Un amigo dice que la soledad es una perra. Él como muchas personas tienen miedo a la soledad, yo pienso que más que miedo es que no le gusta estar solo.
Hay personas que les gusta estar siempre acompañados, que alguien les hable, compartir con otras personas. Para muchos, si es miedo, pero para otros es ganas de no estar solo.
Sin embargo, cuando evalúas qué es exactamente lo que sientes es cuando realmente puedes descubrir si es miedo o simplemente no te gusta estar solo.
Miedo a la SoledadNo debemos olvidar que somos sociales por naturaleza, esto hace parte de nuestra vida, forma parte de nuestro código de ADN, así y todo, no quiere decir  que no podamos estar en soledad, que no deberíamos estarlo y sobre todo que deberíamos aprender a estar solos.
Así que lo primero que debemos hacer es diferenciar si nos da miedo la soledad o no nos gusta estar solos.
Porque aunque ninguna de las dos son buenas, lo cierto es que hay una gran diferencia.

Definir si te gusta o no la soledad

Aunque seguro te preguntarás ¿Cómo vamos a definir si nos gusta o no la soledad?
Para ello lo que vamos a hacer es buscar la manera de estar solos, de irnos un día, un fin de semana o tan solo una tarde o noche a un lugar donde no hayan personas.
Una finca, un bosque, no vale un hotel o un cuarto de tu casa cuando afuera el lugar está abarrotado de gente. Es necesario que estés solo para que así puedas definir si de verdad no te gusta estar solo o tienes miedo a la soledad.
La idea de este ejercicio es enfrentarte a la soledad y así poder descubrir si es un miedo real o no.
Miedo a la SoledadEn caso de que no sea posible para ti irte a un lugar donde puedas estar solo, puedes hacer una visualización cuando medites. Para ello lo que puedes hacer es lo siguiente:
1) Concéntrate en tu respiración
2) Imagina que estás en un lugar con mucha gente, muchos vehículos y movimiento
3) Luego visualiza como el lugar se va quedando solo. Poco a poco las personas se van, los vehículos se retiran y el movimiento se apacigua. Hasta que quedas completamente solo.
4) Cuando te has quedado completamente solo. Disfruta de ese momento. Concéntrate en las emociones que te genera el estar solo. Identifica si son sentimientos de alegría, dolor, angustia, tristeza.
5) Luego quédate contemplando ese momento, esa emoción, ese sentimiento.
Vívelo, disfrútalo, pero sobre todo identifícalo para que así sepas si es miedo o simplemente que no te gustar estar contigo mismo.

Cuáles son los síntomas

Miedo a la SoledadEl miedo a la soledad puede ser algo que venga de pequeños y nunca nos hayamos dado cuenta de ello.
También puede ser algo que se haya desarrollado con el pasar del tiempo.
Sin embargo, sea como sea puede que no nos hayamos dado cuenta de que sintamos miedo a la soledad hasta mucho tiempo después cuando nos enfrentamos a ella o cuando escuchamos o vemos algo que nos habla sobre el tema.
No es muy extraño sentir miedo a la soledad y los síntomas pueden venir de muchos frentes, por ejemplo:
Puedes sentirte desprotegido o abandonado
Puedes sentir ansiedad, dolor en el estómago, malestar
Vacío existencial
Desconfianza de tus capacidades
Pensamientos negativos cuando estás solo, como por ejemplo que te van a robar, asaltar, violar, maltratar.

Qué hago si identifico que le tengo miedo a la soledad

Seguro te preguntas qué puedes hacer si llegas a identificar y reconocer que le tienes miedo a la soledad.
Pues bien, no hay una fórmula secreta para superar este miedo o ningún otro si a eso vamos, sin embargo, como todo temor lo primero que debemos hacer es identificarlo.
Eso lo hacemos cuando nos visualizamos y podemos reconocer ese miedo a la soledad.Miedo a la Soledad
Ligado a este primer paso, viene la aceptación.
Aceptar que tenemos miedo a la soledad y que es necesario hacer algo, debe estar totalmente pegado a esa identificación que hemos hecho anteriormente.
Luego lo que debes hacer es trabajar visualizaciones todos los días, poco a poco, hasta que ese sentimiento de angustia o temor que te genera la soledad se vaya evaporando.
No será algo que pasa de la noche a la mañana, es un proceso que puede llevar días o meses (incluso años), así que ve con calma, hasta que llegues al punto de no sólo poder visualizarte sino también puedas estar solo en un sitio sin ese miedo a que algo malo te paseo o sentirte abandonado.
También puedes hablar con un psicólogo, con un amigo, familiar o alguien de confianza sobre el tema.
A veces los amigos pueden ayudarte y sobre todo estar contigo mientras vas trabajando tu miedo. Eso puede ayudar para que en el fondo no te sientas tan solo, aunque eso sí, busca la manera de enfrentarte a tu miedo, esa es la mejor manera de superarlo.

Ten en cuenta que…

El problema principal del miedo a estar solo es que precisamente ese temor puede llevarnos a aceptar situaciones y personas que no son de nuestro agrado, que nos hacen daño, nos hacen sentir mal o nos molestan, por el solo hecho de evitar estar solos.
Así que es muy importante identificar nuestro temor, hacer algo para trabajar en él y evitar que este miedo afecte nuestra vida personal, social, laboral y sentimental.
Miedo a la SoledadEl apego hace que nos aferremos a situaciones y personas que nos causan infelicidad, nos lastiman y hacen que nuestra autoestima se vea afectada.
Así que el consejo sería intentar no darle poder a otros sobre tus temores y aprender que estar solo no es algo malo, estar con nosotros mismos debería ser materia obligada, porque al fin y al cabo es la persona con la que más tiempo pasarás en tu vida.
Hay sutiles diferencias entre el miedo a la soledad, el miedo al abandono o simplemente no gustarte estar solo.
Sea cual sea tu temor, lo realmente cierto es que estar sólo no es algo malo, no es algo que debemos evitar, por el contrario es algo que deberíamos aprender a manejar y sobre todo disfrutar, porque estar sólo nos permite conocernos a nosotros mismos y disfrutar de momentos de paz y tranquilidad.
Empieza con poco y luego ve descubriendo las maravillas de estar solo, no depender de otros y descubrir que estar contigo mismo no es tan malo, por el contrario debe ser lo mejor de lo mejor 🙂
Así que mi recomendación para hoy en #HablandoDeMiedo es que aprendas a disfrutar de la soledad, yo trabajo en este miedo cada día y aunque aún me cuesta visualizarme en ciertas situaciones donde esté completamente sola, lo cierto es que lo llevo bastante bien. Ya al menos el retorcijón en las tripas es menos fuerte 🙂

¿Y tú le tienes miedo a la soledad?

[thrive_leads id=’11045′]

12 comentarios

  1. La soledad y el miedo pueden hacer que se presente ansiedad en la vida de las personas puede tener ansiedad por tener miedo a estar solo(a), también se pueden presentar malos pensamientos o pensamientos negativos y claramente puede ser ansiedad por la soledad, pero no se preocupe se pude ayudar de distintos tratamientos naturales como hiervas para la ansiedad. si quiere saber mas de ansiedad puede visitar Google.

  2. Buenos días. Por mi parte soy bastante solitaria. Me toca vivir sola, y la verdad que tengo varios de esos síntomas. Es cierto que estar sola te deprime, no tienes a nadie con quien conversar y eso te hace mas daño, y comienzas a ‘conversarte’ tu misma, pero haciéndote mal, con pensamientos negativos, malos recuerdos, frustraciones, etc.
    Tendré en cuenta sus consejos. Gracias, besos.

    1. Uhmmm Sofía, pues tenemos que hacer algo para dejar a soledad a un lado y empezar a tener más amigos o al menos contacto con otras personas. Yo siento que me hace falta y de veras que lo necesito… Si tienes sugerencias escucho 🙂 Un abrazo, gracias por comentar y mucho ánimo 🙂

  3. Hasta el momento nunca he estado sola del totazo, así que ni idea si me dará miedo, aunque me imagino que depende en donde y con que compañías, hasta al mas pintado le dará miedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.