de hacer un viaje de este estilo.
Ten presente que el Camino Primitivo completo es de unos 321,4 kilómetros, que se pueden hacer, como te digo arriba de dos maneras: todo o la mitad.
Si decides hacerlo todo, empieza a los pies de la catedral de El Salvador de Oviedo. Recorre una parte del Principado de Asturias por el interior. Pasa por Grado, Salas, Tineo, Borres, Pola de Allande, la Mesa y Grandas de Salime. Entra a Galicia por un lugar llamado el alto do Acebo (1.130 metros de altura), a 13 kilómetros de A Consagrada.
Se dice que toda la ruta puede hacerse en unas trece o catorce etapas como mucho. Recorriendo algunos días hasta 30 kilómetros y otros 19 🙂
Galicia es un lugar mágico y tiene rincones impresionantes. Tal vez esta no sea la ruta con más playas y la más planeta de todas, pero el interior de la región tiene paisajes que te quitarán el aliento y harán que tu camino sea una aventura en si misma.
Yo desde luego me apunto a hacer un viaje de estos en algún momento. Eso sí, sin olvidar que hay que prepararse un poco, porque se camina un montón.

Cuéntame ¿Qué ruta te gustaría hacer a ti del Camino de Santiago, o eres más de ir a hacer peregrinación a otros sitios?

14 comentarios

  1. ¿Puede sser que nos hayas leído el pensamiento? Este artículo es lo que estábamos buscando, justamente este fin de semana entrevistamos a una viajera que nos contaba del Camino de Santiago y nos prendió el bichito viajero, tanto así que cuando visitemos España queremos hacer ese camino y vivir la experiencia…peeeeero no sabíamos por donde comenzar al haber tantos caminos y esto ser casi chino para nosotros y al haber TANTA información estábamos algo perdidos, ya que queríamos un Camino que además no sea tan largo. Nos ha encantado lo del Camino Primitivo y quien te dice Diana cuando estemos por allá podemos ver de hacer parte juntos 😉 Un abrazo enorme

    1. Chicos, por favor a tenerme en cuenta cuando estén por aquí. Estaré súper encantada de que nos encontremos y pasemos un rato juntos y si se puede hacer alguna parte del recorrido, sería ya fabuloso 🙂 Ahiii casualidades o causalidades ¿Quién dijo que no existían?

  2. Pues lo tengo en mente para algun dia, lo hemos hablado con mi madre y espero de verdad algun dia poder hacer el camino, bueno una parte claro, depende del tiempo que tengamos! no sabia que había tantos caminos y tendré que mirar cual se adapta mas a mi, lo bueno del primitivo que comentas es que no esta masificado y por las construcciones… pero eso de que no sea un camino fácil pues… no se si estoy preparada yo para ello, veremos!

  3. Yo he hecho el Camino de Santiago, el francés en dos epocas distintas y no todo, sino dos trozos y tengo que decir sin ningún tipo de dudas que fueron dos de las mejores vacaciones de mi vida (y eso que he viajado bastante). El Camino tiene algo mágico, algo especial difícil de explicar en palabras…serán los paisajes que te rodean, o lo que tiene de viaje interior a uno mismo…no lo sé, lo que sé es que en el Camino encuentras lo que buscas. Y lo que tengo claro es que lo mejor son las personas que te encuentras por el Camino y el ambiente que hay.
    Si alguien me lo pregunta le respondo sin ninguna duda: SI, haz el Camino.

  4. El camino de santiago es una aventura que llama mucho. En esta cuidad donde vivo se puede ver muchas personas haciendo el camino hacia santiago. Galicia es una cuidad que muero por visitar y estar ahí me cuentan que vale la pena para los que estamos aquí viendo en España. Ahora mismo no estoy preparada para esa aventura, también sé que se puede hacer en pequeños trozos para los medios vagos como yo.
    Saludos.

    1. Alexa para hacerlo la verdad es que hay que prepararse física y mentalmente, al menos así lo veo yo y una cosa es clara, no es para todo el mundo. Pero ya te digo, y con conocimiento de causa, Galicia te encantará, es una región preciosa 🙂

  5. Nosotros siempre hemos querido hacerlo, pero no terminamos de dar el paso. No por temas religiosos, ya que no somos creyentes sino porque nos encanta caminar y creemos que sería una aventura bonita y divertida. A ver cuando nos animamos 🙂

  6. ¡Me encanta el artículo, Diana! Llevo años diciendo que voy a hacer el Camino (a mí me gustaría el camino francés, empezando en Roncesvalles, que es otro de esos lugares mágicos). Aún no lo he conseguido, más por falta de tiempo que de afición, pero lo tengo en mi lista de pendientes.
    Algo tendrá el Camino cuando ha sido un referente en la espiritualidad europea durante siglos – y ahora también en la mundial. Y, como dices, no es un tema de creer o no creer en los dogmas de la fé católica, es un recorrido para el espíritu que tiene mucho de meditación y de comunión con los demás. Lo que sí sé es que todo el que lo ha hecho de una manera consciente (no como el que va de excusión con el bocadillo y la cantimplora) vuelve transformado, cambiado para mejor.
    Espero que, algún día, nos encontraremos tú y yo también en el Camino.
    Un beso enorme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.