A solicitud de una muy querida lectora, hoy voy a hablar en #LunesDeMiedo de la Acrofobia, término con que se conoce el miedo a las alturas.
No hay que definirlo mucho (creo yo), el miedo a las alturas no es más que esa sensación de vértigo que sientes al estar en un lugar muy alto o que te produce el imaginar subir a ciertos lugares. Puede que ni sepas que padeces de esta fobia hasta el día en que estás en un lugar alto y descubres que «oh mi Dios» definitivamente te da impresión mirar abajo y sientes un nudo en el estomago.

Definición Acrofobia

Se define como un persistente, anormal y injustificado miedo a las alturas. Este miedo suele presentarse en situaciones típicas tales como las de asomarse a un balcón, estar en un mirador elevado o junto a un precipicio. Al igual que otras fobias, genera fuertes niveles de ansiedad en aquellos individuos que la sufren, quienes buscarán evitar la situación temida. Los especialistas tratan ésta y otras fobias con ejercicios de “habituación. Fobias.net

¿Por qué se padece Acrofobia?

Pues bien, personalmente creo que padezco levemente de esta fobia. No creo que sea algo hereditario, aunque nunca le he preguntado a mis padres si tienen miedo a las alturas. Tendré que empezar por preguntar, ya que para algunos estudiosos, este problema puede ser hereditario y puedes padecerlo gracias a la percepción que tus padres tienen del tema.

En Angkor Wat desafiando las alturas
En Angkor Wat desafiando las alturas, no solo de los escalones

Otros en cambio dicen que puede ser algo innato, ya que los niños temen caerse o no saber qué pasará si se caen de ciertos lugares. Pues bien, no creo que sea innato en mi caso, porque cuando pequeña me la pasaba trepando árboles, «miqueando» (como dicen) y no recuerdo que haya dejado de hacerlo por miedo a las alturas, más bien fue porque crecí y eso era cosas de «niños» 😀 jajaja
Igualmente se dice que las fobias se adquieren cuando padeces un trauma, algo que te haya asustado tanto que ahora no puedes ni pensar en el tema sin sentir miedo, pues bien yo no he tenido ninguno referente a la altura (hasta donde recuerdo), así que este punto lo descartaría.
La última teoría que encontré dice que puede ser algo físico, eso se da sobre todo si tienes  un problema de equilibrio o visual, principalmente. Este si se acerca más a lo que yo creo, pues recuerdo cuando empecé a usar gafas que mi equilibrio pendía de un hilo (literalmente), pues las gafas tendían a desequilibrarme un poco y eso pudo ayudar a que hoy en día sienta un poquito de vértigo cuando estoy en lugares muy altos.

Síntomas de la Acrofobia

Miedo a las alturas
¿Qué mejor forma para superar el miedo a las alturas?

Pueden ser muchos los síntomas que sientas cuando te enfrentas a la altura. Esto dependerá de tu nivel de fobia. Pero normalmente pueden ser:
 Aumento de la frecuencia cardíaca,
Sudar en exceso,
Dificultad para respirar,
Dolor en el tórax,
Mareo,
Tener la sensación de pérdida de control,
Escalofríos y aturdimiento,
Inseguridad,
Sentir que se pierde el control del cuerpo
Estas sensaciones se pueden sentir hacia la posibilidad de una caída tanto propia como de otras personas.

Tratamientos

Muchas personas recurren a un terapeuta para que le ayude a identificar el motivo del miedo. Otras utilizan técnicas de relajación y visualización que puedan ayudarles a manejar los momentos en que se enfrenten a esta fobia.,
Otras personas utilizan el EFT (Técnica de Liberación Emocional) que ayuda a controlar la ansiedad y el miedo que padeces en un momento dado.

Mi experiencia tratando la Acrofobia

Escaleras en templos en Angkor Wat
Escaleras en templos en Angkor Wat. Unas escaleras de vértigo

Soy una convencida, que para trabajar cualquier temor que padezcas lo mejor es identificarlo, luego reconocerlo, y después buscar el mejor tratamiento que te ayude según tus creencias y forma de vida. Por ejemplo, yo sé que tengo un poquito de miedo a las alturas y digo poquito, porque no siento todos los síntomas que se supone debería sentir.
Cuando me enfrento a un lugar alto, puedo controlar mi cuerpo, mirar abajo, subir o bajar si es el caso y estar tranquila (sentarme en la orilla todavía no). Todo ello manejado con una previa relajación de mi mente. Te contaré cómo hago:
1) Enfrento el miedo, lo siento y luego empiezo a controlarlo para ello sigo con:
2) Respiro profundo, cierro los ojos, me concentro en la respiración y en el momento
3) Cuando ya tengo el miedo controlado. Eso quiere decir que ya no siento ese nudo en el estomago, abro los ojos y puedo enfrentarme a él sin problema.
No digo que es algo sencillo, claro que no, hay lugares y días que me cuesta, pero normalmente puedo hacerlo en cuestión de minutos, a veces segundos. Jaime por ejemplo utiliza el EFT y le va muy bien con él. Tanto así que se puede quedar varios minutos en un lugar alto trabajando su miedo. Eso me da algo de vértigo, si les digo la verdad y me toca a mí hacer mis propios ejercicios 😀
Pero en general lo que hay que hacer en identificarlo y luego sí buscar la manera de controlarlo. No nos ganamos nada con negar nuestro miedo al pensar que es una debilidad o que es algo malo. Nada de eso.
[piopialo vcboxed=»1″]Es necesario reconocer que lo tenemos y ahí sí buscar la mejor manera de controlarlo[/piopialo]
Inténtalo y ya me dirás qué tal te va 🙂

¿Tienes miedo a la altura? Alguna recomendación, sugerencia, observación que quieras hacer.

[thrive_leads id=’11045′]

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.