Así es, hoy oficialmente a las 11h 5m hora oficial peninsular, se acaba el verano en el hemisferio Norte. Para muchos, con esto llega a su fin la estación preferida, por el sol, mar, días largos, vacaciones… Sin embargo, para mí, inicia una de las estaciones que más me gusta: el otoño. Que les puedo decir, yo disfruto más de los días fríos, grises, y hasta lluviosos. El color del cambio en la naturaleza, la caída de las hojas… Todo esto es un espectáculo que he aprendido a disfrutar y no dejo de maravillarme aún de ello.
Sobre el verano hay poco que contar, tuve mucho trabajo y fue bastante normal para mí. No salimos de viaje, pues es una época donde mucha gente está de vacaciones, todo es temporada alta. Las playas están a rebozar a toda hora y eso a mi me satura sobre manera, aunque viajar es mucho “más fácil” porque vas ligero de equipaje, yo la verdad no puedo con el calor agobiante, así que prefiero quedarme en Galicia que en verano es un paraíso.

Sin embargo, nos desquitaremos viajando en los próximos meses. Nuestras primeras ciudades, en octubre, serán Santander y Bilbao. En noviembre estaremos dos veces en Madrid por diferentes motivos y diciembre aún no lo definimos, pero lo que es cierto es que no será Suiza este año, aunque los planes pueden cambiar. Tampoco será Colombia, para mi pesar y Polonia, donde nos están invitando nuestros queridos amigos Mario y Ewa, sigue siendo un misterio. Pues no es fácil viajar a este país en esa época del año y todo está muy costoso. Así que por ahora, ¿dónde pasaremos Navidad y año nuevo? es todo un misterio. Pero en definitiva cualquier cosa puede pasar…
Pero de eso hablaremos cuando las cosas se vayan danto. Por ahora damos por finalizada la época calorosa del año, las minifaldas, los escotes, las chanclas y los babosos que no paran de ver a las chicas que muestran pierna y pasamos a darle la bienvenida durante 89 días 20 horas, a los vientos fríos, a los colores hermosos de los arboles, a la caída de las hojas y andar más abrigados en la calle… Ahhh lo único malo, es que también empiezan a reducirse los días :(, pero bueno, no todo puede ser perfecto 🙂

 

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.