En mi época de juventud, donde no había Twitter, Facebook, MSN y mucho menos teléfonos móviles o internet en casa, existían los chismografos.
Una vez al año, circulaban entre los grupos de estudiantes unos cuadernos que pretendían conocer un poco más a las personas que formaban parte de nuestro grupo de amigos.

Recuerdo que era emocionante realizar las preguntas, algunas ingenuas y otras llenas de “malicia”.
Claro que la malicia de ese entonces nada Cuadernotenía que ver con lo que es hoy en día.
Así las cosas después de pensar varios días en las preguntas e imaginar cómo ibas uno a hacer para que ese cuaderno malicioso llegará a aquella persona que más te interesaba, era el momento de diligenciar y ver si tú podías ser tan honesta como pretendías que lo fueran los demás.
Preguntándole a mi pareja, me dice que no recuerda haber llenado nada de eso. Una pena.
Yo recuerdo haber sido la creadora de uno o do,s y haber llenado más de eso.
El chiste consistía en lograr que muchas personas llenarán el cuadernito, pero eso si no cualquier persona, sino un grupo selecto que a ti te apeteciera.
Claro que no faltaba el metido que resultaba llenando el chismografo sin ser invitado.
Les contaré en qué consistía el “juego”, por si te animas a hacerlo, aunque claro, en la actualidad donde todo es digital las cosas se hacen de otra manera, así y todo, sígueme la idea:
1. Comprar un cuaderno de 50 hojas (el de 100 era demasiado).
Eso nos da entre 50 y 100 preguntas, dependiendo de cómo llenaras el cuaderno.
2. Arriba de cada hoja del cuaderno se escriben las preguntas empezando por:

  • nombre,
  • luego normalmente se continuando con “edad”,
  • color preferido,
  • tienes novia,
  • te gusta alguien del salón,
  • has besado alguna vez,
  • y cosas por ese estilo.

3. La persona dueña del chismografo debía diligenciar la primera casilla y luego hacer que tus amigas más cercanas lo hagan también.
4. Después de esto viene el mercadeo, lo que consiste en hacer que tus amigas le pasen el chismografo a otras personas, hasta llenarlo totalmente (eso da para unas 18 o 22 personas).
Cuadernos5. Después de que no había espacio para más, llegaba el momento de leer lo que los otros habían escrito.
Era genial porque te dabas cuenta 1)que conocías mucho a la persona, también te alegrabas por las cosas nuevas que descubrías y te entristecías por otras y también te enojabas con aquellos que sabotearon el “juego”.
6. Pero lo mejor de todo era luego tratar de guardar y atesorar este cuaderno, que después de finalizado, se convierte en la cosa más apetecida por todos los que querían saber qué había allí.
No recuerdo muy bien qué edad tenía cuando llené el último, pero lo que sí recuerdo es que disfrutaba mucho haciéndolos y conociendo un poco más a mis amigos de ese entonces.
Cualquier parecido con alguna red social de hoy en día es pura coincidencia…
Aunque confieso que para mí era el Facebook de nuestra época y también que no he perdido la costumbre, porque, actualizando este post que hice en 2010, les cuento en el 2017 empecé un grupo en Facebook donde hago preguntas cada día en temas de sexo y relaciones y es genial.
Al 2021 estamos a punto de llegar a mil preguntas, y eso es mucho que contar y compartir 🙂
¿Recuerdas los chismografos? ¿Llenaste alguno? ¿Hiciste tú misma alguno para compartir?

13 comentarios

  1. ;D La verdad nunca hice un cuaderno, pues no se prefería leer los chismes de los demás y pasarlo aunque a veces si escribía jajajajaja, y al final del chismo-grafo venia un juego no se si se acuerdan era con códigos binarios y bana unas cosas lo que uno se inventaba de puro desocupe XD!!!!!

  2. Amigas de mi generación, esto me hace sentir genial, pues no estoy tan vieja 😉
    Aunque el hecho de que mi madre también allá participado en los chismografos me hace pensar :S jajaja
    Me alegro que hayan hecho un viaje al pasado conmigo, ha sido genial 🙂

  3. Super! Lo recuerdo super bien, es más, seguro que si me pongo a buscar entre la biblitoeca y cuadernos viejos encontraré por lo menos un cuaderillo de estos.

  4. Uy Diana…. que viaje al vagón de los recuerdos.. es cierto… el famoso chismografo era nuestra red social… yo también me dediqué a hacer las preguntas… me gocé esas respuestas… y me reía mucho con mis amigos…
    ;D
    Gracias por recordarme nuestro primitivo facebook… jejejejeje

  5. No sabìa que eso se llamarà asì, si recuerdo haber contestado y hecho esas preguntas a las amigas y nos divertiamos mucho con las respuestas pero no me acuerod que alguien guardara esas respuestas, muy chevere.

  6. Es cierto lo que dice Diana, muy cierto, pero lo que dice Celeste le gana a todo, el dinero $$$ es el mayor problema, si no alcanzo a cambiar mi cel que se mojó menos a comprar un e.book o un ipad :S

    1. huy carolina se la fumo, jajaja esta davivienda, eso esta en otro post de diana, jajaja aquí es del chismografo el primitivo facebook, twitter etc. sigan en estudio #ricardojorge ;D

      1. AHHH!!! No fue mi intensión! ni idea que paso ahi… me equivoque… en el otro publicaria el comentario que queria colocar aqui? jajajajaj pido disculpas :S

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.