La idea de ir a Siem Reap o Siem Riep no es otra que visitar los Templos de AngkorNo es algo que estaba planeado, no es un sueño por cumplir ni nada de eso. Simplemente resultó cuando buscábamos tiquetes para dónde seguir tras nuestro viaje en Indonesia. Ahí nos dimos cuenta que hay mucho por hacer en Angor Wat y decidimos irnos para Camboya. Como ya leíste, pasamos un par de días en la Capital: Phnom Penh y tras estar todo una mañana chupando sol, nos hemos montado en un bus que nos llevaría rumbo a Siem Reap.
Los buses de camino a Siem ReapEl viaje son unas 8 horas, se hacen dos paradas en el camino. Las carreteras tienen mucha vida. No recuerdo haber visto mucho terreno vacío, normalmente siempre habían casas, construcciones o personas durante casi todo el viaje. Al menos los trayectos en los que estuve despierta, pues al ser un viaje tan largo tuve tiempo de escuchar podcasts, leer y hasta dormir. El camino no es que sea el mejor del mundo, pero al menos es plano todo el trayecto, lo que particularmente me parece una gran ventaja. Porque esas mismas horas hay de Bogotá a Sevilla pero el trayecto, aunque en carretera mucho mejor, es mortal. Por aquello de tantas curvas y montañas 🙂
Debo decirles que por lo menos compramos cosas pa picar, porque los paraderos ofrecían comida que no era muy apetecible, salvo algún mango o platanitos fritos. De resto eran insectos y una comida con mucha carne (que no se veía apetitosa). Los baños fueron otro cuento, pero al menos habían y no diré nada más al respecto 😀

La llegada a Siem Reap

Un pueblo de camino a Siem ReapAl llegar a Siem Reap, ya eran más de las 10:30pm. El terminal de autobuses (si es que se puede llamar así), era una especie de parqueadero. Al bajarnos, hay muchos Tuk Tuk ofreciendo llevarte a tu destino. Nosotros nos íbamos a quedar en un lugar en las afueras, a unos 4 kilómetros de dónde estábamos y dónde está la parte turística (donde se quedan los mochileros). Así que los señores nos cobraban 10USD por llevarnos, yo le dije a Jaime que más de 4 no pagáramos (Parece que allí tengo una fijación con ese número, pero en fin, ese era mi límite). El tema es que no se bajaron de 6 y cuando no nos fuimos con ellos, uno se puso muy bravo y empezó a insultarnos. Fue un momento maluco, pero como yo soy una fresca lo mire, sonreí y me fui como si nada.
Jaime estaba que se devolvía para que nos llevarán, el sitio estaba oscuro, era de noche y no se veía nada. Sin embargo, yo le decía que nos fuéramos caminando, la noche estaba bonita, veníamos descansados, teníamos GPS ¿Cuál era el problema? Además, irnos con esos tipos todos mal encarados, pues no. Así que lo convencí y seguimos el camino. A penas entramos en la carretera se nos acerca un señor, diciendo que nos conseguía un Tuk Tuk por 5USD, tras una buena y larga discusión, al final nos lo dejó por 4USD, el conductor no hablaba nada de inglés, pero nos ha dejado en nuestro hotel y muy simpático se fue sonriendo con sus 4 dólares 🙂

Consejo o Tip

La niña que le encanta posar El consejo aquí, es tener buena actitud. Mucha paciencia y sobre todo no dejársela montar por la cara de los tipos estos y por lo que te digan. Ellos quieren abusar porque tu eres turista y como tal, se supone que, tienes mucho dinero para gastar. [piopialo]De ti depende que no te tumben, aunque eso sí, intenta ser justo. Ahí creo que está el truco.[/piopialo]
Mi racionamiento era este: si en la capital, que se supone todo es más costoso, pagamos 4USD porque nos llevaran de tour por dos horas ¿Por qué íbamos a pagar 6USD por un trayecto de 4 kilómetros a un lugar en el que estaríamos en 10Minutos? No sé si es la reflexión más acertada, pero en este viaje me funcionó bastante bien y como a Jaime no le gusta negociar, pues esa era mi tarea. Además como la gente no habla inglés, él tiende a sentirse bloqueado, en cambio yo mezclo inglés, español, carreta y obtengo lo que necesito 😀

Hotel en Siem Reap

Hotel en Siem ReapComo te habrás dado cuenta, nosotros no buscamos una cama dónde dormir, buscamos una oficina, por eso no nos quedamos en los lugares turísticos o donde se quedan los mochileros. Normalmente son habitaciones compartidas, camas incomodas, sitios pequeños. Lugares para dormir y guardar las cosas, ya que estarán todo el tiempo fuera. Nosotros estamos más dentro que fuera, por eso necesitamos un lugar cómodo para estar, donde podamos trabajar, que tenga todos los servicios y sobre todo buen Internet. Las cosas que tiene Traviajar 🙂
Nuestro hotel era bastante cómodo, la habitación era amplia, tenía escritorio, nevera, televisión (que nunca prendimos), baño. Además contaba con una buena sala de estar (donde trabajamos más de una noche), piscina en la terraza, que aunque pequeña estaba bastante bien para estar en las tardes. Jaime tenía caldo de ojo y yo disfrutaba del agua, del sol y de estar trabajando al aire libre. Además contaba con cocina (restaurante), que aunque no tenían platos muy económicos, la comida era bastante rica. Lo que era un plus. En ese pequeño paraíso estuvimos durante 10 días.

Organizando la visita a los templos de Angkor

Llegamos un domingo en la noche, así que decidimos descansar e ir a los templos el miércoles siguiente. Mientras tanto conoceríamos la ciudad y nos aclimataríamos al lugar. Porque eso tienen los cambios, es necesario acomodarse a ellos para poder adquirir una rutina y que todo siga fluyendo. Además, teníamos mucho trabajo y era necesario ponernos al día para así disfrutar los días que tomáramos conociendo este hermoso lugar.
Ya les contaré lo que aprendimos durante estos días: qué tal fueron los templos, cómo la pasamos y sobre todo qué hicimos. Además que está vez he sido yo la que ha ido al médico, así que ya te contaré lo que ha sido esta experiencia.

[su_box title=»Participa:» style=»noise» box_color=»#f6bec1″ radius=»10″]Cuéntame ¿Cómo harías para negociar con los Tuk Tuk? ¿Crees que estoy utilizando un buen mecanismo o debería buscar otra fórmula? [/su_box]
Comenta pliss

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *