Creo que todos hemos tenido esos días en que vivimos un déjà vu “experiencia de sentir que se ha sido testigo o se ha experimentado previamente una situación nueva” según Wikipedia.
Pues les cuento que yo lo vivo constantemente, pero hoy fue muy curioso porque estábamos paseando cerca a la Catedral de Santa María en Sevilla y vi una muralla, un carruaje, palmeras, cielo azul y lo primero que recordé fue Cartagena, a pesar de que detrás de mi estaba una Catedral del año 1401, yo me sentí en Cartagena. Fue genial y la muralla que vi no se parece en nada a la de nuestro país, pero la mente puede con todo ¿No?

Aquí les dejo unas imágenes de lo que vi, ya ustedes me dirán que tan loca estoy o si es que realmente esto no se parece en nada a lo que hayan visto en Cartagena.
Confieso que hace muchos años fui, en un plan muy diferente (excursión del colegio) y aunque no tenia pareja a mi lado en ese entonces, si pasaron cosas interesantes y el recuerdo que tengo de esta ciudad es ese: un lugar claro donde el mar también juega un papel importante y en Sevilla no lo hay, pero en mi déjà vu de hoy no fue necesario, pues el cielo era todo un espectáculo…

Muralla, palmeras, cielo, calor
Muralla, palmeras, cielo, calor, turistas….

Paseo en carruaje por la Plaza de España
Paseo en carruaje por la Plaza de España

Un pedacito de la Catedral de Sevilla
Nosotros con un pedacito de la Catedral de Sevilla

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.