El sábado 24 de noviembre se realizó el tan deseado concierto de Soda Stereo en Bogotá, donde, como era de esperarse, asistieron miles de fanáticos de la banda que hace más de 12 años no venían a Colombia, cuando nos hicieron vibrar con su música y sus buenas letras hace más de una década.
Aún hoy y a pesar de que han pasado años, estos músicos siguen reuniendo multitudes y tocando como si los años no los hubiesen separado.


Para el evento habían boletas de todos los precios, ninguno económico claro esta.
En general, donde uno no ve nada las boletas estaban a $120.000 seguida por preferencial, donde se observaba según tu estatura, porque estaba repleto $210.000 y por ultimo platinum $400.000, ahí también la visibilidad para nosotros los bajitos es complicada. Porque había tanta gente que uno solo veía cabezas. No mentiras estoy exagerando, un poquito no más.
Por fortuna y aunque me gusta, no hubiese pagado nada por ir a escucharlos. Pues soy de las que piensa que en casa se disfruta igual o mejor, pero la suerte jugó a nuestro favor y hace mas de un mes nos ganamos las boletas, en General, claro está, para ir a “verlos”, mejor escucharlos.
El viernes, algo nerviosas y expectativas a que nos tocara en platinum, fuimos a reclamarlas con Bibian, y el sábado estábamos, no a primera hora, pues no somos de las que madrugan, sino más bien algo tarde como a las 5 pm. acompañadas de Diana y Lina (compañeras de la ofician) llegamos a hacer la gran cola que había para ingresar a el show.
Nunca había visto tanta gente en un espacio, pues a los únicos conciertos que he ido en mi corta vida, han sido al de Ricardo Arjona como en el 2002 (sino estoy mal) donde fue gente, pero no tanta y al de Maná en el 2003 o 2004, no recuerdo, y tampoco estuvo tan repleto.
Claro que hay que aclarar que aquí el espacio es mucho mas grande, pues en Cali la plaza de toros y el Estadio no se comparan con el Parque Simon Bolívar, donde se estima le caben 60.000 personas en el lugar donde se realizó el concierto.
Debo confesar que la pasé delicioso y me disfruté todo el repertorio. Además, hizo una noche hermosa con una luna llena y el cielo despejado sin rastros de lluvia, gracias a Dios.
El grupo realiza un excelente espectáculo a su público, lo cual me parece justo porque el precio, la cola para entrar y la espera, bien merecido nos teníamos esas tres horas de rock en español. Donde los que se separaron hace más de 10 años, volvieron e hicieron de las suyas complaciendo a su gente, que tanto esperó este reencuentro.

Soda Stereo

Para mí faltaron juegos pirotécnicos o algo así, como hizo Maná en el concierto y que salieran con la bandera de Colombia, lo cual hace que la gente vibre y se conecte mas.
Además de algunas canciones que no tocaron como: te para tres y canción animal. Ambas muy famosos en Colombia.
Sin embargo y pesar de esas bobaditas que me hicieron falta, creo que cumplieron y realizaron un muy buen espectáculo y obviamente compartieron con el público diciendo palabras como “rolas y rolos”, “Bogotá”, “Colombia” y haciendo que todo el mundo iluminara el espacio con sus celulares y reflectores.
Además, tiraron besos a sus admiradoras y nos dijeron bellas y al final agradecieron a la multitud por un excelente acompañamiento y una muy buena energía.
Todo eso fue emocionante, la gente gritaba y aplaudía, fue genial, creo que lo más vacano de todos estos espectáculos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.