En esta época del año, gracias a los calores intensos que se viven en muchas partes y sobre todo en muchas ocasiones gracias a la irresponsabilidad de los humanos (directa o indirectamente), hacen una combinación mortal para la naturaleza que a la final es la más afectada por este mal que acecha en la época de verano.
Cada estación tiene sus riesgos, en invierno son las lluvias intensas que causan inundaciones, que también acompañada con la suciedad que vamos dejando en las calles, las alcantarillas se tapan y los perjudicados son los más necesitados, como siempre y muchas veces esto se puede evitar si somos más conscientes y responsables con nuestro medio ambiente.
Claro que no siempre podemos echarle la culpa al hombre de este mal. Pues a veces simplemente es una reacción de la naturaleza, ya que con las fuertes temperaturas, los campos no pueden generar la suficiente humedad que requieren, por lo que empiezan a resecarse las plantas y provocan la emisión en la atmósfera de etileno, un compuesto químico presente en la vegetación y altamente combustible. Lo que Hace que tanto las plantas como el aire que las rodea se vuelven fácilmente inflamables, con lo que el riesgo de incendio se multiplica. La posibilidad de que una simple chispa provoque un incendio se vuelven significativa.
Así que un fuerte viento, más calor, más basura en el campo o simplemente el roce de unas piedras, puede crear la chispa suficiente para que todo se queme.
En lo que llevamos de siglo XXI la tendencia se mantiene y así, en 2004, y según datos del Ministerio de Medio Ambiente, los conatos de incendio (incendios de menos de 1 hectárea) fueron 14.109 y como incendios mayores se contabilizaron 7.267. Ardieron 56.147 hectáreas de superficie arbolada y 72.856 de superficie forestal no arbolada (matorral, monte bajo y herbácea). A la vista de estos datos es necesario recordar que el 95% de estos incendios son originados por la actividad del ser humano.
En el 2010, Galicia vivió 12 días de trágicos incendios. 1.970 incendios han llenado de llamas los montes gallegos desde el 3 de agosto en la mayor orgía de fuego que se recuerda concentrada en tan pocas jornadas.*
Ayer no más cuando nos levantamos presenciamos cerca a la casa una gran quema y este es solo uno de los muchos que ya se empiezan a ver y a escuchar por las cercanías, pues el verano apenas empieza y se dice que será uno de los más calurosos.

2 comentarios

  1. Que triste… :'(
    No entiendo cómo es posible que alguien pueda ocasionar un incendio de tal magnitud, así sea indirectamente… la naturaleza es para respetarla así como a los animales. No veo posible que un incendio inicie solito, sin intervención humana, si fuera así, como estarían entonces los bosques en otros paises y reservas que aún existen?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.