Ha llegado San Valentín y como ya he hablado muchas veces de esta fecha hoy he decidido cambiar el enfoque y hablar sobre las personas que padecen filofobia: miedo al amor.
Porque sí, aunque parezca increíble son muchas las personas que tienen miedo a enamorarse, y te das cuenta porque son las que no tienen relaciones «serias» o duraderas o cuando las tienen terminan saboteando todo para no seguir adelante en ella.

Miedo Al Amor

Qué es la filofobia (Miedo al amor)

La filofobia es el nombre técnico para el miedo al amor. Es un trastorno de ansiedad que hace que las personas tengan miedo a relacionarse sentimentalmente con otras.
Nadie quiere sufrir, todos queremos vivir el amor como en los cuentos de hadas, pero la realidad es diferente para muchos, algunos tienen miedo al compromiso, a ser heridos, sufrir rechazo, no ser correspondidos, ser abandonados, entre otras emociones que no queremos sentir y que nos haga vulnerables.
Esto se puede deber también a un trauma infantil, a que se lleva mucho tiempo soltera, a una separación traumática, malas experiencias pasadas o simplemente a un cansancio de vivir siempre las mismas experiencias amorosas.
Algunas personas les cuesta confiar y abrirse a nuevas relaciones debido a estos factores y a muchos otros, por ello en el presente sufren de un miedo al amor que va más allá de la razón.

Qué ocurre cuando una persona con miedo al amor empieza una relación

Las personas que sufren de filofobia tienden a entrar en pánico cuando sienten que alguien les gusta o se están enamorando.
En los casos más extremos la persona puede llegar incluso a sentir una angustia que le produce vómito, mareo, nauseas, ataques de pánico que lo llevan a huir de la situación que está viviendo y alejarse de la persona en cuestión.
Para otras personas el tema se enfoca simplemente en salir huyendo o ponerle trabas a su relación. Otras crean estrategias de camuflaje que lo que hacen es ayudar, o al menos «intentar», mitigar ese supuesto daño que podrían sufrir en una nueva relación.
Es una pena sufrir esta fobia porque te estás perdiendo una de las más gratificantes y maravillosas experiencias de la vida: enamorarse.

¿Cómo puedes identificar a una persona que sufre miedo al amor?

Las personas que tienen miedo al amor tienden a reaccionar ante una nueva relación de alguna de estas maneras:
Huyendo cuando descubren que tienen sentimientos por otra persona
Saboteando la relación, ya sea inventándose historias o viendo cosas que no existen o no han pasado aún
Buscando defectos de la persona que le atrae y si no los encuentra inventándolos
Eligiendo personas que son imposibles de alcanzar o que se sabe de ante mano que la va a rechazar, ya sea porque son muy diferentes o porque tienen pareja
Justificando siempre ante otros que está sola porque no encuentra a la persona indicada. A esa que ha idealizado y que es tan inalcanzable porque sencillamente no existe.
Ojo, no te digo con esto que te conformes con cualquier tipo de relación, ni que dejes de soñar con el hombre ideal. Te digo que tal vez debes evaluar si no sufres de miedo al amor y prefieres simplemente estar sola para no sufrir.

Lo contrario del miedo al amor

Contrario del miedo al amor está el enamorarse constantemente de toda pareja o persona que encuentras a tu paso.
¿Tienes alguna amiga que se enamora con facilidad? Pues bien ella es un caso totalmente contrario a las personas que tienen miedo al amor. Aquí ella no tiene miedo a enamorarse, lo que quiere es vivir el amor intensamente y sacarle todo el jugo.
Lo cual no es malo, pero tampoco es bueno, porque siempre que termina una relación o cuando no puede vivir una como la ha idealizado sufre como ninguna. Pasa días en pena, llorando y deprimida por lo que ha perdido o no pudo ser.
¿Qué clase de vida es esta? enamorarse constantemente y con frecuencia de toda persona que se conoce, no es muy inteligente. Algunas lo disfrutan pero a mi me parece que es otra vía de escape. Una donde se vive el momento intensamente pero luego se queda tan desbastada porque sabotea su propia relación con su drama y al final termina sola y deprimida como antes de estar con alguien.
Hay que tener mucho cuidado de no caer en los extremos para no tener una filofobia, ni ser una persona enamoradiza.

Cómo puedes tratar la filofobia

Lo primero, como con todos los miedos, es reconocer que eres una persona que le tiene miedo al amor, ya sea porque es algo que está en tu cabeza o sencillamente porque viene de experiencias pasadas o de la infancia.
El reconocimiento es un paso importante para seguir adelante y te ayudará a perfilar el camino que vas a empezar a recorrer.
Afronta la situación sin huir. Cuando tienes miedo a algo lo primero que haces es salir corriendo y dejar la situación que estas viviendo.
Como vimos arriba es uno de los mecanismos de defensa que más utilizamos, porque es muy fácil dejarlo todo y buscar otras salidas. Lo difícil realmente es asumir nuestra responsabilidad ante este miedo, enfrentarlo y vivir el presente de una manera seria y responsable.
Comprender que arriesgar es parte fundamental de nuestra vida, es lo que nos hace únicos y diferentes. Es necesario entenderlo y asumirlo para que así comprendas que no todas las relaciones son iguales, ni todas las personas lo son tampoco.
Que hayas tenido una mala experiencia no significa que siempre vaya a ser así. O si tu madre, hermana o amiga son «de malas» para el amor, no significa que tu también lo eres.
No se trata de solidaridad de género, [piopialo]se trata de comprender que en el amor como en la vida hay que arriesgar y vivir el presente.[/piopialo]
Aprender a sacar lo bueno de cada experiencia es un gran paso para afrontar que no todas las relaciones van a terminar mal, ni son malas en si misma.
Cada relación amorosa tiene diferentes etapas y hay que ser consiente de que si el amor está entrando a tu vida, por algo será.
Sáquele el máximo provecho, rodéate de amigas que te den apoyo y no pienses siempre lo malo de todo, tal vez está vez sea la vencida.
Escucha a tu voz interna, tu corazoncito que siempre está atento a decirte cuándo algo no va por el camino que es y es necesario dar un giro a nuestra vida.
Todas tenemos un sexto sentido que llaman y ese es la intuición, tenemos que aprender a escucharlo y dejar de ignorarlo, porque a la final las que salimos perjudicadas somos nosotras mismas.
Si no puedes seguir estos pequeños pasos, busca ayuda de un psicólogo, habla con tu familia, con tus amigas cercanas, no te avergüences, no es para sentir pena, es para afrontarlo y salir adelante victoriosa.
Eso solamente lo lograrás si pones de tu parte y asumes que tienes un problema y que necesitas buscar una solución para ello.
La vida es una prueba constante y aprendemos de ella solamente cuando podemos disfrutarla al máximo. Recuerda que superar obstáculos nos hace más fuertes y valientes ante las adversidades de la vida.
Asume el riesgo, vive la vida como el regalo que es. Afronta el hecho de que en el amor hay que apostar, a veces se gana, otras se pierde pero lo que se vive en medio vale la pena 100%
Feliz día de San Valentín amigas 🙂
Adios con Beso

¿Eres enamoradiza o te va más el miedo al amor? ¿Cómo está tu corazoncito en estos momentos?

24 comentarios

  1. Tienes razón, es una pena tener miedo a enamorarse porque te estás perdiendo algo muy bonito pero, dependiendo de lo que se haya sufrido, igual hasta hay gente a la que le compensa. Parafraseando a Cíclope, en la película de x-men 3 «no todos nos curamos igual de rápido» y es cierto, cada uno sobrelleva sus heridas como puede y a veces estas tardan mucho tiempo en cerrar.

    1. Guapa eso es verdad, cada rumtura lleva un proceso diferente de sanación, algunos curan muy rápido, otros necesitan tiempo y mucha paciencia para superarlo. Es una cosa que dependerá de cada uno. Gracias por tus palabras guapa 🙂

  2. Hola Diana, estoy totalmente de acuerdo contigo, no hay nada peor que el miedo al amor, de hecho, yo lo he sufrido hasta que hace 3 años dije: estoy preparada. Preparada para no salir corriendo cada vez que sentía revolotear mariposas en mi estómago, preparada para no buscar excusas y para arriesgar, ya que has descrito a mi antiguo yo a la perfección: nunca encontraba al chico ideal y siempre le veía algún defecto, o simplemente, cuando veía que la cosa podía cuajar, huía. Y por casualidad, unos meses más tarde de la decisión, se cruzó mi chico en mi camino y aquí estamos, arriesgando y viviendo el día a día en una relación, algo que si me hubieran dicho hace tres años no me lo creería. Besos

    1. Nika pues genial por tu eres una sobreviviente al miedo al amor y me parece fabuloso. gracias por compartirnos tu experiencia, qué chévere cuando uno se enfrenta a los miedos y puede decir: «lo he logrado» 🙂 Un abrazo guapa 🙂

  3. Definitivamente el amor es una cosa complicada, no hay que temer a entrar a una relación, porque ninguna persona es igual, sin embargo he conocido personas con mucho miedo a enamorarse, otras que por el contrario como que se enamoran de medio mundo, pero tener un equilibrio es la base, muy buen post. Saludos.

    1. Luis gracias por tu aporte, la verdad es que el amor es una cosa seria, pero no debería ser una cosa de extremos. A veces nos vamos de un lado a otro, entre la seriedad y la ligereza y eso no siempre es bueno. El equilibrio sería lo ideal. Un abrazo guapo 🙂

  4. El amor como todo en la vida tiene sus pro y contras, no he conocido personas con miedo tipo fobia a enamorarse más bien si del otro tipo enamoradizas, y es un drama escucharlas cada vez que les,va mal porque por más que les expliques que no es bueno estar con alguien que acabas de conocer igual se mandan y a veces no terminan bien.

    1. Rebeca yo tuve en mi adolescencia una amiga así, cada semana venía llorando por un novio diferente y era una agonía de casi muerte, ahora adulta las cosas han cambiado, pero esa experiencia con ella me enseñó un montón sobre ese tipo de de relaciones «enamoradizas» jajaja Un abrazo guapa 🙂

  5. No conocía el termino que define el miedo al amor, pienso que si, por todas las circunstancias que envuelven los inicios del mismos, o nos llenamos de valentía para con el, o no dejamos llevar del «miedo» maquillado de muchas maneras, y ser esquivo a el, con justa o no razón, es un escudo para no volver a ser heridos, me gusta el enfoque que le das, pues puede llegar a ayudar a quien esta atrapado en el, a identificarlo y a como salir de el.

  6. Como todo siempre hay fobias para cualquier cosa, en mi caso enamorarme mucho de alguien y salir lastimado era uno de mis temores, pero en especial estar solo, creo que no me hicieron para pasar la vida solo, Di con relaciones fáciles, pero también con una difícil, pero hoy en día otra vez enamorado y espero esta vez no sufrir de estas cosas del amor.
    Ahora cuento con una buena mujer y una hermosa hija, que hacen que ya mi soledad no exista y viva siempre la alegría y el placer de compartir en Familia.

  7. No se como se llamara el tener miedo a tener una relación, pero no como miedo de enamorarse sino como el no querer hacerle daño a otra persona, pues en mi caso y cuando era joven me daba cosa conseguir novio y luego no saber que hacer con él, como terminar una relación sin que saliera afectada la otra persona, era algo bien raro.

  8. Pues yo creo que es normal tener miedo al amor o al compromiso, al menos en pequeñas dosis. Pero no sabía que se tenía reconocida esta patología, desde luego los extremos no son nunca buenos. ¡Filofóbicos del mundo, dénse al amor! Que es lo que mueve el mundo 😀

    1. jajaja tan bella Bea, así es, de verdad que deberíamos darnos más al amor. El miedo siempre lo veo como algo bueno, en pequeñas dosis claro, pero hay gente que se va al otro lado de la punta y ahí es donde vienen estos nombres raros 😉
      Un abrazo guapa,

  9. Todo ex exceso y extremo es malo, tenemos nuestras etapas de las que por una mala relación ,experiencias tormentosas tenemos miedo al amor , en el caso de la Filofobia me parece interesante conocer las características propias de la misma para poder afrontar con otra perspectiva la situación si nos topamos con alguien que siempre es distante o lejana para relacionarse y poder ayudarle (por que no) a superarlo.

  10. Hola Diana. Yo he conocido casos de personas que le tienen miedo al compromiso, pero no sabía que tenía un nombre o es una enfermedad (porque por lo que comentas es una enfermedad sicologica). Tienes razón en cuanto a las causas que lo provocan y en muchas situaciones son personas que han sufrido una gran decepción en el pasado o han caído en depresión intensa y le temen volver a lo mismo. Creo que el mejor remedio para esto es acudir a terapias con un sicologo que los ayude a canalizar todos esos miedos. Después de todo, la vida es corta como para vivirla sin amor. Besos.

    1. Susie toda fobia que te paraliza es una enfermedad y desde luego lo mejor es tratarlo con alguien que te entienda, con quien puedas hablar y re-aprender sobre ti misma. Gracias guapa 🙂
      PD. Yo tampoco sabía que existía un nombre para el miedo al amor, pero buscando encuentra uno unas cosas 😀

  11. Hola Diana!!
    Hacía tiempo que no me pasaba por tu blog! Te escribo desde el móvil si hay algún error tipográfico perdoname.
    La verdad no tenía ni idea de que existiera esto de «fobia al amor», leyendo el artículo me ha dado a pensar y vaya… Creo que conozco a más de una persona con esta fobia.
    Como buen dices los extremos son malos y enamorarse siempre… Tampoco es sano, los altibajos emocionales tampoco son buenos. Hay que tratar de estar con la persona correcta.
    Saludos!!
    Miriam

    1. Guapa gracias por escribirme desde el otro lado del mundo mujer, qué rico saber de ti 🙂 Es verdad los extremos hay que cuidarlos porque no son nada sanos para ninguna relación.
      Un abrazo y sigue disfrutando de tu viaje guapa 🙂

  12. Antes temía a las relaciones. Por el miedo de no sufrir. O por cosas que ves desde tu ambiente. Pero es primordial lo que dices, RECONOCER, y eso hará que nos motivemos a buscar soluciones.

    1. Alexandra muchas gracias por compartir, qué bonito escuchar (en este caso leer) testimonios de gente que se atreve a amar, tras reconocer lo bello que es aprender y seguir adelante. Un abrazo guapa 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.