Este año se celebró la Feria de la sexualidad en Bogotá, desde el 11 de Octubre hasta el 22, en un lugar mucho más grande y acogedor que la carpa cabaret del año pasado, la dirección es calle 56 No. 13 – 32 chapinero, algo que parece un centro comercial, pero que no supimos si era o no. Es un lugar de tres pisos, muy agradable.

Nuestra compañía este año fue Ewa, Mario, María Clara y desde luego Jaime. Debo confesar que yo me reí mucho y la pasé realmente bien.
Este año hay cosas nuevas, los show son mas seguidos y tienen para todos los gustos. Primero un stripper para hombres, luego uno para mujeres, en ocasiones uno mixto, los lugares donde se realizaban estos bailes eran diferentes. A veces en la tarima, otras veces en la barra de Heineken, también nos tocó una lucha en gelatina y todo.
Debo confesar que los stripper me parecen muy entretenidos y creo que este año estuvo esta parte mucho mejor, claro sin decir que los modelos eran los más bellos, pero si lograron el objetivo un baile sensual y hasta provocador.

Lo nuevo en la Feria de la sexualidad

Encontramos una sección de cine erótico, donde proyectan películas obviamente triple X.
Nos tocó ver el clásico del cine porno llamada “Garganta profunda”, del Director Gerard Damiano, filmada en Estados Unidos en el año 1972.
No se imaginan lo que es esta película, aún estoy algo conmocionada, solo vimos un pedacito, pero creo que fue el pedazo más significativo de toda la historia. Se las recomiendo, y les digo que me escandalizo.
Nunca había visto una película porno como esta, no me imagino lo que fue en su época, 1972, tuvo que ser la locura. Pues si ahora se escandalizan porque realicen una feria donde solo se habla de la sexualidad, no quiero pensar como sería cuando se estrenó esta cinta, que según he leído no solo la proyectaron en salas triple X, sino en todas las salas de cine, y dicen también que en su estilo es la más taquillera de todos los tiempos y es la mamá de las películas porno.

Vimos que estaban realizando concursos interactivos, para que la gente se gane una noche romántica en uno de los mejores “estaderos” de Bogotá, en la calera, con licorcito y todo incluido. Esto motiva mucho a la gente y chévere, ganárselo, a pesar de que vivas con tu pareja de vez en cuando una voladita aguanta.
También encuentras en las paredes cuadros sensuales, algunos muy abstractos pero significativos, caricaturas o tan solo fotos sensuales en un gran tamaño.
La sección de comidas esta mucho más agradable esta vez. Lo que pasa es que el año pasado, al ser en la tienda cabaret, el piso era en tierra, y era algo incomodo, por los buenos tiempos que hace en la capital, mientras que ahora es mucho más chévere porque el piso es en baldosa y tiene escaleras eléctricas si se quiere subir al otro nivel.
Encuentras también este año las tiendas con objetos eróticos, como preservativos, trajes, cremas, aceites, consoladores para hombre o mujer, muñecas, mejor dicho todo lo que necesites.
Te ofrecen desde acompañantes VIP, hasta las mas económicas, también lugares y bares swinger, para variar de vez en cuando.

Las curiosidades en la Feria de la sexualidad

Estaba un grupo de fotógrafos de la escuela donde Mario estudió, tomándole fotos a todo el mundo y tenían un espacio donde le tomaban fotos a la gente en cuadros con otras personas haciendo tríos, orgías o tan solo una pareja sea hombre – mujer o mujer – mujer, tu solo ponías la cara y listo, es algo bien interesante.
Había más gente este día (o talvez este año) y la programación es mucho más variada, pues dan películas, como ya les conté, dictan charlas cada día, hay desfiles de ropa interior (lencería) y ropa para stripper.
Los bailes eróticos (stripper) van desde enfermeras, pilotos, policías, bomberos, vaqueras y vaqueros, diablitas, porristas, ángeles, obreros, ejecutivas, marineros, garotas, lolitas, mixtos y quién sabe cuantos más.
Los show son de: tango, silla erótica, la «LUPE», Dominas, transformista, danza árabe, lesbianas, erótico pareja, bar tender y el tubo.
Es mucho más animado, bailaban con el publico y lo hacen participe, creo que este año definitivamente estuvo mucho mejor.
Me hizo mucha falta la señora con el juego, realmente no la vi, ¿Será que le ha ido mal, o estará tan bien que se fue a venderlo a otro país? quién sabe pero de todos modos el jueguito era bien interesante.
Espero que las personas que hayan ido se lo gozaran, porque este tipo de eventos es para eso, para entrar con la mente abierta y disfrutarlo, recorrerlo, mirar, tomar nota y aprender mucho, porque uno no se las sabe todas y siempre es bueno ilustrarse de temas importantes en la vida.
Más información en:
Primer año feria del sexo Colombia
Algunas foticos, tomadas por Mario Carvajal

2 comentarios

    1. Da mucha curiosidad y te sientes «libre» para pensar, hacer, preguntar y observar, es interesante a mi me ha encantado, creo que tengo una mente abierta, aunque me gusta lo tradicional de las relaciones, pero hasta no experimentar no se puede hablar muy alto 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.