Ayer debía ser un día de fiesta, celebración, música y alegría ya que se celebraba el día del Apóstol Santiago. Cientos de personas estaban ya en la Plaza de Obradoiro listos para ver los fuegos más espectaculares y pasar una semana alegre llena de colorido. Sin embargo, se ha convertido en un día gris para miles de personas, no solamente para los 218 pasajeros, sino también para sus familiares, conocidos, amigos y así mismo para las personas que han ayudado entre vecinos; medios de comunicación; policías; bomberos, Gobierno; etc. Un día que ha dejado múltiples pérdidas; corazones rotos; tristeza e incertidumbre para muchas personas.

Galicia de Luto
Héroes en Galicia

Es increíble ver como de un segundo a otro la vida puede cambiar de tal manera. Tan cierto es esa frase: “El aleteo de las alas de una mariposa hoy en Japón, puede provocar mañana un huracán en Nueva York”.
No hay palabras para describir tanto dolor que se siente el día de hoy, a pesar de que hay algo de sol, el día es triste. Hay una especie de silencio contenido, una pesadez en el interior, un dolor que no se puede describir. Es un día triste y aunque gracias a Dios no hay amigos, conocidos o familia entre las víctimas, no deja de sentirse la tristeza por la pérdida. Es un día triste y no nos queda otra que enviar amor, luz y mucha fuerza para que los afectados directos e indirectos encuentren el camino para superar el duro trance que la vida les ha puesto en este momento.
Para aquellos que no saben lo que ha pasado en esta pequeña región de España, les dejo algunas imágenes de lo que muestran los medios de comunicación y les recomiendo visitar uno de los periódicos más importantes de la Región La voz de Galicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *