España ha ganado la copa más deseada del fútbol. Muchos lloraron de alegría, otros por perder después de tenerla tan cerca, pero así es la vida y el juego principalmente.
Aunque este no fue un partidazo, a no ser que tengamos en cuenta el estrés que causa que no metieran un gol, para mi el mejor partió fue ayer (Uruguay – Alemania) lleno de goles, como debe ser una final.
Sin embargo,  para mejorar la cosa el papacito de Casillas (arquero de la selección España)  hizo su gran jugada y nos regalo el momentazo, aunque sea fuera de la cancha 🙂
Es así como tenemos la noticia del momento y el beso del mundial más esperado y visto de la noche.
Es que no se puede negar, a la final todos somos unos enamorados frustrados 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *