Pocos nos tomamos la molestia de realizar un análisis de lo que nos gastamos, y nos apresuramos a comprar cosas que a veces no necesitamos, sin ni siquiera pensar en el mañana, yo soy de las que pocas veces lo hago, pero no me gustan las deudas, y menos por cosas innecesarias.
“Parece obvio que el dinero es importante y que hay que esforzarse por conseguirlo; en nuestra sociedad, sin dinero no se puede vivir.» Esto es verdad, evidentemente, pero hay que tener cuidado con las generalizaciones.

Admitamos que no se puede vivir sin dinero, por lo menos en una sociedad civilizada. Pero a continuación hay que preguntarse ¿cuánto dinero es necesario para vivir? y, también ¿qué otras cosas, además de ganar dinero, importan en esta vida?
Santo del dinero
Sería un círculo vicioso vivir para ganar dinero y ganar dinero solo para vivir”….(*)
Cuando decidimos salir del “hotel mamá”, a afrontar responsabilidades y asumir lo que esto conlleva, se tiene que tener en cuenta muchos gastos que se nos vienen encima, como por ejemplo:
• Pagar la pieza, apartamento, o si eres soñador una casa ($300.000)
• Servicios públicos como agua, teléfono, energía y gas ($100.000)
• Alimentación ($150.000)
• Transporte ($40.000)
• Deudas (Varían)
Y algunos lujos como:
• Internet ($50.000)
• Parabólica ($30.000)
• Celular ($40.000)
• Salidas a paseos rumbas y demás ($100.000)
Estos valores son los más bajos que se me ocurrieron, pero no te imaginas cuanto pueden subir. Vivir solo no es tan fácil y chévere como parece, pues cada vez que llegan las deudas te das cuenta que en “casa de mamá” no te preguntabas como hacían ellos para pagarlas, pero ahora es tu responsabilidad y si te cortan el teléfono ¿como vas a pasar la soledad, sin tener como llamar a tus amigos? o la energía ¿como harás para ver televisión en la noche?, tener ciertas “cositas” exigen sacrificio y mucho compromiso.

Ahorrar

Es importante tener los pies bien puestos en la tierra, saber que podemos tener y que realmente necesitamos, ya que hay “lujos” que no valen la pena y el tenerlos nos puede salir más caro que adquirirlos. Es recomendable:

– Tener claro lo que se necesita y para que se necesita
– Como lo vamos a conseguir
– Si vamos a adquirir una deuda que sea en la medida de lo razonable, no comprometernos con algo que no podamos cumplir
– No adquirir cosas solo porque todos lo tienen o esta de moda
– No llenarnos de cosas innecesarias que jamás utilizamos y luego nos van a estorbar en nuestra nueva vida.
Lo más importante es vivir nuestra vida de tal manera que nos sintamos orgullos de lo que somos, tenemos y hemos conseguido con el esfuerzo y sudor de nuestra frente.
Fuente que inspiro la nota: El amor al dinero (enlace ya no funciona)

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.