Continuando con el antes de… seguimos con tema: maleta. Primero que todo hablar de aquellas cosas que compramos para llevar.
Compramos un morral que nos costó 55€ con ñapa de riñonera (canguro). El otro morral que pensamos llevar es uno que compramos meses atrás en el Lidl por 14€ y que no está nada mal. Compramos medicamentos que nos hacían falta para el botiquín y listo. No compramos ropa, ni zapatos, ni recuerditos para llevar.
De hecho, la recomendación que te daría es llevar ropa que no te duela regalar o botar. Por ello lo mejor es no llevar cosas nuevas, ni que te gusten mucho 😉
Maleta de ViajesSi vieras nuestras “maletas” no podrías de la risa. Comparadas con las de “verdaderos mochileros” nuestros morrales son una versión minimalista y reducida de la misma.
De hecho, esta semana coincidimos con una pareja de viajeros y sus maletas eran el doble (o tres veces más) que las nuestras y nosotros vamos a estar por aquí el doble de lo que ellos estuvieron.
Aunque eso sí nos pronosticaron que en breve cambiaremos esos morrales por los que ellos tenían. Yo espero que no sea así, pero eso el tiempo lo dirá 🙂
No sé si ya te das una idea. Aunque para ser más claros, los mochileros normalmente compran morrales de 60 litros. Los nuestras son: una de 20 litros, y la otra de 10 litros (si he hecho bien los cálculos porque la verdad me confundo con esa medida). Sí, así es y respondiendo a la pregunta

¿Qué llevamos en la maleta para un año de viaje?

Maleta de ViajeTe cuento que tras revisar múltiples blogs, identificar sus historias y sobre todo de acuerdo a nuestra propia experiencia en viajes. Recogí lo que me resonaba de cada experiencia e hice mi propia versión para este viaje y esto es lo que elegimos llevar:
Ropa: en cuanto a ropa, como ya les dije que lo mejor es elegir ropa que no te duela perder, regalar o que se dañe. Llevo para mi: 2 faldas largas, un vestido, un pantalón de tele suave, un bicicletero, un short y 6 blusas de tiras.
Adicionalmente como íbamos a estar dos días en Madrid y un día en Istanbul tocó incluir: 2 blusas de manga larga, aunque las elegí suaves. Un suéter (liviano, pero que calentara), una chaqueta para el viento (ésta la elegí con la intención de que si al final tenía que sacarla de la maleta (regalarla) no me doliera mucho) 🙂 y un jean.
De ropa también viene 6 pantys y 6 pares de medias. Esto último tras estar aquí, debo decirles que es mucho. Con 2 pares de medias es más que suficiente, ya que te la pasas más en sandalias que en tenis. También llevo 4 pañoletas (soy una fanática de ellas).
Gato en un NeceserPara Jaime llevamos: 3 pantalonetas, 6 camisetas, 6 calzoncillos, 6 pares de medias, un pantalón largo, dos camisas de manga larga, un jean y una chaqueta (suave). El suéter que traíamos de él a la final lo dejamos en Madrid.
Y aquí solamente hemos hablado de ropa. Faltan las cosas de aseo que van en el neceser.
Allí viene shampoo para Diana 75ml, con duración de 3 semanas y para Jaime 120ml con duración de 9 semanas (a él le rinde más, además que le empaqué más frasquitos), Acondicionador 60ml (para 2 semanas), crema dental 100mil (3 meses), crema de afeitar 71ml (8 meses), teniendo en cuenta que se afeita una vez a la semana. Jabón 60ml (2 semanas), hilo dental, desodorante (usamos el mismo en piedra de alumbre. Ese durará un año o más). Cepillo de dientes (4meses). Traíamos dos pequeños y terminamos con 4. Maquina de afeitar con repuesto (de 3 a 4 meses), Crema de manos 100ml (4meses). Gel limpiador de manos 100ml (de 3 a 4 meses).
Adicionalmente he metido dos pequeños costureros (de esos que te regalan en los hoteles) por si es necesario coser algo.
Dos toallas medianas y una pequeña. Protector labial, íbamos a traer dos y terminaron en la maleta 4. Más dos que nos regalaron en el avión. Tenemos exceso en el equipaje 🙂
Nota: Muchas mujeres recomiendan llevar sus propias compresas (toallas higiénicas) o tampones, por aquello de la marca y sobretodo si eres alérgica. Porque aunque aquí se consigue, difícilmente encontrarás la misma marca que usas en tu país.
No quiero imaginar lo que sería empacar esto para 8 meses, o un año. ¡La locura!. Yo llevo dos Copas menstruales, que no ocupan nada de espacio y que su duración es de 5 a 10 años 😉
Botiquin
Ahora bien, en el botiquín viene: curitas o apósito (como se llama en España), pastillas para: el mareo, dolores fuertes, alergias, gripa, relajante muscular, antiinflamatorio, antibiótico de uso externo en crema, copitos, algodón. Además de vendas, detadine que es un desinfectante, más fuerte que el alcohol en caso de cortes o heridas abiertas.
No traemos corta uñas, ni tijeras, ni pinzas. Algo que se recomienda, pero como no facturamos equipaje, era mejor no cargar ese tipo de cosas 😉
También traemos como 15 paquetes de pañuelitos desechables, ya que teníamos en casa y recomiendan llevar esto o papel higiénico;)
Solamente venimos con un par de zapatos (los puestos). Los mejores para caminar. Las chanclas, pensamos era mejor comprarlas allí.
En la maleta también vienen los portátiles, cámara de fotos, e-book, móvil, iPod. Cargadores para todo eso y USBs. Que más, qué más… Una pequeña libreta de apuntes y dos libros 1. El Kamasutra y 2. Una guía de conversación en ingles (ambos para mi) y eso que con el e-book no necesitaría más 😉 y sí no llevamos la famosa guía Lonely Planet. Así somos nosotros, sin plan y sin guía. Pero esperando encontrar Internet en el camino 😉
Un perro en una Maleta
En los documentos traemos pasaportes, documentos de identidad, fotos pequeñas, certificados de vacunación, licencia de conducir internacional y yo traigo unas hojas de información de mis últimos trabajos en la U.
Cosas que no pudimos dejar: Jaime sus famosos cristales de cuarzo. No los trae todos, pero sí una buena cantidad.
Mis lapiceros de colores, no vienen todos, pero sí algunos. También traemos bolsas herméticas, una pequeña linterna, una peineta, dos limas pequeñas para las uñas, cauchos y horquilla para el pelo, un pareo/bufanda, dos mochilas de tela tipo morral para las salidas, un paño para limpiar las gafas o equipos y creo que con esto termino y no dejo nada por fuera…
Garfield Mochilero
Ya veremos si todo nos dura lo previsto y no se preocupen, desde luego las cosas que vayamos necesitando pensamos comprarlas, así como las que no trajimos.
Lo único que esperamos es que la maleta no vaya creciendo. Aunque a la final no me cabe duda, como mínimo estará llena de experiencias 😉
PD: No puse foto de nuestras maletas, porque no la he hecho (que descuido, lo sé). Pronto me pondré en ello y la compartiré en el Facebook o en el Twitter 🙂

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.