Meditar es muchas cosas y tiene muchas interpretaciones así que lo primero que te recomiendo es definir ¿Qué es para ti meditar?
Es muy importante que más que buscar una definición, le des tu interpretación a la palabra y además respondas también las siguientes preguntas ¿Qué esperas al meditar? y ¿Para qué quieres meditar? 
Cinco minutos para MeditarEs verdad esto parece la escuela, pero es importante tener claro ciertas cosas antes de continuar, porque puede que para ti meditar sea como dice Google:

Pensar y considerar un asunto con atención y detenimiento para estudiarlo, comprenderlo bien, formarse una opinión sobre ello o tomar una decisión»

Que está muy bien, eso es meditar, pero entonces si es tu caso, seguro que esperas solucionar la inquietud que te genera un «problema» para así poder seguir adelante con tu trabajo, estudio o relación.
Si es así te recomiendo no seguir, porque aquí hablaré de otro tipo de meditación.
Según te comenté hace unos meses en mi primer artículo  de #TerapiasAlternativas 
«Meditar es encontrar esa paz interior. Es lograr escuchar tu voz interna (la voz del alma, que llaman algunos), aquella sabiduría que todos tenemos, pero que muchas veces ignoramos. Es relajarse de tantas presiones, de tantos temores, del «corre corre diario», de tantas locuras de la vida. Es un momento para ti, para estar contigo de una manera íntima y especial.
Es permitir escucharte muy adentro y muy en el fondo. En otras palabras es conectar.» A día de hoy sigo pensando lo mismo 🙂
Teniendo en cuenta que para mi es conectar con mi ser superior, eso lo puedo hacer de muchas maneras, siempre y cuando pueda concentrarme en el momento presente,«estar aquí y ahora».
Eso quiere decir, olvidar el pasado, no pensar en el futuro, estar completamente (mentalmente) en este momento. Ignorando todo y a todos.
Puede ser mientras voy en el bus camino al aeropuerto, en una playa, viendo el cielo, la lluvia caer a través de un cristal, observando a las personas en una plaza, sentada en un parque, leyendo un libro que me hace reflexionar, en la ducha o cuando el silencio en una reunión se hace agradable y confortable.
Puedo necesitar silencio, a veces el sonido de la naturaleza o el caos de la ciudad. Puedo disponer de 5 minutos o una hora. Eso depende. Siempre puedes conectar, mientras logres acallar tu mente 🙂

Intenta meditar en 5 minutosCinco minutos para Meditar

Inténtalo 5 minutos. Asi, en este momento. No pienses en el trabajo, estudio, pareja, problemas, miedos, enfermedades. Concéntrate en tu cuerpo, en tu respiración en lo que sientes sin entrar a cuestionarlo o preguntarte por qué o para qué.
En este momento no existen preguntas, no te debes quedar con ningún pensamiento salvo paz, tranquilidad y sentir tu centro.
No será fácil al principio, tal vez necesites mas de 5 minutos, pues bien, sigue intentándolo… Porque el secreto de todo es la constancia.
Nos han vendido la idea de que para meditar es necesario escuchar cierto tipo de música, estar en determinado lugar, tener determinada ropa o estar en cierta posición.
Pues bien, personalmente creo que para meditar solamente se necesita desearlo realmente, lo demás son adornos y algo que, para algunos, entorpecen realmente que podamos conectarnos.
No digo con esto que si estas en determinado lugar, con todo lo indicado sea malo. Para nada. Creo que es bueno y que para muchos es lo que está bien y es correcto. Sin embargo, te pregunto ¿Si nunca puedes estar en la situación que se requiere, quiere decir que nunca podrás meditar?

Con el tiempo he aprendido que…

No es necesario tener determinada ropa para estar cómodo en tu propia piel
No es necesario escuchar determinada música cuando el sonido natural a veces es mas apto para conectar que cualquier otro sonido.
[su_pullquote align=»right»]He aprendido que no es necesario estar completamente solo para conectar.[/su_pullquote]
No es necesario estar siempre en el mismo lugar en tu casa cuando cualquier lugar es ideal para meditar.
No es necesario una misma postura cuando la comodidad para ti es tan diferente a la mía. Puedes estar acostado, de pie, sentado, arrodillado. Con los ojos abiertos o cerrados. Siempre y cuando estés a gusto y cómodo, eso es lo que importa.

Cinco minutos para Meditar
Hábitos que te ayudan como la meditación

Tras años de búsqueda, años de pensar y analizar el tema, he comprendido, gracias a mi pareja (mi maestro) que me lleva bastante ventaja en el asunto, que para Meditar solamente se necesita un momento y ganas de hacerlo.
Él ha meditado en un tren, en un templo budista, hindú, en el Vaticano, en un parque, en una montaña, en un castro, en una playa o en un bus….
Sentado, arrodillado, en posición de flor de loto o parado.
Durante 5 minutos o una hora. El tiempo nunca ha importado
Y sí, llama la atención, mucha gente lo mira, algunos le toman fotos, como si fuera algo extraño, cuando lo extraño es que ellos no lo hagan.
Así que si me preguntas, te diré que puedes meditar siempre, donde quieras, a la hora que prefieras y en la posición que desees. Sin embargo, imagino que la pregunta mas importante es:

¿Cómo medito si nunca antes lo he hecho?

Pues bien, lo primero que te recomiendo es que aprendas meditación básica ¿No sabes qué es? Pues bien, es lo que yo llamo intentar y fallar muchas veces al conectar con tu ser superior.
¿Por qué intentar y fallar? porque así es que se aprende: fallando y volviendo a intentarlo cada vez, hasta que al fin consigas conectar. Pocas personas lo logran a la primera, así que no desesperes, ve paso a paso, poco a poco y nunca te des por vencido, llegará un momento en que lo lograrás.
Para esta meditación básica se puede hacer de muchas maneras, aunque al principio lo recomendable es que lo hagas según se espera que se haga: en un lugar agradable, con música acorde, con ropa cómoda, en cierta posición…
Ojalá acompañado de otras personas, ya que está demostrado que cuando inicias, meditar acompañado es más agradable y te hace seguir el hilo. Si no puedes hacerlo en grupo, elige meditaciones guiadas. Yo aún las prefiero, porque me gustan algunas voces y eso hace que me concentre mucho mejor.
Recuerda que la meta es conseguir acallar tu mente de la bulla del día a día. Lograr escucharte a un nivel superior.

¿Y cómo se logra eso?

Cinco minutos meditando
Jaime meditando en el Vaticano

Como cualquier cosa en la vida: con practica, motivación y una meta clara.
Cuando lo tengas dominado te será mucho más fácil medita en cualquier momento del día. No te afectará el ruido, la gente, la música que suene o el lugar donde estés. Aprenderás que meditar no es de sectas, ni algo que puede hacer unos pocos.
Todos podemos, la cosa es aprender una técnica que nos funcione, y hoy en día existen un montón de ellas, así que simplemente es buscar una y hacerla tuya. Al menos eso es lo que yo he hecho 🙂
No te diré mentiras diciendo que ha sido sencillo, ni que siempre que quiero meditar lo logro. A veces me cuesta un poquito, pero otras veces lo logro a la primera.
Todo está en la intención y en saber qué es lo que se quiere lograr cuando se medita. 
Lo único que te puedo asegurar, es que meditar 5 minutos al día cambiará un montón tu percepción de las cosas, de las situaciones, de lo bueno o malo que te pase en cada momento.
Cuando sabes el camino, meditar será tan fácil como respirar.  Hay personas que logran el mismo resultado con una meditación de una hora o una de cinco minutos.
Cada persona es un mundo. Yo, depende de lo que necesite medito 5 minutos o 30. Lo dicho, [piopialo]debes buscar lo que te sirva y aplicarlo según tus necesidades y lo que realmente quieras. [/piopialo] 
Te dejo este audio/vídeo de una meditación guiada de cinco minutos, que te puede dar una idea de cómo hacerla o cómo buscar otras meditaciones que puedan ayudarte en este camino 🙂

Mucho ánimo y si quieres preguntarme algo, compartir tu experiencia, enviarme meditaciones bonitas para seguir, te leo en los comentarios 🙂 

6 comentarios

  1. Diana, que verdad!! si nos hubieran enseñado eso en la escuela otro gallo cantaría seguro.
    Ya sabes que yo soy fan de la interiorización, y ahora aprovecho mis viajes de metro para ello, y ayer me fuí a un bosque cercano al atardecer, fue una experiencia genial, cargando baterías! <3
    Meditar en el vaticano tiene que ser una pasada con la buena energía que se mueve por allí, por desgracia cuando lo visité no andaba yo en esta onda…
    Un besazo guapa y cuéntame cuando vengas para la capital!!
    Chu!!

    1. Siii cuando andas metido en este cuento ya ves las cosas con otros ojos. ¿Un atardecer en un parque cercano? Eso seguro antes era com:o «bueno, para hacer algo diferente…» Ahora lo verás de otra manera ya que lo disfrutas, lo vives, respiras, sientes… Eso a la final tu cuerpo, tu espíritu y sobre todo tu vida lo notará muchísimo…
      Claro que sí, hombre, ni más faltaba que te estaré contando cuando esté por esos lados…
      Un gran abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *