Es normal ver en los diferentes blogs que sigo que muchas personas hacen propósitos para el año que empieza, hay propósitos muy interesantes, como algunos otros fantasiosos y muchos otros ridículos y sin sentido, pero al fin y al cabo son los propósitos que se tienen y cada quien es libre de hacer los suyos y de elegir los que crean mejor, eso sí, la idea de los propósitos es que puedan intentar cumplirse durante el año que recién empieza.

Yo acostumbraba con mi madre y luego incluimos a Jaime a escribir los propósitos que tuviéramos para el año nuevo, intentábamos que fueran metas realistas y cosas que realmente podríamos realizar con nuestro propio esfuerzo, no valía pedir para el año nuevo “ganarme la lotería” sin ni siquiera tener la intención de comprar una fracción en todo el año, así no vale, hay que ser realistas y desde luego escribir cosas que tenemos la intención de iniciar, continuar y terminar, así no podamos llegar a la mitad de nada, pero existe la convicción de que se va a intentar.
Este año no hicimos el listado de propósitos, creo que aun me falta cumplir uno que otro de años atrás, como es aprender a conducir, estuve en clases y ya se algo, pero nunca termine el curso (por el viaje a España) y quedó a medias todo, entre las cosas que deseo hacer para el año siguiente, casi siempre esta aprender un nuevo idioma, algo sumamente difícil para mi, ya que carezco de facilidad para aprender idiomas nuevos, pero sigo pidiéndolo y desde luego siempre lo intento, tal vez algún día se me haga el milagro y pueda cumplir mi sueño.
También entre mis propósitos siempre está hacer deporte, estudiar más y muchas cosas diferentes, viajar, estar con mi familia, escribir, y otras cosas más que quiero hacer, como siempre, propósitos es lo único que hay, pero mi principal deseo este año es poder traer a mi madre a que conozca un poco del viejo continente, hacer turismo con ella y que Jaime pueda disfrutar también de sus padres (algo que no depende de él, ya que la situación de ellos es muy diferente a la de mi madre) ya que la visa es un gran problema por su edad, mientras que en los padres de Jaime, tal vez ese no sea un inconveniente, igual lo intentaremos y nunca dejaremos de hacerlo, esperando que este año sea el elegido y aunque no está en nuestros planes viajar a Colombia, si queremos que ellos vengan a visitarnos.
¿Cuáles son tus propósitos para este 2011?

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.