Y es totalmente cierto en estos lugares puedes encontrar de todo, desde la cosa más insólita y mínima, hasta cosas realmente increíbles y útiles, fue espectacular estar allí dan ganas de comprar muchas cosas…
Pero también es cierto que soy una mala compradora, ya que no tengo debilidad de adquirir cosas inútiles, me gusta ver pero sí no es para regalar o algo que realmente necesito no compro nada, soy como rara, así es la vida 😉

Mercadillo en Bruselas

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.