Que conste que este no era el objetivo de la foto, pero justo paso por ahí, debo decir que estaba mejor que como quedó aquí, pobre Jaime, pero en Compostela los chicos lindos como que andan escondidos, así que toca aprovechar cuando viajamos 😉

Disfrutando de Kotor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *