Lo confieso, no me gusta hablar de temas de actualidad, no suelo hacerlo porque me parece que es entrar en un debate que realmente no me interesa, pero hago una excepción porque hay un tema candente en España que me ha hecho reflexionar sobre este mundo tan intolerante en el que vivimos.

ser madre a los 60
Foto de: Shutterstock

La libertad de ser madre a los 60 o a la edad que te de la gana

Te cuento, hace unos días Lina Álvarez de 62 años dio a luz a una niña.
Esa ha sido la noticia y comidilla de todas las tertulias de la televisión española y lo que más me sorprende es que todas las mujeres que hablan en estas tertulias dicen cosas como:

  • “No va a ser madre si no abuela»
  • “Las mujeres deberían tener hijos a los 30, no a los 60″
  • “Qué pasará con nuestra sociedad si todas las viejas (literalmente) se ponen a tener hijos»
  • “Qué irresponsabilidad no pensar en los derechos del bebé si no en su propio beneficio y querencias»
  • «Quién va a mantener a la pequeña cuando ella muera»

Y así puedo continuar…
Lo más irónico de todo es que estas personas que hablan y hacen comentarios de este calibre son mujeres. Los hombres, ni te diré lo que dicen, pero las propias mujeres hablan de esta manera, dicen estas cosas, nos encasillan a tener que seguir los dictados de una sociedad hipócrita e intolerante.
Da mucha tristeza y ahora entendiendo un poco más porqué cuesta tanto a una mujer vivir en un mundo donde las propias mujeres son tan criticas y tan poco respetuosas de las decisiones que cada una tiene el derecho a tomar.

Mi postura frente a ser madre a los 60

Primero que todo, debo decirte que yo no estoy a favor ni en contra de que Lina haya tomado esta decisión.
Es su decisión y por ende el problema y la responsabilidad es de ella, y no seré yo quién le diga qué tiene que hacer con su vida y cómo debe vivirla.
Ella, a sus 62 años y tras tener 2 hijos, sabe lo qué es la maternidad.
Sabe lo que es tener un hijo pequeño, la energía y los gastos que eso genera y si ella se ve en la capacidad de hacerlo quiénes somos nosotras para decirle que no lo haga, que no debería y que la “sociedad” dicta que las cosas se hacen de otra manera.

  • ¿Quién fue el que dijo que una niña acabando de menstruar debía casarse?
  • ¿Quién estipuló que debíamos casarnos antes de los 25 por qué sino seríamos solteronas de por vida?
  • ¿Quién ahora viene a decirnos que si no tenemos hijos antes de los 30 seremos demasiado viejas para tener una familia?

Todo esto, lo hemos creado nosotras mismas.
Somos nosotras las que en una época le buscabamos marido a nuestras niñas tras su primera menstruación, sin importar que tuviera 12 o 15 años.
También fuimos nosotras, las que en un siglo, no tan lejano, decíamos que si una mujer no estaba casada a los 25 era una solterona sin futuro.
Y ahora, que los tiempos han cambiado, que hemos “evolucionado”, que la liberación femenina existe y que tenemos más derechos, nos sentimos con la potestad de juzgar a una persona, que ha decidido vivir una experiencia en su vida que es su responsabilidad y decisión, como si tuviéramos la verdad absoluta para hacerlo.
En serio, ¿Qué le pasa al mundo?
¿En qué te afecta a ti que Lina haya decidido ser madre a los 62?
Dicen, las que defienden los “derechos de la criatura” que esta mujer ha condenado a la niña a que se quede sin madre a una temprana edad.
Como si las mujeres con 20 o 30 años, que tienen hijos, no se pudieran morir en cualquier momento.
Puede que esa mujer de 62 años viva más que una de 20 que también acaba de tener un hijo. En esos temas no hay nada escrito.
Que sí, que pensándolo fríamente una mujer de 20 tiene más posibilidades de vivir 50 años más que una de 62, claro que sí, yo también sé contar, pero en un país como España donde las mujeres mueren con más de 85 años y tienen una vejez tan bonita y saludable, a Lina aún le queda mucho tiempo para vivir con su pequeña.
Entonces, ¿por qué nos preocupamos nosotros por eso?
¿Por qué juzgamos y queremos que Lina sea como todas? ¿Por qué la encasillamos en que va a ser abuela en vez de madre? y te pregunto ¿Acaso, no has visto que muchas abuelas son más madres que la propia “madre» de la criatura?
Y otra cosa antes de terminar, leía en los comentarios de las noticias que si Lina se muere antes de los 80, cuando su hija tenga menos de 20: «la pobre va a quedar sin que nadie le pague sus estudios y la mantenga».
En muchos países, y lugares del mundo, uno se hace cargo de si mismo desde los 17 años más o menos. Que en España, muchos niños quieran que sus padres los mantengan hasta los 40 es una cosa que no pasa en todos los países, así que ¿por qué Lina debe preocuparse por eso ahora?
El tema de: qué le vas a dejar a tu hijo cuando mueras no debería ser una exigencia para ser madre a los 60, o si bien va a ser una exigencia debería serlo para las madres jóvenes también, porque hay muchas familias donde hay cantidad de hijos y de ahorros más bien poco y entonces, no veo a nadie debatiendo sobre quién va a mantener esos niños si su madre muere siendo ellos pequeños.
Déjame decirte que esta situación lo único que ha hecho es recordarme que este mundo es intolerante, pero sobre todo injusto.
Lina se merece felicitaciones, momentos de alegría, no ver programas y leer artículos donde la están criticando y juzgando por ser una valiente y por tener los huevos de decir «quiero ser madre a los 60 y a ti qué te importa».
Y yo de Lina le diría a estas criticonas lo siguiente: «Que tú con 40 no tengas energía para mover el culo del sofá, no quiere decir que yo con 60 no los tenga para tener un hijo y ser la madre que quiera ser»

Ahora, ¿qué va a pasar?

La gran pregunta que seguro te harás es: ¿todas las mujeres que ahora quieren ser madres a los 60, porque no han podido antes o porque quieran, podrán serlo?
Creo que cada quien está en su derecho de vivir lo que quiera vivir. Sin embargo esto dependerá de muchos factores, como por ejemplo el tema de la salud y también el financiero.
Porque ser madre a los 60 no solamente es un riesgo de salud, sino que es bastante costoso. Por ejemplo en el caso de Lina, ella quedó embarazada a tan avanzada edad gracias a un tratamiento de fecundación in vitro, que tiene un costo y requiere ciertas circunstancias y procedimientos adicionales.
Toda aquella mujer que es madre sabe lo que cuesta tener un hijo, así que si reúnes las condiciones, no veo porqué no puedas tener hijos a la edad que se te de la gana, siempre y cuando puedas mantenerlos y no sea un riesgo para tu salud.
Creo que el tema de la edad no es el gran transfondo de estos debates, creo que el gran problema de la sociedad es el miedo a la muerte y debo decirte (por si no lo sabes) que nadie huirá de ella. Entonces, ¿por qué no dejar que cada quien viva lo que quiera vivir y que si es de morir que muera siendo y haciendo lo que le hace feliz?
Ahí te dejo mi reflexión y sobre todo espero que la próxima vez que juzgues a alguien por tomar una decisión que tú no compartes, seas un poco más comprensiva y tolerante. Una cosa es decir, yo no lo haría (hoy), pero no seas absolutista que la vida da muchas vueltas y uno no sabe qué pasará mañana y cómo estarán las cosas entonces.

¿Conocías la historia de Lina? ¿Qué opinas de ser madre a los 60?

Venga, que no te de miedo contarme lo que piensas. Puede que estés de acuerdo o puede que no, me interesa saber mucho tu opinión. Así que ánimate a comentar 🙂

25 comentarios

  1. Creo que al final cada uno tiene que elegir lo que desea y le hace Feliz, al final y al cabo lo que diga los demás no cuenta por que ellos no asumirán las responsabilidades, lo triste es que seamos las mismas mujeres las que tiremos tierra sobre nuestro tejado, es una sociedad hipócrita.

  2. Hola Diana,
    La verdad que yo tampoco conocía la noticia.
    Porqué será que no me extraña la polémica que ha suscitado. Nos gusta mucho eso de criticar, señalar al de enfrente y meternos en la vida de los demás, como si no tuvieramos suficiente con la nuestra pero claro mirar hacia dentro es incómodo, no todas las personas están dispuestas a ello.
    Estoy de acuerdo con tu opinión. Por mucho que a día de hoy no piense igual que ella, ¿quién soy yo para juzgarla?. Es más, es imposible ponerse en su situación porque no somos ella. Cada uno somos «el yo y la circunstancia» frase muy manida pero que es muy cierta. Creo que cada uno es libre de escoger en su vida, faltaría más.
    Y también pienso que hay mucho tabú con el tema de la muerte, es algo de lo que no se habla abiertamente y esconde muchos miedos internos, frustración y por ende muchos conflictos (que al no sacarlos, quizá uno no sepa que vienen de ahí) y como bien dices nadie si librará de ella y no tenemos ni idea de cuando llegará aunque biológicamente haya «unas pautas». Esta existencia va mucho más allá que la vida biológica aunque todavía a algunos les cueste creerlo o no quieran darse cuenta de ello.
    Totalmente de acuerdo con lo que comparte Eliana, y por cierto, a mí también me encanta como se expresa esta mujer 😉 Es verdad, parece que en esta sociedad haya designadas determinadas edades para según que cosas o incluso si no llegas a hacerlas… uuuhm, se nos pasa el arroz, no somos exitosas, somos unas fracasadas, y todas esas pijadas, jajaja.
    Estos temas mueven conciencias, hacen reflexionar, ayudan a cambiar perspectivas a plantearse cosas. Si las personas no hicieramos las cosas porque los demás nos van a criticar no haríamos nada pero es que además el mundo se estancaría y no evolucionaría. Es un aprendizaje bidireccional.
    Más apertura, más respeto y más mirar hacia dentro. Y por supuesto a marcar la diferencia si es eso lo que nos dicta nuestro corazón.
    Enhorabuena Diana por tocar un tema que ha provocado tanta polémica de una forma tan respetuosa.
    ¡Abrazote!

    1. Guapa, gracias por tu magnifico aporte y por compartirnos tu visión del tema. No conocía la expresión de «Cada uno somos “el yo y la circunstancia”» me encanta y es que es muy cierto, definitivamente somos lo que somos gracias a las circunstancias que vivimos y eso nos marca de alguna manera, lo que es fabuloso porque una misma situación no todos la vamos a vivir igual 🙂
      Te agradezco mucho porque tu mensaje también nos hace reflexionar un montón y esto viene genial para todas porque aceptar opiniones diferentes o iguales nos ayuda en nuestro caracter. Un abrazo 🙂

  3. Yo lo que pienso es que como vivimos en una época en la que es muy fácil emitir nuestro punto de vista, la mayoría de personas alza su voz, personalmente no estoy a favor de una maternidad tardía y eso lo he aplicado en mi misma porque me gusta ser consecuente con lo que pienso, si esa señora ha decidido ser madre a esa edad es porque incluso ha pensado en las consecuencias de su decisión, es lo que ella desea para si y no hay porque buscarle tres patas al gato, yo a esa edad prefiero estar disfrutando de un tiempo para mi y para mis nietos!

    1. Si puede disfrutar de ti misma a esa edad me parece estupendo guapa, porque es una edad genial para estar contigo misma, para vivir otras cosas como bien dices y dicen algunas compañeras. Sin embargo no todas somos iguales y eso es lo maravilloso de la vida 🙂

  4. Una valiente, como pesan esos chinos para cargarlos, de solo pensarlo ya estoy cansada, muchas mujeres a los 60 tienen mas energías que las blandengues de hoy en día.
    Creo que la edad no importa a la hora de tener hijos, relaciones, ni nada, siempre y cuando sea algo que nos haga feliz.
    Desafortunadamente las criticas siempre existirán, para bien o para mal es algo inevitable, lo importante es no vivir de ellas, al fin que la envidia es mejor despertarla que sentirla, cuantas no querrán estar en el lugar de Lina, ya sea por que quieren y no pueden o por que pueden y no les cuaja, en fin este mundo es algo caótico.

  5. Hola Diana. Conozco mujeres que tienen 30 años, y están todo el día cansadas, quejándose de todo, negativas, y pesimistas.
    Y mujeres con 60 años, alegres, con mucha vitalidad, optimistas con ganas de hacer miles de cosas. Mujeres que trasmiten muchísima energía positiva.
    A mi personalmente no me afecta que una mujer tenga hijos a los 30 o a los 60. Me afecta más que un niño crezca sin cariño, sin amor, sin afecto, sin comprensión….Y creo que no es el caso, sino todo lo contrario.
    Por otro lado y tu lo has planteado muy claro puede que una mujer con 20 años viva menos que una mujer de 60 años.
    Muchas gracias por darnos a conocer la historia de Lina y abrir un debate que considero muy interesante.
    Un abrazo!

    1. Gracias guapa a ti y a todas las que han comentado y dejado ver su punto de vista, que todos son geniales y eso es lo mejor de todo. Entre todas aprendemos, crecemos, pero sobre todo aceptamos que puede que no sea de nuestro agrado, pero cada quien es dueño de su vida al fin y al cabo. Un abrazo preciosa 🙂

  6. Hola, Diana
    No conocía este caso concreto, pero sí otros.
    La gente tiene por costumbre, juzgar a la ligera lo que no comprende o, lo que no quiere comprender. Vivimos en una sociedad en que hablar de los demás sin tener conocimiento de causa y, sin ni siquiera plantearse la idea de intentar calzar sus zapatos, simplemente dando opiniones sin oficio ni beneficio.
    La maternidad es algo que hay tomarse con mucha calma, no es lo mismo tener un hijo que comprarse un par de zapatos que puedes devolver por diferentes causas. Un hijo es criarlo, enseñarlo, educarlo y muchos y variados etc. Sin embargo, la única persona que está capacitada para saber si los quiere o no y sobre todo, a qué edad tenerlos, es la mujer y en un sentido más amplio, la pareja.
    En lo personal, tuve a mi única hija a los 38, casi a los 39 porque nació en enero y yo, cumplo años en enero. Sí, me dijeron de todo, que si estaba loca, que si estaba muy mayor, que si los problemas de salud, etc, etc, etc y solo tenía 38 y no fue mi familia, sino gente cercana.
    No me parece tan descabellado tener un hijo a los 60, la sociedad en la que nos ha tocado vivir, está llena de recursos, tecnología y avances médicos, si tuviera que plantearme volver a ser madre a esas edad, yo, como María Loreto Navarro te diría que no, porque comenzar a criar con tantos años, ni tienes la capacidad, ni el aguante, ni la paciencia, sin sumar como bien dices en esta entrada, los problemas de salud que puedes acarrear de antes de la concepción y posteriori. Pero, esa soy yo, ojo que criar nietos es diferente, tienes una responsabilidad por horas, no de tiempo completo.
    Lo que ha hecho esta mujer, lejos de parecerme un horror, me parece digno de admiración por lo mismo que he dicho antes, pensando en mí, no me atrevería. Si se muere o no, han de saber que nadie tiene la vida comprada, nadie, absolutamente nadie, de hecho en mi familia han muerto personas en la flor de la vida, así es que me parece absurdo pensar que porque tiene 60 años tiene más probabilidades de morir antes, la lógica dice eso pero, en la vida no hay nada lógico.
    No me parece justo que los medios de comunicación se dediquen a este tipo de información, cuando en el mundo hay problemas bastante más graves que la decisión de una mujer de 60 años de ser madre, en última instancia es un tema que le pertenece a ella, su familia y su entorno.

    1. Maria, gracias por tu aporte, la verdad genial. Tu experiencia es maravillosa y no es la primera que escucho que la ha pasado mal siendo madre antes de los 40 o unos años después. Puede que la familia apruebe o te acepte, pero los vecinos, eso es harina de otro costal, son muy metidos y tienen muy mala leche, pero bueno el asunto está en hacer lo que te hace feliz, eso siempre es importante y lo mejor de vivir. Gracias guapa por compartirnos tu punto de vista y algo de historia 🙂 Un abrazo 🙂

  7. Nena, me encanta que traigas este tema. Yo también vi el programa en el que «despellejaban» literalmente a esta mujer sin conocerla, y, curiosamente lo hacían mujeres que aunque hayan parido, no eran madres, pues son las típicas que tienen nani que les cría a los hijos, yo considero que esas tías no son madres. Pero, opinión a parte, yo tengo ahora 35 años, y muuuuuuuchos proyectos, que, de ser madre, no podría hacer por falta de tiempo y energía, y he considerado la idea de posponer la maternidad hasta que finalice todo lo que quiero hacer, y si tengo 50 años, así será, digan lo que digan las cuatro perras incultas que critican la libertad de elección uterina, jajajajaj
    Mil besos

    1. Guapa, que desocupadas que somos viendo eos cotilleos jajaja Pues me alegra que tomes tu vida en tus manos y que no te afecten o que al menos intentes que no te afecten lo que la gente diga, porque al fin y al cabo no debería ser lo que marca tu destino. Gracias por compartir tu punto de vista. Un abrazo 🙂

  8. No me gusta juzgar a los demás porque nadie es quien para hacerlo aunque a menudo se nos olvide, creo que es una manera de alejarnos de nuestras circunstancias y problemas y sacar la bilis que tenemos dentro desde una posición de supuesta superioridad. No conocía la historia y a día de hoy como tu misma dices yo no tendría un bebe con 60 años como no deseo tenerlo tampoco de momento pero espero poder tomar siempre las decisiones de su vida y que los demás tengan la tolerancia y la educación de respetarlas aunque no las compartan, un besazo

    1. Guapa, eso es lo mínimo que esperamos cuando vivimos no? que nos respeten las decisiones que tomamos, es un derecho que no deberíamos siquiera exigir pero que muchas veces es el primero que nos vulnera 🙁 Un abrazo guapa 🙂

  9. No sabia de esta historia Diana, y me ha encantado que sea madre a los 60 porque como dices nadie debería dirigir nuestra vida ni marcar las reglas de nuestro destino somos libres de ser madres cuando queramos.

  10. Pues a mi me parece estupendo que lo tenga a la edad que le de la gana .
    Somos unos hipócritas que luego dejamos a nuestros hijos con los abuelos que superan esa edad y pasan mas tiempo que nosotros.

  11. Hola guapa!! uff, tema peliagudo este porque yo soy de las que piensa que a lo mejor no debería haberlo hecho por varios motivos. Primero, el cuerpo de la mujer es muy sabio y tenemos una edad para tener hijos; una vez que esa edad se pasa los riesgos de problemas para la madre y el feto se disparan. Segundo, uno tiene que buscar el camino de su propia felicidad pero para eso no ha de andar jodiendo a los demás (mi libertad acaba donde empieza la tuya); en este caso nos encontramos con otros 2 hijos: uno con una minusvalia y otro con 10 años. Como bien dices, cualquier madre puede morir a cualquier edad pero ella aún sin contar con el apoyo de nadie, decide tener un tercero. En televisión dijo que si le pasase algo prematuramente, se podía hacer cargo su hijo el mediano… es decir, para que ella sea feliz está hipotecando el futuro de su hijo de 10 años que tendría que hacerse cargo de su hermana si a ella le pasa algo. ¿Solo cuenta su felicidad? ¿su hijo no tiene derecho a hacer su vida sin las cargas que le va a dejar su madre? Eso contando con que viva lo suficiente como para que su hijo sea autosuficiente. En caso contrario empezarían las casas de acogida, adopciones, etc, etc… Lo siento pero no lo veo. Creo que todos somos libres de hacer lo que queramos pero no a costa de los demás. Muchas veces estamos tan preocupados de ver si podemos hacer algo que no nos paramos a pensar si debemos o no hacerlo. Besos!!

    1. Guapa, entiendo tu punto, pero quién dice que no habló con su hijo sobre el tema, porqué tiene 10 años no es maduro, no puede decidir, no puede ser responsable? quién dice eso? Yo conozco niños de 8 años más maduros que sus padres, así que no sabemos cómo tomó ella la decisión y si «el afectado» como dices, también decidió que podía aceptar el reto.
      La mdre de mi mejor amiga, adoptó un hijo cuando mi amiga tenía 13 años, a los 15 de mi amiga la madre se fue para Estados Unidos, buscando el sueño americano, a que no adivinas quién terminó criando al niño. Estos casos se ven todo el tiempo, simplemente estamos presuponiendo cosas por la edad de la mujer, pero en cualquier familia y en cualquier edad puede pasar lo mismo y no veo que eso o juzguemos tan duramente 🙂
      Un abrazo preciosa y gracias por tu punto de vista, me encanta 🙂

  12. Diana no conocía la historia de Lina, y me alegra haberla conocido por ti y no por otra crítica destructiva de la que nos hablas en tu post. La verdad es que la sociedad es muy cruel y nosotros somos parte de la sociedad, por lo cual somos parte también de esta crueldad, la crítica se ha convertido en una forma de comunicarnos, de conectar con los demás, tal vez la admiración por no ser capaz de hacer lo que alguien hizo, lo volvemos una crítica para no hacer ver que eso nos puede causar envidia o frustración.
    Parece que debemos planificar la vida de acuerdo a la edad, una edad para estudiar, otra para graduarse, otra para casarse, otra para tener hijos, una para jubilarse, y quien se salga de esos parámetros por supuesto es el raro, quien lo hace diferente marca la pauta, pero también es presa de la crítica.
    Todos tenemos la misma posibilidad de morir, como también la tenemos de crecer a partir de nuestras propias vivencias.
    Para mí Lina es una valiente que cambió sus prioridades del otoño de la vida para tener unas vivencias más primaverales, creo que es lo bastante adulta como para haber tomado una decisión tan importante como esta que no solo la involucra a ella, sino al resto de la familia. No hay edad para nada, la vida está disponible para vivir todo aquello que queramos vivir.
    ¡Un abrazo!

    1. Guapa, tú como siempre te haces entender de maravilla, me encanta cómo escribes y lo bien que nos compartes tu punto de vista. Eres preciosa mujer, gracias por compartirnos tu comentario. Un abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.