¿Qué tendrán que ver los anillos pene o los huevos masturbadores con el teatro? Si te lo preguntas, vengo a darte la respuesta. 

En julio de 2017 asistí con Sergio a una obra de teatro que nos hizo mucha gracia ya solo por el nombre: Todo sobre mi pene. Su propuesta era enseñarte todo lo que siempre quisiste saber y nunca te atreviste a preguntar… Sobre el pene, claro está.

Sonaba a una especie de contrapunto de los monólogos de la vagina, y cuando nos acercamos esa noche al teatro Eixample de Barcelona, descubrimos algo totalmente distinto a lo que esperábamos. 

En esa obra actuaban principalmente tres personas: dos hombres y una mujer. En la interpretación que nosotros vimos, fueron Adrià Olay, Angela Monge y Josep María Riera los cabezas de cartel. ¡Y qué gran interpretación! 

Salimos muertos de risa. En especial con el fragmento de subir a alguien del público al escenario, porque casual de casuales, le tocó subir a Sergio. La jugada les salió redonda cuando, al preguntarle sobre su trabajo, él dijo sin cortarse que tenemos un blog de sexo y escribimos sobre el tema. 

Si no recuerdo mal, cuando subieron a Sergio al escenario, los actores estaban haciendo un número parecido a una sex shop en vivo, estilo teletienda de altas horas de la noche. Donde mostraban productos y sacaban cuento y chiste de cada cosa. 

Adrià en ese momento imitaba con mucho acierto a una persona amanerada y con acento andaluz cerrado… Y no te imaginas las risas cuando le preguntó a Sergio si sabía lo que es un “corrin” y Sergio más perdido que un buzo en el desierto. 

Así como te lo escribo lo pronunciaba el actor en su papel. Un corrin. No podíamos de la risa escuchando a Adrià decir la palabra y a Sergio con cara de “¿qué coño me preguntas?” y cada vez más rojo, el público ríe que ríe… Y Adrià sacó de su talego un anillo para el pene (que en inglés se llaman cock rings) para rematar el chiste. 

¡Perdimos el aliento de las risas! 

Tan divertido y ameno fue el espectáculo que después nos quedamos hablando un par de horas con los actores, tomando unas copas y hasta a su casa nos invitaron para seguirla. Todavía, hoy en día, nos seguimos en Instagram y hablamos de vez en cuando con ellos (por cierto, si leéis esto, muchas gracias por una velada tan interesante y divertida). 

Además a Sergio, por haber subido al escenario, le regalaron un huevo masturbador, un anillo para el pene y otras cuantas cositas más. Creo que se lo regalaban a todos los voluntarios para subir en cada función, y eso me alegra mucho, porque estamos saturados de ver juguetes para las mujeres, pero muchos hombres desconoces que hay varios productos divertidos para ellos. 

En cierta medida, que los chicos usen implementos y juguetes eróticos está menos extendido, aunque parezca cuento chino. Pero oye, yo opino que no está de más condimentar un poco los momentos íntimos, ¡ya sean a solas o con tu pareja!

Y desde ese momento en el Eixample con tres cracks de la comedia española, le prestamos más atención al teatro y a sus posibilidades para educar y divertir a la vez. 

¿Qué opinas de esta historia? ¿Tienes alguna anécdota similar? 

Te leo en comentarios. =)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.