Muchas personas me pregunta cómo hago para ser “tan productiva” y tener cuatro blogs activos y sumando. Esta constante cuestión me ha llevado a preguntarme si la productividad blogger ¿nace o se hace?
Si las personas que se dicen productivas lo son porque es algo que viene de fabrica o es algo que van aprendiendo con años de mucha practica ¿Tú, qué piensas?

La productividad blogger
Foto de: Shutterstock

¿Qué es la productividad?

Para poder entender el tema, tenemos que tener claro qué es exactamente la productividad y en esto te voy a ser sincera, hay muchas definiciones y cada uno, según qué personaje, dará la suya según su propia experiencia.
Te puedo decir que en Internet encontré que decían que la productividad es la «cantidad de producción de una unidad de producto o servicio por insumo de cada factor utilizado por unidad de tiempo».
Aunque también encontré que decía que era: «la relación entre la producción obtenida por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción”
Bastante claro ¿no?
Esto suena totalmente empresarial y complicado, al menos para mi.
Esa es la razón por la que me gusta más la interpretación que cada uno de nosotras le damos a las palabras, según lo que vivimos y la experiencia que vamos teniendo con el tiempo.
¿Qué no es como son las cosas? yo creo que sí, porque es la mejor manera de tener claro los conceptos y sobre todo de aplicarlos a algo real y tangible.
Si me preguntas a mi ¿Qué es la productividad? te diré que es cuando logras realizar una actividad concreta en una fracción de tiempo determinado utilizando el mínimo de recursos necesarios para dicho fin.

Cómo ser productivas siendo bloggers

Para lograr ser productivas en nuestro trabajo como bloggers se requiere mucha disciplina, algo que muchas veces cuesta tener por la cantidad de elementos distractores que hay en nuestra área.
No te culpo, lo sé por experiencia, esos distractores puede hacer que un día que iba a ser súper productivo se convierta en uno donde no has hecho absolutamente nada.
He escuchado a muchas personas hablar de este tema y muchos coinciden en que cuando se habla de productividad se habla también de tres conceptos que están muy asociados a ella, estos son: eficacia, eficiencia y efectividad, además, yo incluiría un cuarto término: hábitos y te explicaré porqué cuando te vaya hablando de cada uno de ellos.
Con la eficiencia logramos aprovechar los recursos o herramientas que tenemos para hacer el mejor trabajo en el menor tiempo posible, lo que hará que esa productividad de la que hablamos se incremente y parezca mucho más de lo que es.
Con la efectividad logramos medir la calidad de nuestras acciones, porque muchas personas se dicen “productivas” pero vas a ver la calidad de dicha productividad y es inexistente porque a su paso, mientras va realizando su trabajo, deja sub-actividades inconclusas o muchas más tareas pendientes de las necesarias.
Resulta que con la eficacia logramos el efecto deseado con nuestra acción, lo que hará que nos sintamos a gusto, pero sobre todo que ayudemos a alguien más en el proceso.
Y cuando hablo de hábitos, es porque la palabra me encanta, creo que la productividad y los hábitos están muy ligados. Son como un buen matrimonio.
Si tienes buenos hábitos, la productividad se incrementa, te vuelves más asertiva, más eficiente y por ende tus actividades irán saliendo a buen termino con más regularidad, lo que hará que te sientas más productiva y con ganas de hacer muchas más cosas en tus proyectos.
Cuando hablamos de productividad y blogging son muchos los factores que hay que tener en cuenta.
Ser blogger requiere mucho trabajo, más que simplemente publicar un post, aunque para muchas, esta sea la única función que existe y de la cual somos conscientes. Sin embargo, tras ese post hay muchos trabajo previo y también uno posterior que no valoramos.
Para que nuestra productividad se vea mejor reflejada debemos primero que todo identificar las actividades que desarrollamos, una a una, y luego buscar la mejor manera de gestionarlas todas.
La idea es encontrar una técnica que nos ayude, primero que todo a cumplir los compromisos que tenemos como bloggers y segundo a disfrutar de más tiempo libre para hacer lo que nos apasiona: estar con la familia, ver una serie, leer, salir, viajar, pintar, ver la nubes…
El asunto es que saber priorizar, enfocarnos y sacar adelante nuestros proyectos no es tarea sencilla, pero te aseguro que no es tan complicado como podemos llegar a imaginar. Lo importante es no perder el ánimo y cada día hacer un poquito.
Como verás esto es solamente una idea, un pensamiento que tengo de un tema que me encanta y del que cada día aprendo algo diferente, por eso te dejaré con estos siete puntos que he identificado nos puede ayudar en nuestro trabajo como bloggers:
Empieza con poco – Sé los listados inmensos que podemos hacer cuando de blogs se trata. Te lo digo porque los míos no acaban nunca, por eso mi primer consejo es que no te pongas muchas tareas, encuentra foco y ponte una tarea por día para no saturarte.
Si la terminas, no sigas con otra, simplemente descansa, investiga, haz otra cosa. A no ser que te hayas puesto dos tareas, no te salgas del guión que luego es más complicado volver a seguirlo.
Fuera las excusas – Esto es simple y a la vez complejo. Decir no a las excusas que se nos cruzan por el camino no es sencillo, a todas nos encanta procastinar, es parte natural de la vida y tan fácil caer en ellas que lo tenemos incorporado sin siquiera darnos cuenta.
Así que toma conciencia de ello y cuando te enfoques en algo, no dejes que nada, ni nadie, te saquen del camino.
Define un plan – Definir un plan de acción es muy importante para no perder el norte, para no entretenerte con los distractores, pero también es importante para que sientas que tu proyecto como blogger es mucho más que un hobbie.
No se trata de vivir en un cuadrado del que no puedas salir, se trata de organizarte un poco, con cierta flexibilidad pero sobre todo con firmeza, una que te ayude a ver hacia dónde quieres ir y poder encaminarte hacia allí.
Crea recordatorios o avisos – Cuando recién estás empezando con esto de la productividad y los nuevos hábitos, los recordatorios son importantes, porque te ayudan a no perder foco, pero sobre todo porque te van avisando de lo que debes hacer y así no tienes oportunidad de darle tiempo a las excusas.
Crea rituales – Esto te ayudará a que las nuevas actividades que incluyas en tu plan las puedas ir ejecutando. No todo lo podrás realizar en un día, muchas veces vas a necesitar más tiempo para ello y por eso los rituales son una gran ayuda para ir organizándote y sobre todo crear nuevos hábitos.
Controla tu progreso – Cuando estás creando nuevos hábitos y sobre todo trabajando en la productividad es importante controlar y revisar cómo lo estás haciendo, qué te falta, cómo te vas a organizar para terminar y sobre todo hacer este control sin exigencias, sin esperar soluciones poco realistas. Tienes que aprender a ser justa contigo misma.
Celebra tus logros – Cada día que des un paso hacia tu objetivo y la productividad se note en tus resultados celebra, así sea comiendo la comida que te gusta, yendo a cine, dándote un capricho, dedicándote unas horas a ti misma. Algo pequeño, pero que te saque de la rutina y que se note que es un regalo por el trabajo bien realizado.
Esto es importante, porque hará que sientas que lo que haces es mucho más que trabajo, porque ser blogger es más que tener un trabajo, es hacer algo apasionante que te puede dar para comer, pero sobre todo que te da una gran satisfacción al final del día.
Así que respondiendo la pregunta de si la productividad blogger ¿nace o se hace? yo diría que se construye cada día a cada momento y en cada situación que vivimos como blogueras en Acción 🙂

Cuéntame ¿cómo te organizas con tu proyecto como blogger? ¿Te gustaría tener un blog pero no sabes cómo sacar tiempo para él?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.