Por nuestra casa están en obras desde hace un par de meses, han levantado todo el andén tanto de nuestro lado como el de enfrente.
A pesar del polvo, el ruido y el no poder transitar bien por las calles y obviamente el andén, esta semana, para rematar, les ha dado por trabajar toda la madrugada con maquinaria pesada.
La ironía es que a la 1, 2… 6 am están dándole al taladro, la aplanadora y demás equipos que hacen vibrar el piso, pero de 12:30 a 4:30 pm la calle es un silencio total ¿será justo eso?
Ellos si pueden tener su siesta en paz y nosotros debemos dormir mal por su trabajo “nocturno”, es una mierda la verdad. Esta situación me tiene los pelos de punta y me está haciendo pasar una mala semana, pues no poder dormir bien es una tortura para mi, sin contarles los problemas que hemos tenido con la calefacción gracias a estos “arreglos”.
Por lo menos este fin de semana iremos a un evento en Madrid, tocará rezar para que la semana siguiente vuelva todo a la “normalidad”, sino quedará poco de mi ;(

4 comentarios

  1. Hola guapa!! pues es una pena que no respeten el sueño de los demás, aunque quizá lo hagan para que no haya atascos o cosas así. A saber, lo único es que el pato siempre lo pagan los mismos. Besos!!

    1. Jajaja Marito ni idea, pero esto está muy aburridor así, anoche sola casi que no me duermo, ese zumbido toda la madrugada no ayuda para nada y ese Chapulín ve tú a saber dónde andará porque por aquí por más que se invoque no aparece :S

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *