Bueno ayer fue un día muy interesante, estuvimos en el toque (presentación) de Julio César el integrante del grupo de Coronel, en el bar Bucci al norte de Bogotá, fue algo muy chévere, pues yo desde el principio tenía muchas ganas de ir a una presentación de estas, pero en está ocasión  a diferencia de las demás, cada integrante se presentaba solo. Teniendo en cuenta que el que más nos gusta (a Jaime y a mí) es Julio, decidimos ir a apoyarlo, además para colaborar con esta  noble causa donde él va a adoptar a un niño que ha sido victima de las minas antipersonas. Muy bonito y es algo que nos toca a todos los colombianos (al menos eso creo).

En la entrada las Dianas con Coronel

Cuando salí de la oficina convenci a mi compañera Diana, para que nos acompañara, ella no es muy buena televidente de este programa, pero al no haber mejor plan para este día decidio acompañarnos. Así pues nos fuimos a eso de las 6 de la tarde a buscar el bar y hacer cola para entrar al espectaculo, para nuestra sorpresa no había mucha gente y solo estabamos nosotros por un momento hasta que llegaron 4 personas más entre los que se encuentran 2 buenos habladores y creyentes del talento de Julio, así que hicimos combo y empezamos a intercambiar comentarios, hasta que llegaron las camaras de RCN a entrevistarnos, espero que no muestren esa parte, porque me da pena de solo recordarlo, pero bueno eso no es todo…..

Cuando al fin ingresamos al bar nos ubicamos en la barra Diana, Jaime, Oscar, Marcela (nuevos amigos) y yo. Nos hicimos nuestro ambiente y la pasamos delicioso, nos reimos, bailamos, gritamos y disfrutamos de este buen show, el muchacho si que tiene talento y nos lo demostro con su baile, al que lo acompañaron 3 amigos mas, y su buena voz, que no solo canta regetton, sino tambien baladas y rap. Un buen plan para un aburrido miercoles en la noche, además zanahorio y no tan caro.

Ahhh pero no les he contado todo, en este grupo tambien incluimos a dos queridas jovencitas, una de las cuales animamos para bailar en la barra donde Julio estaba regalando a la que mejor se moviera una botella de aguardiente, le hicimos la súp
er barra y quedamos entre las tres mejores (mejor dicho ella quedo), y nos regalaron una caneca de aguardiente antioqueño, que nos tomamos todos en menos de 15 minutos, mejor dicho terminamos super bien la noche, ¿que mejor que tomar sin pagar nada?
En resumen de este momento quedan buenos conocidos, y un rato inolvidable que pasamos, donde dimos demasiada lora, pero como nadie nos conoce, pues ¿qué mas da?……
Gracias a Oscar y Marcela por enviarnos estas dos fotos, que logramos gracias a nuestra poca verguenza y ganas de posar junto a estos lindos morenos.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.