Se supone que debería de hablar de miedos más «significativos» en estos días  de #HablandoDeMiedo, sin embargo, creo que el miedo al dentista es un miedo bastante real y significativo para la vida de muchas personas.
Tanto así que tiene un nombre hasta rembombante: Odontofobia que es el miedo a ir al dentista u objetos y situaciones asociadas con un consultorio odontológico.
Tal vez tu no lo padezcas o puede que sí, pero sencillamente no lo has identificado, pero hay personas que les da pánico el sólo hecho de pensar en ir a una consulta. Para ellas y en especial para mi buena y mejor amiga va dedicado esta reflexión que hago hoy.

¿Cómo nace el miedo al dentista?

Miedo al DentistaNormalmente el miedo al dentista surge porque están asociados con el dolor.
Un dolor de muela es uno de los dolores más fuertes que existen o al menos que yo he padecido.
Si eliges para ir al dentista cuando andas con un buen dolor de muela ¿Cómo esperas no sentir miedo?
Es normal que lo sientas, pues al fin y al cabo, vas a relacionar ir al dentista con el dolor de muela y por más sencillo que sea el tratamiento te va a doler bastante, así que allí ya no hay nada que hacer.
Otra cosa que puede ayudar con tu miedo al dentista es una mala experiencia.
Mi buena amiga tuvo una experiencia fatal con su dentista y desde entonces tiene miedo ir donde él y donde cualquier otro.
Eso fue cuando era muy joven y yo creo que más que el «daño» que supuestamente le ocasionó, ella ya venía con un miedo infundado y encontró a quien echarle la culpa de su «problema». Sin embargo, eso no quita que cada que se hable de ir al dentista, prefiere peder un diente que pasar por ese trauma nuevamente.
Otra forma en que nazca el miedo al dentista es por el mismo profesional.
Hay personas que te dan miedo solamente el mirarlas. ¿Por qué razón? Bueno hay muchas, pero es un miedo generado por sucesos del pasado, cosas que no sabes explicar y eso a veces acompañado por temores de terceros hace que tengamos miedo a ciertas personas.
Lo que hace que nuestra experiencia pueda llegar a ser terrorífica.
[su_pullquote align=»right»]Según la Organización Mundial de la Salud, la odontofobia es algo muy real que afecta al 15% de la población.[/su_pullquote]
Muchas de las personas que tienen miedo al dentista es por un miedo infundado de los padres, ya sea porque ellos hayan tenido una mala experiencia o porque sencillamente no le gusta ir al odontólogo.
Algo muy común en ciertas épocas, donde los consultorios eran arcaicos y no existían los analgésicos, ni los instrumentales de hoy en día.

¿Por qué tenemos miedo al dentista?

Miedo al DentistaSi le preguntas a una persona el por qué le tiene miedo al dentista, podrán darte muchas razones.
Algunos tienen miedo porque su primera experiencia fue realmente traumática, pues sus padres los llevaron por algún dolor, no por control (como le digo yo cuando vas al dentista no porque te duela algo, sino porque quieres ver cómo anda todo).
Eso, como ya lo dije arriba, genera un temor y para ciertas personas puede ser la diferencia entre una buena experiencia y una mala.
Cuando vas al dentista con un fuerte dolor son muchas las situaciones que pueden pasar, la anestesia no te hace efecto, te duele mantener la boca abierta e incluso, en ocasiones, te tienen que amarrar para que no te muevas mucho. Esto haría que fuera muy traumático para ti ir al odontólogo.
Otra cosa que ayuda al miedo es el ambiente. Nos puede impresionar ver personas de blanco con mascarillas e instrumentos que hacen un ruido estridente y causan dolor.
Para muchos es relajante el sonido, pero para otros es motivo suficiente para salir corriendo.
Miedo al DentistaLa posición, el hecho de tener la boca abierto durante tanto tiempo, a veces sin poder tragar bien, genera ansiedad, dolor, malestar y una gran incomodidad.
Esa sensación de sentirnos indefensos no ayuda para relajarnos y hacernos sentir una buena experiencia.
La anestesia no funciona para todos, lo digo por experiencia.
A veces no es suficiente y puedes llegar a sentir la incomodidad, la molestia y el dolor intenso que supuestamente estás previniendo al pincharte (cosa que ya de por si causa dolor, para muchos)
En fin, motivos para tenerle miedo al odontólogo hay uno y un millón. Eso dependerá de cada uno, pero lo cierto es que debemos hacer algo para cerrar el ciclo y sobre todo, no trasmitirle nuestros miedos a nuestros pequeños amigos: hijos, ahijados, sobrinos, nietos y vecinos…

Buscando soluciones…

Miedo al Dentista Si tienes hijos o personas menores a cargo, intenta llevarlas al dentista mucho antes de que lo necesiten. Para que se vayan familiarizando y no vayan solamente cuando tengan un dolor o deban hacerle algo.
Ir a limpiezas puede ser divertido y puede ayudar a que se familiarice con los instrumentos, el lugar, el doctor y todo lo demás.
Intenta también buscar un lugar agradable, con personal que atienda a menores de edad, que brinden orientación, información y ayuda.
Hoy en día existen muchos centros así que pueden ser de gran ayuda si has sufrido un trauma o si es tu primera vez.
Dile a tu médico, que por favor te explique, antes de empezar, qué te van a hacer. Sí, puede ser molesto para el profesional, pero es tu dinero el que paga, así que el que se tome la molestia de explicar debería ser parte de su trabajo.
Te recomendaría que te relajes durante el tratamiento. Si meditas lo tendrás mucho más fácil, sino, solamente intenta concentrarte en tu respiración e ir poco a poco controlando tu cuerpo. Esto te puede ayudar un montón.
Miedo al Dentista
Si la música te ayuda a relajar, pídele al dentista que te ponga música o lleva tu propia música en el iPod y ponla. Busca la manera de estar cómodo y relajado. 
Coordina con tu médico un gesto que le diga que estás incomodo o cansado y que necesitas parar, esto te ayudará a sentir que tienes el control y no estás totalmente expuesto y vulnerable.
Sin embargo, lo que realmente creo que te puede ayudar con tu miedo al dentista es relajarte.
Hacer una terapia que te ayude a controlar el pánico, te permita relajarte y sobre todo disfrutar.
Porque lo cierto es que ir al dentista puede ser un buen momento, si logras dejar el miedo a un lado.

Qué tal si me cuentas ¿Cuál es tu miedo? Si le tienes miedo al dentista ¿Cómo es tu experiencia?

[thrive_leads id=’11045′]

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.