En algún momento de nuestras vidas, las cifras se convierten en algo importante para tener en cuenta, por ejemplo cuando estamos estudiando es importante ser un buen estudiante, ¿por qué? o ¿para qué?, sencillo para ganar becas, para humillar a los que no saben o sencillamente para no estar en el grupo de mediocres o malos estudiantes que abundan en estos lugares.
Obviamente no todos están en este grupo, pero en mi época sí era importante ser buena estudiante, sacar buenas notas y ganar una que otra beca cuando acababa el año, la cosa se volvía complicada porque habían personas competitivas y yo la verdad es que no lo era tanto. Me gustaba ser buena, pero sin matarme tanto, estrictamente lo necesario, pues no me gustaba echar en cara mis buenas notas, ni humillar o pordebajear a las personas con ello.
[piopialo vcboxed=»1″]Desde ese momento aprendí que las cifras para algunas personas son muy importantes.[/piopialo]
CifrasQué me dicen del peso: yo tuve compañeras en el colegio, de 14 o 15 años, con problemas de “sobrepeso” “supuestamente”. Los padres eran obsesivos y querían que sus hijas fueran más delgadas, cuando su contextura era otra.
Sin embargo, esa obsesión hacia que las chicas se pusieran depresivas lo que ocasionaba que comieran más (a escondidas) y desde luego que engordaran como sus padres no querían. Así las cosas era un circulo vicioso, pero el tema del peso era algo que yo no entendía muy bien.
Mi madre fue muy delgada toda la vida, hasta el tercer hijo, donde ya se engordó y no pudo volver a tener su figura, pero nunca la he visto amargada o triste por ello, por el contrario es una persona muy feliz y aunque estoy segura que le gustaría volver a ser delgada, no se mata con absurdas dietas, por el contrario hace ejercicio e intenta mantenerse sana, sin mucho esfuerzo, porque a la final eso es lo que realmente importa, estar bien con uno mismo.
Así que la importancia excesiva por las cifras respecto al peso me parece un poco exageradas y es algo que realmente no comparto. Una cosa es estar preocupado por el tema de la salud y otra por la estética y el qué dirán.
A medida que crecemos las cifras van cobrando importancia: cuánto ganamos, cuánto gastamos, pero sobre todo cuánto necesitamos para sobrevivir lejos de casa, esa es la preocupación de todos: ser capaces de sostenernos y mantenernos sin necesidad del hotel mamá y sin tener que buscar a nuestros padres para que nos saquen de apuros, por el contrario, buscando siempre la manera de ayudarlos y devolver un poco todo lo que ellos han hecho por nosotros, cosa más complicada y difícil, pero muchos logran conseguirlo y esa es una meta que creó varias personas tenemos.
Con respecto a los blogs, foros y los diferentes sitios de Internet, cuando tienes uno, el tema importante es cuántas visitas recibes al mes, cuántos comentarios hacen a tus escritos, cuántas personas hay participando…
En fin, cifras y más cifras que por más que quieras nunca se acaban y en muchas ocasiones terminan gobernando tu vida, así no lo quieras ya que vives pendiente de cuánto ganas, cuánto pesas, cuánto gastas, cuántas visitas tiene tú sitio, cuánto tiempo ha pasado desde que estás lejos de casa, cuánto han crecido tus hermanos, cuándo fue la última vez que tuviste una relación seria, cuándo fue la última vez que tuviste buen sexo, en fin, cifras y muchos cuánto, cuánto y cuánto…
Como conclusión las cifras importan, y mucho, así digas que no te fijas en ello. Si te pones a pensar seguro hoy domingo has pensado cuánto tiempo has perdido haciendo locha y todo lo que tienes que hacer mañana en el trabajo, en el estudio, con tú pareja, con tú vida, porque siempre nos preocupamos por cuánto tiempo o dinero invertimos en algo, así sea descansando…
Feliz inicio de semana 🙂

2 comentarios

  1. pues es verdad, aunque me parece que ya se preocupan más los jóvenes, al fin que son ellos los que viven una carrera contra reloj, yo, en este momento, miro, pero no me preocupo, trato de no preocuparme mucho,,si sé que me duele la cabeza, entonces evito las preocupaciones, más sin son por dinero, menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.