Hace muchos años tuve una de mis primeras visitas a Andalucía y la zona de la Costa del Sol. Quedé fascinada, y atesoro muy buenos recuerdos de mi paso por allí.
Hoy he querido repetir este viaje contándote mi experiencia y los bellos lugares que visité cuando estuve por allí.
Viaje-sur-de-espana
Estuve en las ciudades de Frigiliana, Nerja y Benalmádena, además de la capital, Málaga. La idea inicial era ir por el lado de Marbella, ya que teníamos contratado un bello alojamiento en Estepona.
Al fin y al cabo al realizar el viaje en temporada baja, teníamos la facilidad de alojarnos donde quisimos a un precio excelente, y no encontramos ningún sitio atestado por los turistas.
El cambio lo decidimos al llegar a Málaga… Pues resulta que desde que aterrizamos llovía, lo que nos hizo replantearnos el viaje, ya que por la zona de Marbella todo iba a ser mar y playas. Y con lluvias, pensamos que lo mejor sería visitar ciudades, en especial una de ellas.
Trataré de compartir la historia tal como la recuerdo… Y si me olvido de algo, ya me lo disculparán. 🙂

Primer viaje a Andalucía, empezando en Benalmádena

En abril de 2010, mi pareja de entonces y yo realizamos un viaje relámpago a varias ciudades de Andalucía. La primera parada fue Benalmádena, donde pasamos la noche del 15 de abril.
En primer lugar hicimos algo de turismo mientras llegábamos al hotel, y además probamos nuestra primera comida en un restaurante hindú. De ese restaurante viene mi amor por esta comida, fue delicioso y la experiencia mágica en todo el sentido de la palabra.
Nos lo tomamos tranquilo, la verdad. Esa noche la pasamos en un hotel 4 estrellas que por ser temporada baja estaba a muy buen precio. El 16 madrugamos para salir a conocer la ciudad.
Aprovechamos para recorrer el Parque de la Paloma, un lugar precioso que está en el centro de Benalmádena… Y nuestra sorpresa fue que las palomas estaban bien acompañadas por otros animales. 🙂
Luego estuvimos en la Estupa de la Iluminación, un templo budista que por desgracia encontramos cerrado, aunque lo mejor es que estaba solo y así también se disfruta de estos espacios.
Después de disfrutar de las buenas vistas seguimos nuestro recorrido.
De camino a la iglesia aprovechamos para ver los farallones y comprobar hasta dónde llegaba antes el nivel del mar. Una vez en la iglesia de Benalmádena pudimos disfrutar de ella a nuestras anchas, porque no había nadie más allí.

Conociendo Nerja de noche

En la tarde fuimos a tomar el tren que nos llevaría a Nerja, el segundo destino de este viaje.
A Nerja llegamos la tarde-noche del 16 de abril y la noche estuvo bastante fría. Decidimos pasear un rato por la ciudad, aunque empezó a llover de una manera impresionante, a la final terminamos por cenar en un mexicano.
El día siguiente tuvimos que hacer turismo bajo una sombrilla, porque caía bastante lluvia. Fue terrible, pero así es la vida…. Una ciudad genial Nerja, que a pesar de la lluvia me encantó.
Su mar es de lo más limpio y bonito, y es un lugar muy tranquilo para disfrutar con tiempo y sin prisa. Vimos el balcón de Europa por la mañana bajo la lluvia, de camino a la cueva de la que todo el mundo habla.
Después de visitar la cueva de Nerja y antes de tomar el bus a Málaga (lo que haríamos el 17 de abril), nos dimos un paseo por Frigiliana; una ciudad que habíamos visto en un documental, meses antes, y teníamos muchas ganas de conocer.

Frigiliana pasada de lluvia, igual con encanto

En el documental la ciudad se veía preciosa. Con un día claro, un sol estupendo se veía una pequeña ciudad elevada en una montaña, con sus casitas blancas y todo tan tranquilo. Un paraíso.
Y es que la verdad nos causaba mucha curiosidad esta belleza de lugar que no lo pensamos cuando estuvimos por allí, teníamos que conocerla.
Claro que no pudimos disfrutar el recorrido a nuestras anchas, pues nos llovió todo el trayecto. Lo que hace que estar subiendo cuestas con una sombrilla y agua bajando por tus pies se convierta en una odisea.
Sin embargo, y a pesar de eso, fue genial darnos un paseo por sus calles abandonadas. Tiene mosaicos y retratos construidos con baldosas en casi cada calle, que cuentan la historia del pueblo. Además, había materas en casi cada puerta y balcón que vimos.
Eso sí, por estar ubicado en zona montañosa, es un pueblo lleno de cuestas y muy fatigoso de recorrer para personas ancianas y personas con discapacidad. Sin embargo es bellísimo, y es una lástima que sea casi un pueblo fantasma.
Y después de la parada rápida y que se nos abriera el cielo en Frigiliana, seguimos camino.

Para finalizar Málaga y su pescadito

A Málaga llegamos el 17 de abril después de estar todo el día caminando por Nerja y su famosa cueva, y por Frigiliana con sus calles empinadas. La mayoría del viaje cursó con mucha lluvia.
Nos arrimamos a esta ciudad a pasar la última noche y de paso tratar de conocer lo más posible del lugar…
Apenas pudimos ver la Alcazaba y algo del centro, porque al día siguiente llovió toda la mañana y fue imposible salir a hacer turismo a nuestras anchas antes de tomar el avión de regreso a casa.
Que por cierto, en esa época vivía en Compostela, que llueve muchísimo en abril, razón por la cual decidimos ir al sur, buscando algo de buen tiempo, pero qué va. Nos llovía todos los días 🙂
Eso sí, por esta corta experiencia en la zona, recomendaría que al elegir un lugar dónde quedarte es importante asegurarse de la ubicación del mismo. Tienes que poder llegar fácilmente después de todo el día pateando.
También es importante que tenga buenas conexiones de transporte para poder moverte a gusto, y que haya suficientes mercados cerca si vas a pasar una estancia más larga que la que yo pasé (sobre todo si el hotel que escoges no incluye pensión completa).
Finalmente, y si como yo eres una persona traviajera, el buen servicio de internet es indispensable. Necesitas una conexión potente y estable, y una forma fácil de asegurarte de ello es probar a tener una videoconferencia grupal o ponerte Netflix en 4K.
Por lo demás, a disfrutar de estos viajes relámpagos que a veces hacemos para desconectar un poco y conocer lugares preciosos de nuestros países.
¿Qué lugar has conocido recientemente de tu país que te haya sorprendido?
Little touristic town Nerja in Costa del Sol, Andalusia, Spain. Por Madrugada Verde / Shutterstock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.