Quien no ha soñado con hacer viajes a San Andrés, a Río de Janeiro, a París o a alguna isla remota en el Pacífico, sin embargo es común postergar esos sueños pensando en el trabajo y las obligaciones diarias.
Si bien para algunas personas puede sonar complicado o incluso imposible, trabajar mientras viajas puede transformarse en una realidad y en esta oportunidad te voy a contar cómo lograrlo.

Trabajar viajando
Foto de Shutterstock

Teniendo en cuenta mi experiencia en este tema, he reunido en este artículo información sobre cuatro trabajos que puedes desempeñar con la posibilidad de viajar al mismo tiempo. Así que toma nota y mira si puedes aplicar a alguno de ellos:
Lo primero que debes saber es que esto no va a suceder de la noche a la mañana, lo mejor es que te tomes tu tiempo para leer y averiguar los pro y contras.
Además, todo depende de tus intereses y capacidades: muchas de las profesiones puedes llevarlas contigo y otras podrás ir concertando entrevistas de forma online antes de llegar a destino.

Redactor freelance

Trabajar de redactor freelance es sencillo, lo que necesitas es un buen dominio del idioma en el que quieras escribir y comenzar a ofrecer tus servicios en las bolsas de trabajo.
Cuando tengas una clientela que te otorgue una cantidad de notas fijas por día entonces ya puedes comenzar a viajar mientras escribes. Lo bueno es que la temática siempre varía y sólo necesitarás una PC con acceso a Internet.

Maestro de tu idioma nativo

En muchos otros países te encontrarás con que no necesitas un título universitario para enseñar tu lengua nativa; aunque por supuesto debes poder hablar fluidamente el idioma local para comprender a tus estudiantes.
El español es el tercer idioma más hablado del mundo, así que puedes viajar incluso hasta China y vivir enseñándolo. Conozco de primera mano personas que lo hacen.

Trabajar en un crucero

La buena noticia es que no hace falta que sepas navegar, ya que trabajar a bordo de un crucero ofrece una gran experiencia de vida y además paga muy bien.
Por otra parte todos tus gastos están cubiertos arriba del barco y una vez termines tu contrato puedes bajar en cualquier puerto y disfrutar unas merecidas vacaciones.
Lo bueno de los cruceros es que son como mini ciudades flotantes; y en su interior todo tipo de profesionales pueden conseguir un lugar, como por ejemplo, fotógrafos, sommeliers, estilistas o personal trainers.
También hay posiciones que no requieren experiencia previa, como en el caso de puestos de limpieza, auxiliar gastronómico o ventas minoristas.

Au Pair

Una Au Pair es básicamente una persona a cargo de niños y también de realizar algunas tareas domésticas relacionadas a ellos, como ordenar su cuarto o preparar su cena.
Por razones de seguridad, este tipo de trabajo se consigue únicamente a través de agencias especializadas y en la mayoría de los casos emplean a mujeres entre 18 y 30 años de edad.
Si te gustan los niños este trabajo es el indicado, ya que además de contar con mucho tiempo libre tendrás la posibilidad de conocer la ciudad donde estés.
Dentro de los beneficios de ser au pair tendrás alojamiento y comida resueltas, se recibe una paga semanal y se incluye seguro médico y vacaciones pagas.
Trabajar viajando es fácil de lograr, solo vas a necesitar un poco de imaginación e invertir un mínimo de dinero en el proceso.
Espero que esta información te ayude a descubrir que a veces nos cerramos a posibilidades porque no sabemos que hay otras opciones. Así que no te desanimes y lleva a cabo tu sueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.