Aprovechando nuestro cambio de residencia y que en algunos hay opción de cocinar, hemos hecho varios y diferentes mercados donde hemos estado. No te preocupes, no te haré una lista del mercado, pero sí te contaré más o menos a dónde hemos ido y cómo hemos hecho en los diferentes lugares en los que hemos estado.
Tiendas de 7 ElevenEn Kuala Lumpur existen unas tiendas llamadas «7Eleven» son unas tiendas rápidas que, normalmente, tienen servicio 24 horas. Es un poco costoso, en comparación con un mercado o un súper, pero funciona bien para una emergencia. Nosotros lo hemos llegado a utilizar cuando salimos tarde y ya no queda otra que comprar allí. Lo bueno es que están en todas partes, así que no tienes pierde. Consigues casi cualquier cosa, pero también hay poca variedad. Así y todo te sirve para salir del apuro. Puedes recargar el móvil y en algunos puedes hasta sacar fotocopias, comprar medicamentos. No está nada mal, aunque a veces la persona que atiende habla poco inglés. No te sorprendas ocurre en casi todos los sitios de barrio. El inglés, aunque lo hablan muchas personas, no todo el mundo lo habla bien, así que toca defenderse con el lenguaje universal de la sonrisa y las señas 🙂
Así mismo, hay un súper, que es un poco más grandes con un nombre muy parecido a «99 market» (la verdad es que lo he olvidado, y aunque parezca raro en Internet no aparece información :(). Normalmente se encuentran en barrios, no son tan comunes, pero tienen de todo. Eso sí, menos verduras y frutas. Extraño, porque hasta zapatos encuentras. A veces en la nevera ves algunas cositas verdes y bandejas de carne, pero en pocas ocasiones. La ventaja es que fruterías hay muchas, así que no tendrás problema en encontrar frutas para consumir. Recuerda que estamos en el trópico, así que frutas hay una gran variedad, lo que es genial.
SupermercadoEn algunos barrios hay centros comerciales y en ellos sí que hay supermercados grandes donde encuentras hasta cosas importadas, sección de frutas, verduras, pescados, carnes, ropa, utensilios de cocina, en fin… Como nuestros grandes almacenes, tal cual. No hay mucha diferencia y aquí si aplica eso de: «una vez visto uno, visto todos«. Lo único diferente es que tal vez algunas marcas no son las mismas, pero a veces encuentras más de lo que encuentras en tu propio país. Por ejemplo, en España y en Colombia no había visto tanto Milo como lo he visto en Malasia. Es que es impresionante. En España cuando recién llegué, extrañaba mucho el Milo, porque no soportaba el famoso Cola Cao, me parecía tan, pero tan soso. Fuimos a un gran supermercado, donde habían cosas «importadas» y encontramos el famoso Milo. A los meses que se acabó, volvimos pero ya no tenían, cuando preguntamos nos dijeron que no sabían si volverían a traer. Así que ¿qué hice?: buscar otras marcas, hasta que encontré un intermedio entre Milo y el Cola Cao.
SupermercadoEn Malasia Milo lo hay por kilos, es impresionante y en todas las presentaciones: en polvo, en cereal, liquido (en lata, en caja), en helado, en chocolates, en dulces… Te lo ofrecen hasta con los jugos. Es alucinante. Puede parecer una bobada, pero no lo es. Yo lo noté con este producto, seguro tú lo notarás con otros. La cerveza por aquí se consigue, pero es «costosa», porque es un país musulmán, así que no está permitido  beber alcohol, pero para los turistas o aquellos que no son musulmanes pueden hacerlo sin problema, aunque creo que no en la calle. Hay lugares donde la venden, pero no te sorprendas ni te quejes de lo «costosa» que es. No sé por qué la gente se queja cuando sabe que va a un país musulmán ¿qué esperas, que te la den con la comida? pues no. Si esperas eso, bájate de esa nube.
Y si en el 7Eleven o en los supermercados puedes tener problemas para encontrar alguien que te hable inglés, ni te imaginas lo que es ir a una frutería de barrio. Ese es un paseo. Hablan lo básico y eso. Lo bueno es que siempre tienen una gran calculadora y muy buena actitud, así que no tiene pierde el asunto. Sin embargo, aunque «barato» me parece que la fruta es costosa por allí. En España es muy cara y no hay tanta variedad, en Colombia ya casi ni lo recuerdo, pero en Malasia sí que me pareció un tris costosa. Además teniendo en cuenta que se ve tanto y que no tienen que importarla. Pero así y todo no es algo que no se pueda pagar y que te sientas robado, para nada. Debe ser que he perdido la proporción de las cosas 🙂
El famoso café colombiano¿Qué más te puedo contar sobre este tema? la verdad es que no se me ocurre más. Salvo darte unas pequeñas cifras que te pueden orientar (o desorientar, quien sabe):
– Una botella de agua de 500ml, te puede costar: 0,38€
– Recargas del móvil para Internet nos costaba 5€ a la semana por 1GB y funcionaba bastante bien
– Un mercado típico nuestro de una semana que podía contener :
– De tomar (yogourt, agua, jugos)
– Cereal,
– Mecato (papitas, galletas),
– Frutas (bananos, naranjas, limones),
– Verduras (zanahoria, papa, habichuelas).
Pasando la compraLo máximo que llegamos a pagar fueron 10,08€
– Cosas de aseo: Jabón, Shampoo, crema dental, jabón de la lavadora. Al rededor de 10€ y estas cosas duran un montón de tiempo.
No puedo darte cifras más exactas, pues uno tengo memoria de pollito y dos ya he votado los recibos y aunque llevo un registro, es de datos totales. Prometo tomar nota de datos más generales para los próximos países a los que vayamos. Tal vez te pueda servir de referencia o darte una idea, igual si se te ocurre algún producto que quieras saber el precio en el lugar en el que estoy, me avisas y lo averiguo.
Si tienes alguna pregunta, corrección que hacer, sugerencia, comentario o simplemente saludarme, ya sabes lo que tienes que hacer 🙂
Gracias por comentar

4 comentarios

  1. Washington también estaba lleno de 7-Eleven, era como uno en cada esquina y era lo único que uno iba a encontrar abierto a las 2 de la mañana.
    Me acabas de dar una idea para un post del mismo tipo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.