El acoso por internet es más común de lo que imaginamos. El asunto es que no lo tenemos en cuenta hasta que no nos pasa algo a nosotros o a alguien cercano.

Resulta que justo esta mañana (13 de abril del 2021) al despertar he visto que una persona ha decidido amenazarme a mí y a mi ex pareja con arruinar nuestra reputación a base de mentiras.

Me pareció importante hablar de esta situación públicamente para prevenir que le suceda a más personas.

Amenaza por Internet

Por eso decidí visibilizar los extremos a los que están dispuestos a llegar algunos estafadores para encubrir sus malas prácticas y eliminar todo rastro de críticas y testimonios desfavorables.

Y es que resulta que ahora para limpiar tu nombre, cuando alguien habla mal de ti en la red, en vez de mejorar tus servicios, hacer las cosas bien, lo que se hace es contratar a un pandilla virtual para que difame al dueño del sitio.

He recibido mensajes privados de un señor mexicano a través de las fanpages de Hablando de Sexo y Traviajar, así como mi perfil personal en FB. También me contactó por el mail de mi web personal. En ambos casos suplanta una identidad ajena para emitir sus amenazas.

Mensaje Amenaza

Todo ello surge a raíz de los testimonios que varios usuarios dejaron en 2009 en un foro que antes gestionaba junto a mi ex pareja… A quien, por cierto, ha acosado todavía más duramente que a mí.

A él intentaron tacharle de maltratador y violador de niños, para lo cual adjunta una imagen de un niño con moratones al que le tacha los ojos en un montaje junto a fotos de mi ex.

¿Acaso utilizar la imagen de niños para este tipo de mensajes ya no es un delito de por sí?

En otro mensaje, incluso dice que es el hijo de su ex pareja (curioso, cuando nunca tuvimos hijos).

Lo que no se muestra en estos mensajes es que este sujeto se ha dedicado a contactar individualmente a cualquier persona relacionada con mi ex para presionarle. Escribió a muchos de sus familiares, amigos y conocidos.

A mí me amenaza con «hacerme famosa en Cali», supongo que contando mentiras del mismo calibre. En fin…

Ya hemos reportado el asunto a las autoridades pertinentes para que investiguen y tomen las acciones legales que correspondan.
El asunto es que si alguna vez te encuentras en una situación semejante, los pasos que deberías tener en cuenta son los siguientes:

1) IMPORTANTE: NO respondas a los mensajes de acoso que recibas.

Procura NO descargar ningún archivo ni TAMPOCO clicar enlaces. Jamás cedas a sus demandas.

Mantén la calma y no escondas ni elimines nada de lo que recibas.

¡Y cuéntaselo inmediatamente a cualquier tercera persona afectada! Si no recibió acoso por su lado todavía, le estás dando una ventaja táctica.

2) Saca capturas de pantalla de todo lo que recibas y ponte en contacto con la unidad de Policía Cibernética (o Informática, según tu país).

Adjunta las capturas en tu denuncia como prueba gráfica del delito. Sabrán orientarte mejor y tienen competencia para solicitar la eliminación de las publicaciones fraudulentas que te puedan dañar.

Hecho esto, si lo deseas, reporta la cuenta que emite las amenazas a los responsables de la red social donde las recibas. Todas las redes sociales tienen esta opción.

3) Informa a tu entorno de esta situación y aporta tus pruebas.

Habla personalmente con tus allegados y pide su ayuda para parar el desprestigio.

A menudo creemos que optar por el silencio y bloquear o eliminar cuentas es la mejor solución, pero así solamente conseguimos que se puedan ensañar con nosotros y no podamos defendernos.

Espero no tener que hablar más sobre este asunto, pero de ser el caso te estaré contando por aquí los avances que tenga al respecto.

Ahora cuéntame en los comentarios ¿Has recibido acoso por Internet? ¿Qué has hecho en estos casos? ¿Qué consejo me darías?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.