Hoy estaba viendo un programa de televisión y la protagonista vivía una odisea por este asunto.
Así que me vino a la cabeza este pensamiento: ¿Qué has hecho cuándo has tenido un atraso? Si nunca te ha pasado, eres una afortunada, sin embargo, a la mayoría de mujeres les ha pasado siquiera una vez en la vida y no necesariamente ha terminado en un embarazo. Las razones pueden ser diversas.

Cuando yo tuve un atraso

A mi me ha pasado más de una vez, y recuerdo que una de ellas me preocupó porque mi pareja se había ido del país y no sabia cómo iba a afrontar la situación sola.
Tuve un atraso en mi menstruación de tres meses. El primer mes me hice un test de embarazo y salió negativo.
Como al siguiente mes no llegaba mi menstruación y yo seguía bajando de peso fui al médico y tras varias pruebas confirmó lo que ya sabia.
Días después el periodo volvió, como si nada, y mi teoría al respecto fue: depresión.Prueba de Embarazo
Sin embargo, el médico no supo decirme el motivo de ello. Su teoría era que llevaba poco tiempo con el DIU y para él ese era el motivo.
Pero el profesional que me atendió en Profamilia me explicó que con el DIU no había ausencia de periodo, simplemente que el siguiente (después de ponerlo) era muy fuerte, pero luego todo era normal.
Por todo esto, creo más en mi teoría, era algo mas Psicológico que Fisiológico, ya que después de que mi novio se fue del país, pasé varios días muy triste, deprimida.
No comía, dormía poco y trabaja mucho. Llegue a pesar 43 kilos. Casi desaparezco. Fue una etapa tenaz ¿Cómo no iba a afectar eso mi periodo?
Y es que el tema psicológico es bastante fuerte en estos asuntos. Tanto así que hay muchos embarazos psicológicos que se han reportado. Por eso es que hay tantas teorías sobre el poder de la mente.
Así que mi experiencia con el atraso no pasó a mayores y tampoco es que haya sufrido un colapso nervioso por el tema.
De hecho soy bastante tranquila en el asunto. Aunque no quería hijos, soy de las que opinan que cuando llega el momento no hay nada que hacer, salvo aceptarlo y afrontar el cambio.

Ahora me pregunto ¿Alguna vez te ha pasado? ¿Qué has hecho?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.